Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


0000-00-00 00:00:00
Mi nombre es Juan Carlos, ya había contado como me había cogido a mi hermana menor de 13 años Jessica, y ya estaba empezando a planear cogerme a mi madre y tener esas grandiosas tetas y ese tremendo culaso que se carga, ella tiene 39 años se llama
Mi nombre es Juan Carlos, ya había contado como me había cogido a mi hermana menor de 13 años Jessica, y ya estaba empezando a planear cogerme a mi madre y tener esas grandiosas tetas y ese tremendo culaso que se carga, ella tiene 39 años se llama Matilde; es gordita y tiene unas chichis algo caídas por la edad pero son gigantescas, son lo mejor que tiene. Aunque ya soñaba con cogerme a mi madre no había tenido oportunidad de insinuárselo, algunas veces le pasaba rozando mi verga por detrás cuando guardaba algo en la alacena y no alcanzaba entonces le arrimaba mi verga totalmente parada, creo que ella no lo notaba o no me decía nada, es muy conservadora casi no se habla de sexo en mi casa y ese seria mi pretexto ideal para que me mamara la verga. Mi padre es policía de caminos así que sale mucho de viaje, y casi no lo vemos en casa. Con mi hermana no había comentado nada de coger con nuestra madre, aunque cogiamos solo los sábados y domingos, y cuando no estuviera mi madre, eran muy pocas veces; y para coger mas seguido había decidido que nuestra madre cogeria también con nosotros. En unas de las salidas de mi padre comencé con mi plan; mi hermana había ido a la escuela y yo y mi madre nos encontrábamos viendo la televisión, cuando se me ocurrió fingir un doler de pene, mi madre sobresaltada me pregunto por que había gritado. -por nada mami -me asustaste Así lo deje no paso a mayores. Después de un rato grite fingiendo dolor y agarrándome por arriba de mi pantalón mi verga, como ya había gritado esta vez se preocupo mas y me pidió que le dijera que me dolía. -es que me da vergüenza contigo mami, auhh-grite de nuevo-me dolió -ya vez te duele mucho, dime que tienes La cara de mi madre en verdad se veía asustada por mi dolor. -soy tu madre puedes decirme cual es tu problema -es en mi… -dime, dime, me asustas -en mi pene Dije bajándome mi pantalón y mi bóxer y dejando mi verga al descubierto, todavía estaba flácida, mi madre la miro como con curiosidad y la tomo con suavidad con la punta de sus dedos con algo de miedo, en cuanto me tomo la verga comenzó a pararse. Era maravilloso que mi madre me agarrara mi verga. -en donde te duele -ahí Le dije apuntando toda mi verga, que ya había alcanzado su máxima erección, mi verga mide 18 cm. y es más o menos gruesa. Mi madre se mostró sorprendida del tamaño. -¡valla! -que pasa mamá -es que tu cosa es mas grande que la de tu padre Lo dijo sacando su lengua y lamiendo su labio superior. Se estaba excitando. Ya había sacado un poco de líquido de mi verga, que había escurrido hasta los dedos de mi madre. Yo ya estaba a full y de para esto yo ya había dejado de cogerme a mi hermana para que en cuanto me agarrara mi verga mi madre tuviera una eyaculacion mas potente, en eso de mi verga salio disparado un chorro de semen, directo al rostro de mi madre y a su blusa rosa que traía. Se sorprendió, no tenia planeado eso y pensé que me regañaría y me gritaría, pero no al contrario dijo que se veía que ya era todo un hombre y que con ese pene no es de dudar esto que había pasado. Se intento limpiar mi semen de su rostro pero solo logro embarrárselo por toda su cara, se veía como toda una puta y eso me éxito mucho más. -creo que me lo embarre más, bueno me limpiare con mi blusa, al fin que también me la salpicaste Diciendo esto se empezó a sacar su blusa y se limpio su rostro, traía un sostén negro cubriendo esas hermosas tetotas, en lo que se limpiaba aproveche para jalarme la verga he hice que otro chorro de semen cayera en menor cantidad en sus tetas, ella no se dio cuenta de que yo lo había provocado. -valla si que tienes potencial hijo, pero creo que no es bueno que te chorrees en las bubis de tu madre. Pero bueno creo que este sostén también se tendrá que quitar Y por fin lo que mas había deseado ver esas grandísimas chichis, se había sacado el sostén sin pudor alguno delante de mi, mi verga todavía la tenia de fuera y me escurría algo de semen. -valla mamá tienes unas tetas muy grandes y hermosas -gracias hijo de verdad te gustan las bubis de tu madre, estas me las chupabas cuando estabas bebe -si cuanto extraño esos días -OH, bueno para mi todavía eres mi bebe y si quieres darle unas chupaditas pues creo que no hay problema -en verdad eso seria lo máximo Mi madre me llevo a su recamara de la mano y se sentó en la cama. Ven mi bebe a tomar su lechita de mamá., me dijo agarrando una de sus tetas. Yo sin dudar me senté en sus piernas y me acomode para empezar a chupar sus tetas eran suaves y tenían un olor hermoso, le lamí sus pezones y empecé a succionar como si fuera sacar su leche. Mi madre me acariciaba el cuello y comenzaba a dar pequeños gemidos de placer. Le estrujaba sus tetas ahora con mis manos, lo que siempre había soñado se haría realidad en unos momentos, cogermela. Le metí mi mano por debajo de su falda ella intentaba sacarla pero mi fuerza lo impidió, llegue hasta su calzón y le toque su concha por encima de ella, ya se notaba que estaba mojadita. Me pare y le comencé a bajar su falda, mientras hacia eso le iba lamiendo sus piernas y sus muslos, también le quite su calzón dejándome ver ese manjar cubierto de vellos me zambullí en su concha, lamía su vagina sin parar. Mi madre estaba teniendo su primer orgasmo, sus jugos le salían por chorros y me los tragaba todos, daba gritos de placer y me tomaba de la playera con fuerza, como si quisiera arrancármela con sus propias manos. Le introducía dos de mis dedos dentro de sus entrañas se los sacaba y metía, mi madre estaba como loca, dando gemidos de placer: ohhhh…siiiii…ahhhh…massss…ohhhh… Me quite toda la ropa que me quedaba, mi madre se arrodillo para mamarme mi verga, daba unas chupadas extraordinarias mejores que las de mi hermana, por su experiencia; me succionaba como si me fuera a sacar todo de una sola mamada, me apretaba mis huevos con fuerza, daba lametones a mi glande como toda una cerda. Yo la tome de sus cabellos y la jale con fuerza hacia mi verga como si me la estuviera cogiendo, sacaba y metía mi verga en su boca, no tarde en correrme dentro de su boca, chorros salieron hacia dentro de ella, se trago lo que pudo y la saco, seguía saliendo mi esperma en sus cara y en sus tetas, hasta en sus cabellos alcanzo a llegar mi esperma. -OH, que rica leche hijo, ahora cogeme como a una puta zorra -claro que si puta mamadora de vergas me senté en la orilla de la cama, mi verga no había perdido su erección y continuaba parada, mi madre vino hacia mi y de un sentón se ensarto mi verga en su vagina, montaba como poseída, daba fuertes sentones en mi verga, sus tetas rebotaban en mi cara, le alcance a morder de uno de sus pezones y mientras ella me montaba su teta seguía en mi boca, la tenia sostenida de sus nalgotas con mis manos; cuando daba sus sentones en mi verga algunas veces se salía mi verga y se la metía de nuevo de un sentón, era maravilloso cogerme a mi madre. -ahhhh…siiii…soy tu putaaa…ahhhh…soy una putaaa, cogeme massss -me corroo…ahhhh… -si vente dentro de mi, quiere tu leche dentro de mis entrañas Me vine dentro de su concha, mis espermas eran demasiados sentía como escurrían y salían por su vagina hasta mis huevos. -OH, soy una puta…soy tu puta hijo…OH…cogeme por detrás quiere que tu me penetres por donde tu padre no ha querido -bueno, el se lo pierde Le iba a lubricar su ano, pero me lo impidió diciendo que ya me quería dentro de ella y quería que le destrozara su culo para recordarlo siempre. La puse a cuatro patas y apunte mi verga hacia su agujero, primero metí solo la punta de mi pene y se lo ensarte de un solo golpe, mi madre lanzo un grito de dolor. -estas bien mamá -si cogeme no te detengas…destroza mi culo La empecé a bombear con fuerza, la agarraba de sus cabellos para que no se cayera, mis huevos chocaban con fuerza con su culo, toda mi verga se introducía dentro de ella, solo veía como mi verga se perdía entre esos cachetotes. Mi madre daba gritos de placer: ohhhh…siiii…rómpeme el culo, hijo...ohhhh -si perra, te destrozare todo tu trasero carnoso Cuando me iba a correr le dije a la puta de mi madre y me pidió que lo dejara en su hocico, así lo hice saque mi verga y mi madre la tomo y me la empezó a mamar, me vine inmediatamente todo dentro de su boca y se trago lo que pudo de mi leche espesa. -ohhhh, hijo me encanta tu leche, la tomaría toda mi vida sin cansarme -espero que sea cierto, porque desde ahora sea mi puta cogedora -si hijo me cogeras las veces que tu desees ¡soy la puta de mi hijo! Después le empecé chupar sus tetotas que se encontraban llenas de leche, nunca había probado mi semen pero verlo en las chichis de mi madre y ver como brillaban por mi semen me llamo la atención y comencé a lamer toda su teta, los pezones de mi madre estaban duros y se los pellizcaba con fuerza a mi madre le gustaba pues daba leves gemidos, después nos dimos un largo beso apasionado y nos tiramos en la cama, yo arriba de ella. Mi verga de nuevo se había parado y se la introduje en su concha, de nuevo comenzamos a coger frenéticamente, le ensartaba mi verga con fuerza mientras nos besábamos, todas sus carnes se movían con cada embestida que le daba. De nuevo me corrí esta vez dentro de ella. -OH, siiii, que rico hijo, haz hecho de mi la madre mas zorra, puta y feliz del mundo...ohhhh Mi madre saco mi verga de su vagina con su mano y se comenzó a tragar lo que quedaba de leche de mi verga. Ya faltaba poco para que mi hermana llegara, aunque a mi no preocupaba porque también ya había cogido con ella, mi madre no lo sabia y se apuraba para que mi hermana no sospechara nada; todavía seguía desnuda al igual que yo, se fue lavar la cara y yo fui detrás de ella, no me vio llegar y le ensarte mi verga que de nuevo estaba a full en su culo recién estrenado por mi, mi madre gimió un ahhhh de placer y se comenzó a calentar se agarraba con fuerza del fregadero, y yo por detrás penetrándola y apretaba sus chichis jalando sus pezones, le daba de nalgadas: ohhhh, coges como una puta perra- mi verga entraba y salía de su agujero con fuerza. Acabamos de coger me vine dentro de sus entrañas, mi madre se chupaba sus dedos y se llevaba una de sus tetas a la boca y su chupaba su pezón. -valla que coges como una perra -si soy tu perra -si, las dos perras de esta casa Mi madre se sorprendió que dijera las dos. Como que las dos no me digas que... tú hermana también te la has... cogido -si y las dos son unas insaciables -cuando te cogiste a Jessica -cuando te fuiste junto con mi padre a cuidar a mi abuela lo hicimos durante las tres semanas, día y noche -somos unas perras todas las de esta casa, pero mi hija tiene menos experiencia le tendré que enseñar como darte una buena mamada -seria grandioso cogerme a la madre y la hija Como mi madre ya lo sabia no le importo limpiar así que me pidió que siguiéramos cogiendo en el baño, estuvimos teniendo sexo durante las 3 horas que faltaban para que llegara Jessica a casa y nos descubrió a mi madre chupándome mi verga como loca, ella también se nos unió y formamos un trío de cogidas. Pero esa historia es para otra ocasión.
Autor: Cesar


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno