Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2005-01-04 08:43:46
Esto sucedió cuando tenia 15 años. Siempre fui una niña muy caliente, no se porque, aunque las maestras en el colegio dijeran siempre que no era de nuestra edad, que nos cuidáramos de los chicos, etc. a mis tempranos quince años, todo en lo que yo podía pensar, era en acostarme con alguien.
Soñaba muchas veces en mi clases de ingles, que el profesor me retenía después de clase para cogerme, podía imaginarme como me abría para meterme su verga bien grande hasta lo mas profundo, era tanta mi afición a tener sexo que incluso me le insinué a varios profesores con los que apenas llegué a tener algún encuentro furtivo, me tocaban pero parecía que ninguno se atrevía a metermela. Nunca se me hubiera cruzado por la mente lo que después ocurriría.

Un día estaba viendo tele con mi papi, estábamos los dos solos. Desde pequeña he tenido la costumbre de sentarme en sus piernas para ver tele pues el siempre fue muy cariñoso conmigo. Ese día me senté con el, yo llevaba aun puesto mi uniforme que consistía en una falda amplia a cuadros y camisa blanca. Debo decir que ese día me sorprendí de sentirme que con solo estar encima de mi papi, estaba mojada y entonces empecé a excitarme una vez mas con la idea de tener sexo. Pero, con papa? Sería posible? De repente sentí su bulto bastante grande lo que me indicaba que el también estaba emocionado. No lo podía creer, mi papa estaba emocionado con tenerme en sus piernas.

No sabía si estaba imaginando todo, así que decidí ponerlo a prueba re hice como que me acomodaba para dormirme un poco y abrí las piernas de manera que quedé en medio de su pierna izquierda, traté de abrirlas lo mas normal para que pareciera que era sin querer que lo hacía. Me dio resultado, sentí que su mano se deslizaba como quien no quiere la cosa bajo mi falda y después sentí como empezó a acariciar mi conchita por encima de mi panty. Me traicioné porque me moví un poco, entonces el sacó la mano y ya no hizo nada. Pero estaba feliz, ahora sabía que solo era cuestión de tiempo antes de que lo sintiera entrar fuerte dentro de mi.

Esperé mucho para estar a solas con el otra vez, por lo general siempre estaba mama con nosotros. Llegó un momento en que no soportaba a mi mamá por estar siempre ahí. Pero mi oportunidad llegaría pronto, porque mi abuelita se enfermó, y mi mami tuvo que viajar al interior del país para atenderla. Yo estaba feliz, y decidí actuar ese mismo día. Pasé toda la tarde pensando como seducirlo, hasta que se me ocurrió volver a ponerlo a prueba. No me quité el uniforme pero si el panty, me acerqué a la sala de TV, el estaba viendo un partido y le dije:

—¿Qué ves papi?
— Un juego de football, quieres ver?
— Sí..

Como de costumbre, me le senté con las piernas abiertas, el se agitó cuando me sintió sin nada, se río a medias y me dijo:

—¿Qué haces?
— Nada, quiero ver tele contigo.
—¿ Solamente?
— Si, pero estoy cansada, puedo recostarme en ti.
— Claro
— Puedo tomar el control de la Telecom
— Si

El tenía el control en la mano, cerca de su pierna, entonces se lo agarré, y el hizo como que lo retendría, en eso le jalé la mano para que cayera justo en mi falda. Ahí sabía que la quería tener, entonces le dije:

—¿papi me haces mimos?

El captó mi idea, y solo me dijo: sí, pero cierra tus ojitos para que sientas mejor. Cerré mis ojos y sentí cuando me metió la mano debajo de mi falda. Como ya tenía las piernas abiertas no le costó, me metió primero un dedo, después dos y empezó a hacer círculos dentro de mi rajita. Yo sentía algo tan rico que pensé que no podría soportarlo, como que no podía respirar, empecé a gemir un poco y el aumentaba la presión, dolor-placer, así iba, aprentándome, en un momento, no me pude contener y puse mi mano sobre su paquete.

—¿Quieres tocarlo?
— Síiiiii
— Tócalo pues, te enseñaré como..

Así pasamos toda la tarde. Cuando terminamos, me dijo..

—Espérame hoy encueradita, te voy a meter algo que te va a gustar mas...

Yo estaba emocionada, pero entonces me dio un poco de miedo. ¿¿Y si mama se enteraba?? Aun así, hice lo que me dijo y al llegar la noche, me encueré y me metí de bajo de las sábanas para esperarlo. Al rato de esperar, oí que la puerta se abrió. Venía solo con su pantalón, sin camisa, sin zapatos.

—Te voy a enseñar algo nuevo
—¿ Qué papi?
— Espera y lo sabrás.

Entonces me agarró las dos manos y me ató una a cada dosel de la cama, y me dijo:

—Quiero que abras las piernas lomas que puedas

Así lo hice y me ató también las piernas. Después se quitó el pantalón y mi su verga enorme, inflamada y gorda. La puso en mi boca y yo la empecé a chupar. La primera vez se vino en mi boca, parecía muy complacido de ver los chorros que salían de mi boca, de su leche. Después me empezó a besar toda, me pellizcaba los pezones y mis tetas se pusieron rígidas, mientras me besaba, metía sus dedos en mi concha cada vez mas fuerte, hasta que me dolía,

—Papi por favor
— Espera, ya veras que te encantará....

En eso sentí que me puso la punta de su verga en la entrada de mi concha y empezó a meterla, a mi me dolía mucho..

—Papi ya no, me duele, ya no
— Cállate, ya va estar
—¡ Pero es que me duele!
— Grita todo lo que quieras, pero seguiré...

Así siguió hasta que me la metió toda de un solo, yo grité, me dolió increíblemente. Luego vino el mete- saca, mete saca, mete saca, mete saca, a cada empujón sentía que me partía en dos, pero poco a poco, empecé a gemir, lo cual lo excitó mas y siguió mas fuerte

—Ya ves putita que te iba a gustar
— Mas, mas papi, mas fuerte...

Mete-saca, mete-saca, fuerte y duro... no se cuanto tiempo paso, yo gemía, gritaba y parece que eso lo alentaba a seguir mas fuerte, cuando se vino en mí, me echó toda su leche en mi cuerpo, y después me puso su verga en mi boca una vez mas para que la chupara. Así lo hice. Cuando terminó, me desató y me chupo un rato mi conchita adolorida. Después de eso, papi me visitaba en las noches, para nuestras largas horas de sexo, incluimos muchas cosas, juguetes, vibradores. Nunca mas estuve insatisfecha y con papa seguimos teniendo sexo hasta la fecha, hoy tengo 24 años. Mi mama regresó a los dos días de eso, y nunca sospechó que dos días antes, le abrí las piernas a mi papi para que me desvirgara...







Autor: roger


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno