Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2005-12-16 16:33:21
Mi nombre es Sebastian tengo 20 años y vivo con mis padres en un pueblo llamado Villa María q se encuentra muy cerca de Madrid, soy hijo único.
Documento sin título

Paso a describir mi familia. Mi padre tiene 55 años, trabaja en una empresa constructora, eso hace que tenga que viajar mucho, debido a su cargo, nuestra economía se encuentra muy bien y por consiguiente mi madre no tiene que salir a trabajar, aunque los quehaceres domésticos son muchos y agotadores. MI madre tiene 42 años, de larga cabellera, color castaño claro, sus ojos son celeste y rasgados, su cuerpo es la envidia de toda adolescente, ya que se cuida mucho y sus curvas son muy marcadas, pero déjenme que les aclare algo, lo que más enloquece a los hombre son sus pechos, no sé sus medidas, pero son hermosos, no necesita llevar sujetadores porque no se les caen.

Dejare de describir a mi flia y pasare a contar la historia que me llevo a escribirles. Yo me encontraba de novio con una compañera de trabajo, que en ese momento tenia 19 años recién cumplidos. Los dos estábamos haciendo las nuestras primeras experiencias en el sexo, a veces nos encerrábamos en mi cuarto y casi siempre terminábamos con poca ropa pero sin concretar nada. Debido a que yo no llegaba nunca a correrme, mis testículos estaban inmensos, cargados de esperma a mas no poder. Esto hacia que tuviera cierto dolor en ellos y además caminaba con las piernas un poco abiertas para que no me rozaran.

Estando un sábado en casa mi madre observa mi caminar, pero no me dice nada aunque noto que algo andaba mal. Después de pasar un par de horas viendo la TV. , Intento pararme para buscar una Coca Cola y grito de dolor por la puntada que tuve en mis testículos, eso hizo que mi madre viniera enseguida.

- Que pasa hijo.
- Nada mama, nada, lo digo con lagrimas en los ojos.
- No te creo, dime que tienes.
- Pero nada ma, es que
- Aunque sea dime de que se trata
- Es que es un tema que tengo que hablar solo con papá
- Pero tu padre no viene hasta dentro de dos semanas
- Si, es que me da vergüenza hablar contigo de esto
- Vale, entonces vamos a ir al medico
- Vale. Le dije yo Esa misma tarde fuimos al medico y a duras penas le conté mi problema un poco vergonzoso por estar mi madre adelante y además ella se sonreía por todo lo que pasaba. El medico me explica lo que sucede.
- Debido a la elevada producción de testosterona y al no ser evacuada, esta se acumula en los testículos produciendo algún pinchazo en estos…. No recuerdo que más dijo porque no pude concentrarme por lo avergonzado que estaba pero termino diciendo …que la solución era evacuarlos de cualquier manera.

Luego de decir eso me pide que baje mis pantalones para examinarme. Yo lo hago con temor porque mi madre me viera, pero igual lo hago. El medico me examina y dice:
- Veo que están repletos. Debo haber puesto alguna cara rara porque mi madre dejo de mirar dándose la vuelta y posteriormente saliendo de la sala.

Una ves de regreso a casa mi madre me dice:
- Puedes confiar en mi, aunque el tema te dé pena, tratare de aconsejarte en lo que pueda.

Llegamos a casa, voy a mi habitación a tratar de solucionar mi problema tal como el medico me había explicado, mediante una masturbación. Cuando me lo dijo, me pregunto si sabia como hacerla y le dije que si, pero en verdad nunca lo había hecho. Estaba en mi cuarto con los pantalones en los tobillos y tratando de hacer todo lo que recordaba de las charlas con mis amigos pero me era imposible. Aunque trataba de bajar el prepucio de la cabeza del pene me era imposible, así que hice mas fuerza logrando que esto me producirá un ardor impresionante, haciendo salir las lagrima y un pequeño quejido. Esto hizo alertar a mi madre que entro a mi habitación preguntando:
- Estas bien hijo
- Noo puedo – le conteste llorando.
- El que no puedes, contale a mami
- No se como aliviarme.
- No te explico el medico
- Si pero le dije que sabia masturbarme, pero en realidad nunca lo hice, solo escuche a mis amigos contar algo.
- Y que sabes
- Eeehhh….
- Vamos dime no te cortes
- Que tengo que bajar la piel de la cabeza, pero no puedo, me raspa
- Debes lubricarla, lo puedes hacer con saliva
- Y adonde
- Bueno por lo que veo tu padre no hablo mucho contigo, no te hagas problema empezaremos desde cero, pero no debes cortarte que soy tu madre y estoy para ayudarte. – decía para tranquilizarme.
- Vale para masturbarte debes estar excitado, debes pensar en algo o en alguien, eso hará que tu pene se eleve y empiece a crecer. Si ves que la piel no se desplaza para atrás, coges saliva en tus dedos y lo pasas por la cabeza, eso hará que se lubrique. Una vez logrado empiezas a frotar tu mano con los dedos formando un circulo sobre tu pene, lo haces subiendo desde la base hasta la cabeza y bajas hasta la base. A medida que lo haces vas presionando un poco tu pene con los dedos, eso te dará placer. Puedes aumentar el ritmo de las subidas y bajadas
- Si, creo que si
- Vale ahora me iré y tu harás los deberes, lo dijo sonriendo. Cualquier cosa pregúntame, vale?.
- Vale Una vez que se fue trate del o que me había explicado mi madre pero otra vez me ardía la cabeza, entonces grito:
-- mami me duele.

Se ve que no estaba lejos porque apenas pude cubrirme con las sabanas cuando entro aI cuarto.
- que pasa hijo
- No se me arde, no puedo. Lo dije con lagrimas en los ojos mirando a mama como pidiendo ayuda.

Lo que observe a continuación me llamo la atención, pero más fueron sus comentarios. Esto fue que mi madre se puso roja como acalorada y se le comenzaron a sobresalir dos puntos sobre sus pechos, que después supe que se llaman pezones mientras decía::
- Mira Sebastian esto no se lo debes contar a nadie, ni siquiera a tu padre por que no entendería lo que una madre es capaz de hacer por su hijo, queda claro.
- Si – dije un poco confundido
- Bueno déjame ver- decía mientras desplazaba la sabana que me cubría.
- Lo que tienes que hacer es coger esta hermosura así y luego con los dedos de la otra mano lo llevas hasta la boca y coges saliva ( iba hablando y haciéndolo al mismo tiempo), luego lo frotas por la cabecita de tu amigo así, después empiezas un vaivén de arriba para abajo así…, le vas dando presiona tus dedos para darte placer…así.. Y dime como te sientes, te arde?
- No mami, se siente rico
- Ves hijo que no es tan difícil. Quieres que siga?
- Sí mami por favor
- Pero esto no se lo debes contar a nadie, va hacer nuestro secreto
- Si mami, no se lo diré a nadie
- Si no lo cuentas podré recompensarte luego, pero ahora quieres que siga
- Sí ma
- Estas disfrutando
- Siii
- También puedes frotar los testículos un poco para darte placer…así…
- Sí madre, si
- Que sientes
- Que hay algo que quiere salir pero no puede por que tiene un tapón
- Vale, mami va acelerar el ritmo para que todo fluya … así.. va mejorando
- Si madre está cerca creo. Oooh se me sale, se me sale que hago
- Déjalo que fluya para mami
- Ahhh sii aquí va mami
- Si bebe dale tu lechita a mami, dasela bien calentita. Decía mientras aceleraba el ritmo de su mano.

No paraba de salir parecía litros y litros de semen. Todo o gran parte de este fue a parar a la blusa de mi madre la cual sé hacia transparente, dejando traslucir sus hermosos pechos. Otra parte fue a su rostro y el resto sobre mi pecho. Mi madre parecía poseída, parecía disfrutar mucho de la paja que le hacia a su hijo.

- Oh si bebe, me bañaste toda con tu rica leche, mmmmnnnn. – decía mientras se pasaba su lengua por alrededor de sus labios saboreando mi semen.
- Como te siente hijo.
- Mucho mejor con menos dolor.
- Todavía te duele?
- Sí pero mucho menos
- Vale, quizás mas tarde debas hacerte tú otra, para aliviar a estos.- decía tocando mis testículos.

Luego se paro y se fue a su cuarto. YO quede desconcertado. Pase de nunca masturbarme, a que mi madre me cascara una y no solo eso, sino que disfrute como loco.

Pasaron unas horas y después de darme un baño, el dolor comenzó aparecer, más leve pero molesto. Fui al baño para no manchar todo y comencé a chascármela sin buenos resultados, ya que no conseguía una buena erección. Frustrado y con solo el bóxer puestos, voy a por mi madre que estaba en el living mirando la televisión y le digo:
- Mami el dolor volvió aparecer y no puedo hacer bien los deberes
- Te raspa?
- No. No logro una buena erección, esta flácida porque me pasa eso?
- No lo sé a ver- dice bajando ella misma el bóxer hasta los tobillos. No hace mas que cogerlo que empieza a crecer.
- Parece que solo quiere las caricias de mami; que no se acostumbre mal porque no siempre va a estar mama
- Ayúdame otra vez mas por favor
- Bueno pero déjame sacarme el camisón porque sino me vas a manchar toda.

Así fue cuando por primera vez pude observar a mama desnuda, era hermosa, solo se quedo con las bragas puestas.
- Hijo no te gusta lo que ves- recostándose en el respaldo del sillón y de esa manera sus pechos sobresalían más.
- Si mami tienes unos pechos hermosos, parecen súper suaves
- En serio. Quieres comprobarlos. NO termino de decir eso que mis manos estaban en cada pecho. Parecía que yo no era el único que disfrutaba, ya que mii madre estaba con sus ojos cerrados, su cabeza hacia atrás y de su boca salía un mmnnnnn!!!!, sus pezones crecían cada vez mas llegaron a ser como mi dedo meñique, esto hizo que recordara mi época de lactancia y me los llevara a la boca.
- Ahhhh hijo no debiste hacer eso, es mi perdición Aaaahhhh.
Después de estar como diez minutos jugando con sus pechos mi madre pego un grito que parecía que la había mordido.
- Mama estas bien?
- Ssiiiiiiii mi amor, sigue no pares. Si, si amor, estoy Aahhhh.... no lo puedo creer AAAhhhhhh...!!!!!!!.

Solo me pare para observarla y la verdad que parecía una diosa, recostada en el sillón sol con sus bragas, las cuales estaban empapadas.
- Gracias hijo, gracias, estuvo genial. Déjame que termine con tus dolores. Ven párate aquí adelante.
Lo primero que hizo fue frotarme con sus manos los testículos y luego le dio un beso en la cabeza de mi pene y posteriormente comenzó con un sube y baje impresionante. Estaba disfrutando mucho, cuando mi madre dijo:
- Hijo espero que disfrutes lo que voy hacer, como disfrute yo. Después de decir esto se llevo el pene a su boca y lo introdujo varias veces, mientras parecía que quería hablar, pero solo se escuchaba mmmnnnnn.
- Ahora hijo coloca tu pene en la hendidura de mis pechos y sostiene con las manos a ambos lados como haciendo un sándwich con ellos.
- Así mami.- dije súper excitado
- Si bebe así y ahora muévete para adelante y para atrás.
- Mami se siente rico, mejor que hace un rato.
- Si hijito esto esta genial- decía mi madre mientras desplazaba mi pene por entre sus pechos. Mi madre me miraba con esos ojos divinos y en su mirada se veía que seria capaz de cualquier cosa por su hijo.

La sensación era hermosa estaba gozando muchísimo, cerré los ojos para disfrutar mas hasta que sentí la humedad de la boca de mi madre sobre la cabeza de mi pene. Esto me hacia tocar el cielo con las manos, este placer se producía cada vez que mi pene sobresalía de los pechos de mi madre.
- Hay madre que placer tengo.
- Yo también hijo, acelera tus movimientos.
- Si pero no aguantare mucho.
- No importa, tu gózalo.
- Gracias mami. Estuve como cinco minutos mas y una erupción se acercaba
- Madre, creo que voy a correrme.
- Vale, hazlo en mi cara, hazlo en mi boca.
- Si mama que placer tengo AAAAhhhhh voy a correrme. SSSSSiiiiiii aquí llega Miami. No termine la frase cuando grandes gotas empezaron a salir
- Si hijo dale a mami su ración de leche calentita, damela toda mmmnnnnn.
Apunte mi pene a su boca y ella lo encerró entre sus labios succionando toda mi leche que contenían mis testículos.
- Si ma sigue q me corro. Parecía hambrienta, no se despegaba de mi pene ni un milímetro, trataba de tragarse todo pero como mi corrida era abundante se le escapaba por las comisuras. Cuando mi semen disminuye ella se lo retira de su boca y se lo refriega todo por su cara, manchándose toda. Déjenme decirles que si hubiera tenido una cámara de fotos hubiera gastado por lo menos un carrete de fotos, porque esa imagen vale mas que todo este relato. Aunque la guardo en mi memoria.
- Gracias madre, el dolor se me ha ido, además lo he pasado maravilloso.
- Yo también hijo, disfrute mucho. Ahora a cambiarte y recuerda de esto a nadie, ni siquiera a tu padre. Vale?
- Vale mama, no se lo diré a nadie.

Quiero decirle que desde ese día no ha pasado nada mas, aunque no dejo de pensar en ello, eso si no hay masturbación que me haga que no recuerde sus pechos, su cara llena de semen. La verdad creo que me enamore de mi madre.


Autor: Anónimo


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno