Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2008-02-02 00:41:44
NIETA DESESPERADA Tengo 74 años, muy viejo ya, mi nieta Teresa 22 años, joven y hermosa, con las costumbres de la juventud actual, sexualmente activa.La relación entre nosotros siempre fue de muy buena comunicación, me contaba sus sueños y desencantos, yo estaba siempre a su lado para levantarle el ánimo, confieso que los encantos de mi nieta me hacían codiciar o apetecer su carne, tenia un deseo controlado, no se me pasaba por la cabeza el deseo de cogerla, pero si miraba su encantadora figura con lujuria.
NIETA DESESPERADA

Tengo 74 años, muy viejo ya, mi nieta Teresa 22 años, joven y hermosa, con las costumbres de la juventud actual, sexualmente activa.

La relación entre nosotros siempre fue de muy buena comunicación, me contaba sus sueños y desencantos, yo estaba siempre a su lado para levantarle el ánimo, confieso que los encantos de mi nieta me hacían codiciar o apetecer su carne, tenia un deseo controlado, no se me pasaba por la cabeza el deseo de cogerla, pero si miraba su encantadora figura con lujuria.

Teresa pasó un buen tiempo sin pareja, alrededor de 4 meses, muy raro en una muchacha inquieta y hermosa, un fin de semana que estábamos solo en casa, nuestra conversación fue así:

Teresa: Abuelo, estoy muy mal

Abuelo: que te sucede ahora reina

Teresa: Sabes abuelo hace bastante tiempo que estoy sin pareja, y esto me tiene muy preocupada e inquieta.

Abuelo: bueno sos muy bonita, hay muchos chicos que deben estar deseando que tu aceptes ser su pareja.

Teresa: la verdad que en todo este tiempo ningún chico se me ha acercado, y ya estos desesperada, y la verdad me siento muy cargada hace tiempo que no tengo sexo,

Mi nieta estaba sentada en el suelo cerca mió acariciando mi pierna, todo estaba controlado hasta que menciono que estaba necesitada de sexo mientras me acaricia el muslo.

Abuelo: si te comprendo a tu edad uno siempre esta caliente, y las energías que se tiene deben ser quemadas.

Teresa: tu me comprendes verdad, y no te sientes así alguna vez

Teresa me mimaba mientras hablaba y su mano estaba acariciando en la parte interna de mi pierna cerca de mi órgano sexual.

Abuelo: la verdad que ha esta edad muy rara vez, pero que uno tiene deseo de tener sexo, si que lo tiene, eso no se pierde nunca.

Teresa: Verdad abuelo, tu pene esta erecto, parece que necesitar desahogarte.

Ella empezó a acariciar mi pene por encima del pantalón, hacia mucho tiempo que mi pene no estaba tan duro, la sensibilidad y el deseo estaban volviendo con un gran ímpetu, y yo dejaba que ella lo haga porque me sentía joven de nuevo.

Abuelo: tu mano me esta excitando Teresa, debes pensar bien lo que estas haciendo, recuerda que también soy un hombre.

Teresa: Si abuelo, por eso te acaricio porque necesito un hombre, no te preocupes ya lo pense solo quiero sentir un pene en mi mano, dejame sacar tu herramienta del pantalón.

Abuelo: espero que después no te sientas mal niña.

Ella abrió el cierre y saco mi miembro, y lo acariciaba, el éxtasis enajeno mi mente, me levante y me saque el pantalón y volví a sentarme en el sillón.

Teresa: Abuelo es muy bonito tu pene déjame darle un besito por favor.

Abuelo: sigue reina, has lo que tú quieras

Pero la muchacha no me dio un beso, empezó a mamar mi pene, chupaba de una manera muy espectacular, estaba desesperada y yo enloquecido con las mamadas de mi nieta.Teresa: Abuelo deja que me desahogue, yo te necesito,

Abuelo: que mas deseas reina

Teresa: Abuelo por favor deja que me siente en tu pene, piensa que soy una mujer cualquiera y cojéeme.

Abuelo: tus mamada me han enloquecido, si tu lo deseas yo voy a complacerte.

La perversión y la inmoralidad, por el deseo sexual desenfreno la degeneración de nuestras mentes que solo el cuerpo deseaba satisfacer su instinto sexual.

Teresa rápidamente se quito su pequeño pantalón e introdujo mi pene en su concha, la cual estaba muy húmeda y muy caliente también.

Esa tarde mi nieta alivio su calentura y yo tuve un nuevo despertar sexual, gozamos como locos, y el remordimiento no estuvo en nuestra mente, al menos en la mía hasta hoy, ya pasan 3 días y no hemos hablado del asunto, nuestras vidas transcurren con toda normalidad, mi hija y mi yerno continúan sus vidas ignorando el incesto que ocurrió el fin de semana.
Autor: lector


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno