Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2010-03-05 14:38:45
Con mi madre yo tenia una confianza absoluta, le confesaba todo sin tapujos y le preguntaba todo lo que me apetecía conocer sin cortarme en absoluto, con la seguridad de que me iba a contestar. A papa…..no es que no le tuviera confianza pero…… desde luego no era lo mismo.

En el tema sexual ella fue muy clara, casi demasiado, yo de verdad que no esperaba aquella contestación, "disfruta todo lo que te pida el cuerpo, sin importarte con quien, eso si actuando con mucha discreción para no ir en boca de nadie y tomando las debidas precauciones para no quedarte embarazada"

Acabados mis estudios nos fuimos desde el pueblo a una ciudad cercana a pasar unos días, después de comer nos encontramos con la sorpresa de la lluvia y decidimos meternos en un cine.

Era un cine de barriada, de los de sesión continua de antes, nos sentamos en la parte de atrás pues estaba empezada la sesión, mire a mi alrededor, había bastantes parejas, la sensación que me dieron es de que estaban mas interesados en ellos mismos que en la película.

Mi madre estaba sentada entre mi padre y yo, a mi izquierda el desconocido junto al que me había sentado me miro de arriba abajo en cuanto nos vio llegar, pasados unos minutos note su pierna pegada a la mía, no le concedí ninguna importancia hasta que note como su mano acariciaba mi pierna suavemente.

Me quede de piedra, no sabia que hacer y opte por decírselo a mi madre con mucho disimulo, esta para mi sorpresa me sugirió que mientras me lo hiciera con discreción que le dejara hacer

Después de unos momentos de me atreví a preguntarle que pasaría si mi padre se diera cuenta, ella contesto que si ella apenas se percataba sabiéndolo, era mas que improbable que mi padre se diera cuenta.

Mantuve la posición que había adoptado para hablar con mi madre, mi cabeza apoyada en su hombro y sentada sobre el lateral de mi culo, pues me pareció el mas indicada para dejarle hacer de una forma discreta, …..Mientras no se entusiasmara todo iría bien, mi madre tenia razona si no se armaba ningún lío…...

Su mano se había mantenido rozándome cuanto apenas la pierna hasta que me puse a hablar con mi madre, ese cambio de posición, debió parecerle una invitación pues dejo de rozarme la pierna y tomo posesión de mi culo sobándolo a conciencia en toda su extensión.

Yo ya no le decía nada a mi madre, pero ella de vez en cuando con un susurro me preguntaba si la cosa seguía, yo asentía imperceptiblemente con la cabeza, llego a preguntarme si se encontraba incomoda con la situación y yo le susurre que me daba miedo que mi padre se diera cuenta.

El asaltante parecía que se daba cuenta de la situación y no intentaba nada mas, eso si el culo lo recorría una y otra vez, metiendo sus dedos por donde podía, yo al principio mantenía apretadas las piernas, pero el placer que sentía hacia que cada vez los dedos encontraran mas huecos por donde colarse y conseguían introducirse mas y mas bajo mis bragas hasta encontrar mi empapado y palpitante chochete.

La película se acababa y yo recompuse mi aspecto conforme pude para que no se notara lo alta que estaba mi falda al levantarme, el me dejo hacer y se quedo sentado al encenderse las luces mientras nosotros salíamos al lavabo.

En cuanto entramos en el lavabo de mujeres tuve que hacerle a mi madre un breve resumen de lo que había pasado, ella por su parte me hizo ver que las mujeres en estos casos tenían que aprender a callarse para evitarse situaciones violentas.

Volvió a decirme que mi padre era casi imposible que se diera cuenta de lo que estaba pasando y que de todas formas el era muy permisivo para estas cosas, aunque no lo pareciera, al menos con ella, con lo cual me dejo mas desconcertada.

Y para acabarlo de arreglar, me hizo meter con ella en un WC y subiéndome la falda me bajo un poco las bragas para que no fuera tan difícil meter los dedos por los bordes, además así es más fácil que bajen más si te apetece, al tiempo que me preguntaba o prefieres cambiar de sitio conmigo. La note bastante excitada

Deje las bragas como ellas las había puesto, mientras andando ya hacia nuestras butacas le decía no se, no se lo que hacer, ella me dijo que era fácil la decisión o me gustaba o no me gustaba lo que me estaba pasando, porque discreta la situación lo era, yo le decía que claro que me gustaba, pero que tenia miedo y ella acabo con un tu veras.

Cuando llegamos a la fila de butacas donde habíamos estado sentados mi padre que andaba un poco delante se paró para que pasáramos, yo veía ahora al asaltante mirando expectante pero con disimulo hacia nosotros y a mi madre mirándome con una media sonrisa en la boca, como esperando mi decisión, las dudas me las disipo mi padre, cuando me dijo, venga que estamos esperando.

En cuanto se pagaron las luces, él volvió a la carga, pero después de un rato de repasarme el culo se dio cuenta que las bragas no estaban tan tesas como antes e intento y consiguió pues yo no puse ningún impedimento bajarlas por atrás hasta bajo de las nalgas, bueno la verdad es que no solamente no me opuse sino que ayude un poco para que lo consiguiera.

Ahora tenía el camino mas libre y sus caricias hicieron que mis piernas se abrieran y permitieran a sus dedos penetrar en mi chochete, el cual palpitaba agradecido por el placer que le estaban dando.

Hasta en tres ocasiones me tuve que contener con gran esfuerzo para que no se notara el orgasmo tan brutal que estaba disfrutando, mi madre se dio cuenta de que cada vez estaba mas entregada y desinhibida y opto por hacer que nos marcháramos.

Hasta la mañana siguiente no tuvimos ocasión de comentar lo sucedido, entonces se lo conté con detalle, dándome cuenta mientras lo hacia de que ella estaba disfrutando de lo lindo oyéndome.

Cuando acabe ella me dijo que mi padre si se había dado cuenta y nada mas empezar, inclusive antes de que yo se lo dijera a ella y no había dicho nada para que yo disfrutara, estuvieron comentando que aunque para ellos seguía siendo su niña, él al menos se daba cuenta de que se había hecho mayor y que mas pronto o mas tarde encontraría a alguien que disfrutaría de ese hermoso cuerpo y prefería que fuera alguien experto que me hiciera disfrutar a algún jovenzuelo sin experiencia.

Me sugirió que la dejara empezar una conversación sobre este tema estando los tres y yo lo acepte expectante, cuando se produjo parecíamos tres amigos hablando de lo mas normal, diciéndole a las cosas por su nombre, yo acabe confesando que la tarde anterior lo único que me paraba es que él se diera cuenta y que no sabia hasta donde hubiera llegado de no ser por eso, puesto que ganas de permitir mucho mas no me faltaron, desde luego.

El sugirió que si de verdad me apetecía tanto, pues que le permitiéramos quedar con un amigo suyo de total confianza, para que me llevara hasta el séptimo cielo sin necesidad de penetrarme, pues esto no debería de consentirlo al menos hasta no tomar las debidas precauciones visitando al ginecólogo, las dos no miramos moviendo la cabeza negativamente y el se levanto y nos dejo para que lo discutiéramos a gusto.

Después de comentarlo exhaustivamente mi madre cada vez mas excitada por la conversación y la propuesta de mi padre, me convenció para que dejara hacer a mi padre, que dejara que los acontecimientos se sucedieran salvo que empezara a pasarlo mal fuera por el motivo que fuera y terminó diciendo que ellos estarían allí conmigo para que me sintiera protegida, salvo que su presencia me cortara.

En cuanto le contamos la decisión a mi padre, este le llamo por teléfono al amigo, mientras nosotras decidíamos supongo que ellos habían hablado, porque terminaron enseguida, quedaron para tomar café después de comer.

Mientras se hacia la hora estuvimos hablando y mucho del tema, subimos a la habitación y decidimos exhaustivamente la ropa que me iba a poner, quedamos en que volveríamos a ir al cine, pero mi padre me pidió que me mostrara como una mujer y no como una niña, que dejara que la falda se me subiera para que me pudiera ver las piernas, que dejara un botón o dos de la blusa desabrochados para que se pudieran al menos entrever mis pechos.

En fin que me mostrara picarona para agradarle, que le hiciera ver que sus atenciones eran bien recibidas, sonriendo me dijo que su amigo estaba de siempre encaprichado de mi madre y que con lo que me parecía yo a ella se iba a poner las botas.

Yo estaba nerviosa y excitada, nerviosa por lo que se aproximaba y excitada recordando lo del día anterior que en teoría se iba a mejorar. Cuando se acercaba el momento mi padre comento que con lo caliente que se me veía, si no estuvieran ellos seguramente a pesar de las recomendaciones acabaría penetrada, así es que no tuviera ninguna prisa y que me dejara hacer disfrutando de todas las fases. Ah y no te preocupes de si se te ve mucho o poco, por arriba o por debajo, deja disfrutar a los que miran

En cuanto le vi me gusto, tenia la edad de mi padre, pero me gustaban los hombres maduros, fue galante tanto con mi madre como conmigo, mantuvo la conversación en un tono divertido, yo no estuve violenta en ningún momento, ni tan siquiera cuando entramos en el cine, allí mas bien me encontraba ya excitada.

Mi madre quiso ir a los servicios, la acompañe, una vez allí me pregunto si estaba nerviosa y le dije que no, que lo que estaba era excitada, me pregunto si me cortaba que alguien pudiera ver lo que me iban a hacer o si me excitaba el pensar que pudieran verme y le dije que mas bien lo segundo, si luego te corta el que te vean, cúbrete las piernas con la chaqueta, me aconsejo.

Nos metimos en la sala, mi madre iba delante y eligió una fila con gente, me senté aparentando naturalidad arreglando la ropa para que se me viera una buena ración de pierna y en cuanto se apagaron las luces note como su brazo rodeaba mis hombros y su mano empezaba a acariciar mi pecho por encima de la ropa.

Ufff....., que sensación recorrió todo mi cuerpo, como empezó a contraerse mi chochete y no habíamos hecho nada mas que empezar, él me cogió con la otra mano la barbilla y suavemente atrajo mi boca hacia la suya, fue un beso suave, sus labios se deslizaban por mi cara y por mi cuello y cuando llegaban a mi boca parecía que bebían en ella.

La mano acariciaba ahora una parte de mi cuello y mi cara mientras mi boca buscaba la suya con desesperación, mientras sus labios se movían continuamente por el resto del cuello y la cara para encontrarse enseguida con mi boca ávida de sus besos.

¡ Que a gusto me encontraba !, el siguió con las caricias, ahora su mano empezó a desabrocharme la blusa, una vez abierta acaricio directamente, piel con piel, mi pecho, ufff que sensación, ufff como me puse, luego sin perder el tiempo me abrió el sujetador que se desabrochaba por delante y dejo casi al aire un pecho y lo beso suavemente al mismo tiempo que lo acariciaba con su mano.

Mi boca, busco su boca, en un intento de ahogar el gemido que me salía del alma, no se si lo conseguí del todo ni me importo en ese momento, no quería que parara, quería que siguiera que me hiciera disfrutar mas y mas, quería…..quería ser suya, eso es lo que me pedía el cuerpo.

Al rato, note que aunque continuaba excitada, había bajado bastante la excitación, el bajo la mano y la introdujo bajo mi falda, recordé a mi madre y tape mis piernas con la chaqueta, la mire y vi la cara de desilusión que ponía, la deje resbalar un poco para que pudiera adivinar mejor lo que pasaba

Su mano no se entretuvo demasiado en las piernas, sin encontrar ningún tipo de resistencia y si todas las facilidades del mundo llego a mis bragas, las supero y metió la mano desde arriba por dentro de la braga para encontrarse con mi ávido y mojado chochete, la chaqueta se debió deslizar en ese mismo momento hasta el suelo y no volví a acordarme de ella.

Tuve una vez más que buscar su boca para ahogar los suspiros, ahora incluso los gritos que pugnaban por salir de mi garganta, todo mi cuerpo se estremecía por el orgasmo que estaba alcanzando.

Un poco mas, un poco menos, estuve en ese estatus hasta que se acabo la película, yo quería más, en cualquier momento hubiera aceptado ser totalmente suya, no habría encontrado ninguna oposición por mi parte y si toda la colaboración, pero algo dentro de mi me decía que esperara, que le dejara hacer, que el sabia lo que me convenía.

Recibía sus caricias, con los ojos entrecerrados, por un momento pensé en el comentario de mi padre respecto a preocuparse de si me veían, como me iba a preocupar de eso con el placer que me estaba dando y por supuesto claro que me veían, la camisa totalmente abierta y los pechos bien erguidos al aire, la falda toda arremangada y las bragas en un tobillo ya que me molestaba para abrir las piernas.

Como la película se estaba acabando me pidió que recompusiera mi aspecto y cuando acabo quiso que nos marcháramos sin ver la otra, me quede desilusionada y mi madre lo noto, no te preocupes me dijo en un aparte, habrá mas y mejor luego, lo has pasado bien, no? Uffff, no pude por menos que contestarle y ella riéndose me dijo se ha notado, se ha notado.

Paseamos un rato, tomamos un aperitivo, y luego cenamos, fueron unos momentos agradables que casi agradecí, necesitaba bajar la tensión, luego nos fuimos a bailar, mi madre por el camino, me iba explicando como era la sala y me aconsejo que me dejara llevar y que hiciera lo que viera, que ante la duda que la buscara con la mirada que ella estaría cerca haciendo algo por el estilo que yo.

Era un local grande, la zona de baile al fondo, era muy espaciosa y se notaba que conforme se iba una adentrando, la luz era más tenue, al principio no había mucha animación pero no tardo mucho en irse llenando, tomamos unos cubatas y luego nos pusimos a bailar, la luz ahora era mas tenue, el empezó a besarme el cuello, me estremecí, no me fijaba en nadie, pero sin darme cuenta veía lo que hacían los demás.

Casi sin percatarme, aunque no hubiera puesto ninguna oposición, el me fue adentrando hacia el fondo, la luz cada vez era mas tenue, y las caricias de él cada vez mas atrevidas, primero el que quiso mirar me pude ver los pechos con los pezones tan erguidos como en el cine que me hacían daño al menor roce y un poco mas tarde y un poco mas adentro el culo al aire las bragas bajadas por bajo de las nalgas.

El me besaba y acariciaba por todas partes sin cesar y yo me estremecía con sus caricias y entregada me dejaba hacer, note a mi madre a mi lado y la mire, bailaba con mi padre a nuestro lado y como a mi se le veía todo, lo encontré lo mas natural del mundo.

El me llevo hasta el fondo de todo y me hizo sentar en un sofá, ahora allí recostada me hizo alcanzar tres orgasmos enormes, primero con sus caricias, con la mano y con la boca por todo el cuerpo y luego para finalizar con su boca, con su cabeza metida entre mis piernas, las bragas en el suelo y yo gimiendo y quejándome de placer lo mas quedo que podía.

A nuestro lado otras dos parejas hacían lo mismo que nosotros, mis padres estaban sentados en otro sofá enfrente de nosotros, se notaban que no nos habían perdido de vista, ella llevaba todos los pechos fuera y sus piernas estaban al descubierto aunque con las bragas puestas, el llevaba el aparato fuera y se le notaba excitadísimo.

Me di cuenta, que en las otras dos parejas, eran ellas las que ahora trabajaban, uno estaba sentado en el sofá y ella arrodillada entre sus piernas, en la otra el estaba de pie y ella sentada en el sofá, pero las dos tenias entre sus manos el aparato de el y sin dejar de acariciarlo se lo habían llevado a la boca, le pregunte a él si quería que hiciera lo mismo y me dijo que si, que le gustaría mucho, pero solo si me apetecía a mi.

Le dije que no lo había hecho nunca, pero que me gustaría probar, me dijo que si podía y lo hacia, que cuando se fuera a correr que me avisaría y cuando me presionara el hombro que me la sacara de la boca y que dejara que descargara contra mi pecho, que no dejara que él descargara dentro de mi boca pues no quería que me llevara una mala impresión de esta primera vez

Empecé a mamarle y mirándole a la cara, le dije con los ojos, que si, que podía darle la mamada y me entregue a dársela, mientras miraba a las otras dos parejas y aprendía de ellas, no paso mucho tiempo, el también estaba mucho tiempo excitado y no aguanto, me aviso y le hice caso cuando presiono mi hombro, y continúe moviendo la mano agitándole mientras descargaba todo el semen sobre mi.

Mama se acerco con un pañuelo, nos recompusimos un poco y nos fuimos hasta los servicios, cuando acabamos de arreglarnos un poco, me abrace a ella y le di las gracias por los intensos momentos que había disfrutado.

Nos fuimos hasta el hotel, tomamos otra copa, el amigo de mi padre quería quedar para el día siguiente o para el otro fin de semana, pero mi padre se puso firme y no quiso aceptar ningún compromiso y acabaron por quedar en llamarse por teléfono.

Cuando nos quedamos los tres solos, comentamos lo que había pasado y para terminar mi padre pregunto hasta donde quería llegar yo, si a partir de ahí quería seguir con alguien de mi edad e ir poco a poco avanzando hasta donde yo quisiera o quería entregarme hasta el final.

Nos volvió a dejar solas y mi madre me sugirió, que me lo pensara, puesto que todo tenia sus ventajas y sus inconvenientes, que yo había avanzado en un día lo que ella en dos años, pero yo lo tenia claro quería ir al ginecólogo y así se lo manifesté en ese mismo momento, ella lo aceptó con un movimiento de cabeza y medio en broma, me pregunto si también tenia claro con quien y aunque lo tenia claro le dije que eso me lo tenia que pensar.

A la mañana siguiente, ella desayuno conmigo, mi padre se había quedado arriba, supongo que para dejarnos hablar, le pregunte si le quería saber con quien me gustaría hacerlo la primera vez, claro me dijo, y no te vas a enfadar sea con quien sea, ella se río y me pregunto si quería que me lo dijera ella y al decirle yo que si me soltó para mi sorpresa, con tu padre.

Es cierto, era con papa con quien he fantaseado desde hacia años, y ahora me gustaría que fuera con el ya que me da la sensación de que me lo permitiréis, pero si tu no quieres o el no quiere o no puede, tampoco pasa nada, con el amigo de papa me las apañare muy bien, le dije

Cuando bajo papa, lo comentamos, el quiso saber si estaba segura de mi decisión, le dije que hacia mucho tiempo que lo deseaba, me pregunto si no quería esperar un poco hasta consumarlo, pero yo le dije que de lo que si estaba mas segura luego de probarlo es de quería llegar hasta el final, y que esperaba que todavía me iba a gustar mas.

Mi padre con una sonrisa picarona le dijo a mi madre pobrecito, se va a quedar con las ganas y tiene muchas, si por el hubiera sido hoy hubiera llegado hasta el final, tantas ganas te tiene acabo mirándola, viéndola como se sonrojaba.

Ella lo empezó a llamar tonto y el se burlaba de ella diciéndole que a ella también le gustaría y yo intervine para decirles que el fin de semana tenia dos noches y la segunda podía ser para el amigo. Mis padres se miraron sonriendo y quedamos en que ya lo decidiríamos que íbamos muy aprisa y todavía faltaba bastante para ir al ginecólogo y luego a esperar a que las pastillas fueran seguras.

El tiempo se me hacia eterno, parecía una gata en celo esperando el momento en que podría hacerlo, no me apetecía salir en el pueblo con nadie, hubiera ido con gusto a la ciudad donde estaban mis amigos, pero mi madre no me dejaba, tenia miedo de que me entregara a alguien de tan salida que me veía.

Unos días antes de cuando empezaba el segundo ciclo de pastillas, me aceptaron en su cama, mi madre para mi sorpresa también participaba y me gustaba mucho que me besara y me acariciara, entre los dos me hacían alcanzar tres o cuatro buenos orgasmos y luego se satisfacían ellos delante de mi.

Me pedían que les dejara hacer, que no me precipitara, que no fuera impulsiva, mi padre jugaba con su pene en la puerta, pero no me penetraba con gran desespero por mi parte a pesar de los orgasmos que me hacían alcanzar con sus besos y sus caricias intimas

Hasta que por fin un día antes de lo acordado, cuando estaba jugando en la puerta de mi chochete, mientras yo me retorcía y gemía, me penetro hasta el fondo, no me hizo nada de daño, y que sensación de plenitud, lo tenia hasta el fondo y se movía, vaya si se movía y que gusto me daba, alcance un orgasmo fantástico y luego otro y cuando acababa con el segundo él estallo dentro de mi, al notarlo volví a orgasmar y estaba vez no me desmaye de milagro, el se salio de mi y yo me quede desmadejada sobre la cama.

Mi madre se puso a mi lado, acunándome, acariciándome, dándome pequeños besos mientras yo recuperaba el resuello, luego los bese mientras les daba las gracias y me quede dormida sin darme cuenta

No fue la primera y ultima vez como era nuestra intención al principio, mi padre se quedo con dos fogosas mujercitas en la casa a las que había que mantener en la cama y claro tuvo que pedir ayuda de vez en cuando, pero eso será motivo de otro relato si veo que este gusta.

Autor: anchot


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno