Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2007-07-17 21:48:24
Un día te invitan a ti, Piru, y a Euge a una fiesta de máscaras en una casa de lujo de una pareja amiga y os animáís. Lleváis unas máscaras y entráis en la fiesta. La mansión está llena de gente con máscaras, unos bailando, otros tomando copas mientras charlan, etc.

Un día te invitan a ti, Piru, y a Euge a una fiesta de máscaras en una casa de lujo de una pareja amiga y os animáís.

Lleváis unas máscaras y entráis en la fiesta. La mansión está llena de gente con máscaras, unos bailando, otros tomando copas mientras charlan, etc.

Al entrar, un mayordono os recoge los abrigos y os invita a entrar. Os vais a tomar una copa y mientras os sirven un caballero os comenta:

¿Qué tal? Parece que esta noche va a ser de las buenas.

Vosotros os quedáis dudando sobre lo que ha comentado. Bueno, nada importante, bailáis, encontráis a vuestros amigos que los reconocéis porque os dijeron como iban a ir a la fiesta de máscaras y así pasa el tiempo.

El caso es que a Piru comienza a nacerle una idea, extraña, dice que se siente extraña como con ganas de explotar, de bailar, de hacer cosas y que incluso está excitada. Todo esto es más extraño al ver que Euge y la otra pareja corroboran esas sensaciones.

Así, a medida que el tiempo va transcurriendo, las sensaciones se intensifican, incluso llegas a ver, a través de los pantalones, que muchísimos hombres están empalmados y que hay un montón de parejas bailando cada vez de manera más sensual y cariñosa.

De pronto, un caballero se acerca a Piru y la invita a bailar. Es un caballero de buen aspecto aunque por supuesto con máscara.

Al bailar, el hombre se pega a ella mucho y Piru nota el paquete duro del hombre justo en su entrepierna y comienza a humedecerse su vagina.

Se está poniendo a cien.

El hombre restriega suavemente con movimientos anárquicos su verga dura a través de la ropa y Piru puede olerle y huele estupendamente. Ella se encuentra rara, está preocupada pero al mismo tiempo nerviosa y excitada como pocas veces.

El hombre roza con su nariz y labios delicadamente su cuello y a Piru se le ponen los pelos de punta. Mira a Euge y lo ve entablando una conversación con dos hombres y una mujer. A menudo mete las manos en los bolsillos porque está empinado y todos sabemos que necesita recolocarla, Piru esto lo sabe bien.

También observas como tu amiga está bailando con otro hombre con la misma predisposición que el tuyo.

Es extraño. Estás empapada.

El hombre te pone la mano en el trasero mientras aprieta con energía y la otra mano en un pecho que acaricia mientras bailas al ritmo de la música y ves a Euge que está haciendo lo propio con una mujer.

El hombre te besa con suavidad el cuello, succionando tu piel y pasa la lengua subiendo por el cuello hasta tu oreja, que muerde con suavidad y chupa.

Se te han puesto los pezones duros y notas perfectamente a través de la piel la forma del pene que te aprieta tu sexo.

Te animas y aunque un poco vergonzosa y a escondidas metes tu mano por dentro del pantalón a través de su bragueta abierta, alcanzas el calzoncillo y sigues el rastro de su inmensa verga dura y a través de la tela puedes notar hasta sus venas.

Alcanzas el glande que está fuera del calzoncillo mirando hacia arriba y lo masajeas con la punta de tus dedos, bajas la piel y la subes, la bajas y la subes y como está mojada de excitación sacas la mano y te chupas los dedos.

Está bueno, y él, al ver el gesto te da un beso en la boca lamiendo con su lengua la tuya para compartir el momento, mientras bailais.

De pronto suena un gong y la gente para de bailar.

Un hombre comenta en voz alta que llegó la hora del aperitivo y de una puerta salen desfilando un montón de camareros y camareras desnudos, los hombres con pajarita y las mujeres con medias y ligueros.

Una cosa extraña, llevan bandejas de diferentes manjares y unas camillas.

De pronto el hombre que hablaba dice que necesitan voluntarios y el hombre que bailaba contigo te dice que te apuntes que es muy divertido.

El caso es que como estás drogada por algún producto que excita igual que todos te dejas llevar y te apuntas al igual que tu amiga y varias mujeres y varios hombres y al ver que lo haces, también Euge se anota.

Como has sido la primera, dos camareros se dirigen hacia ti y comienzan a desnudarte.

Tú estás extrañada pero excitada y miras a Euge, quién también está excitado.

Te tumban tres camareros desnudos y comienzan a untarte un montón de manjares por todo el cuerpo, incluido tu chocho, pezones, etc.

En el chocho te ponen como una especie de paté que está caliente y al untar los camareros y abrirte los labios y untarte el clítoris empiezas a soltar líquido que se mezcla con la comida y gimes.

Están haciendo lo mismo con tu amiga que también gime y con Euge y los otros.

El camarero que te está untando con el paté se excita y se le empina la verga, enorme y dura y tú le miras y él también haciendo un gesto de "te comería ahora mismo".

Cuando han terminado, los camareros te alzan en vilo en la camilla y te van paseando por la sala al igual que al resto de los voluntarios.

Tu asombro es cuando de pronto el primer invitado se te acerca y agachándose se lleva un poco de caviar que tenías untado en el pezón derecho.

Te ha chupado y has tenido un escalofrío.

Una mujer se agacha y te chupa mientras se lleva a la boca un langostino de tu ombligo y al unísono otro hombre te chupa una especie de mermelada que tienes alrededor de tu cuello. Tres o cuatro bocas chupándote, mordiéndote y estás como loca.

Estás deseando que lleguen al paté que está completamente jugoso al mezclarse con tu esencia producto de tu excitación.

Se me hace agua la boca, de verdad.

Un hombre te está chupando el pezón izquierdo pasándote la lengua para extraer el jugo del caviar. Notas lo caliente y húmeda que está su boca mientras te succiona.

La mujer te lame la zona del ombligo llevándose la mayonesa y por los muslos un chico de unos 20 años te está lamiendo el sirope que te han untado. Está pegajoso por lo que lo ensaliva bien para poder extraerlo.

Te estás poniendo a cien y miras buscando a Euge que lo ves empalmado. No es para menos ya que una mujer de 30 años le está lamiendo los pezones que tiene con caviar y otra de 55, pero que está muy buena, le está comiendo el paté que tiene en el nacimiento de la verga cerca de los testículos. Está empalmado y gime.

Mientras estás observando, notas una lengua que te lame el clítoris. Es el hombre que bailaba contigo. Está saboreando tu clítoris y emites un gemido brutal.

Un montón de lenguas te están chupando.

Voy a meterme en la historia.

Aparezco yo y con mi pene untado en el sirope de uno de tus muslos, el capullo está bien untado, te lo acerco a tus labios, abres la boca y con tu lengua empiezas a restregarla alrededor del glande saboreando el dulzor del líquido, mientras me chupas y me lames.

Yo subo y bajo la piel de mi verga masturbándome.

Te están chupando entera y tú me chupas a mi. Es un momento muy especial.

De pronto un hombre, más precisamente el camarero que te untó se apunta a lo mismo que yo y untada de nata te la introduce en la boca junto a la mía y se masturba como loco.

Cuando le viene el orgasmo la saca de tu boca repentinamente y se corre en tu estómago gimiendo desesperado.

Se oyen gemidos por todas partes.

Giras la vista y ves que tu amiga ha dejado de ser chupada y está siendo cabalgada por dos hombres, uno muy joven que la ha penetrado por la vagina y otro maduro que se la ha introducido por el culo.

Tiene alrededor de ella a cinco hombres más masturbándose mientras ella en la medida de lo que puede va lamiendo sus pollas.

Euge está de pie y una chica de alrededor de 20 años, morena y con un cuerpazo de novela, le está chupando el ano por detrás y una madurita de 50 espectacular le está haciendo una mamada espectacular también, mientras se besa con otra.

Euge decide acercarse a ti y con su polla comienza a restregarla por tu sexo llevándose trozos de paté y empujándote el clítoris y con su polla untada se la acerca a la mujer que te estaba chupando el ombligo para que se trague el paté y vuelta a empezar.

A ti, este juego de ver a Euge restregarse contigo mientras me chupas la verga, eres chupada y luego ver como lo chupan a él te pone a cien.

El hombre que bailaba contigo te limpia bien el sexo introduciendo su lengua en tu vagina.

De pronto vuelve a sonar el gong y el hombre de antes comenta que quiere voluntarias para la rueda y tú te apuntas, sin saber bien de qué se trata.

A diez mujeres os conducen primero a unas duchas para poderos limpiar y después a una sala con una mesa larguísima y os meten debajo de la mesa y os dicen que esperéis.

Al cabo de un rato, se empiezan a sentar hombres desnudos en las sillas y no les veis más que las piernas y sus penes porque hay un largo mantel. Algunos están ya con el pene empalmado y otros no. Hay todo tipo de penes, unos enormes y otros pequeños, unos gordos y otros flacos, con el glande enorme o pequeño. Hay de todo, porque habrá aproximadamente 25 sillas.

Las diez mujeres comienzan a chupar los penes. El primero que te toca a ti es mediano, de alrededor de 15 cms pero sabe estupendamente.

Le lames los testículos mientras le acaricias el prepucio, subes la lengua por su tronco y alcanzas el glande que saboreas.

De pronto suena un timbre y avisan que hay que cambiar. Pasas al siguiente igual que tus compañeras y la que estaba delante de ti ha rejado un rabo muy duro y en cuanto te lo metes en la boca escuchas que el hombre empieza a gemir como loco. Es enorme y te entusiasmas mucho pero pronto suena nuevamente el timbre y hay que cambiar otra vez.

La siguiente es muy pequeña pero tiene gracia y por el tamaño te la puedes meter toda entera en la boca y con tus labios llegas a tocarle la piel de los testículos. Justo cuando estás succionando le viene el orgasmo y se corre, soltando toda su leche caliente mientras se agita y gime.

Y así van pasando todas hasta que alcanzas al último.

Suena el gong y el hombre de siempre comenta ahora que vais a tener un premio por lo bien que lo habéis hecho mientras tú estás empapada de excitación por haber chupado tantas y diferentes pollas.

A las diez mujeres las conducen a una sala extraña a cada una. Hay diez salas, es como un peep show, imagina, hay vitrinas en donde están situados diferentes hombres para poder observaros y al lado hay agujeros por donde han introducido sus penes otros hombres distintos de los que observan y estos no ven nada porque no tienen vitrina. Hay hombres para ver y hombres para disfrutar, aunque estos no saben quién los está mamando.

En tu sala hay siete vergas de todos los tamaños y ochos personas mirando y descubres que uno de ellos es justamente Euge (de los que miran) y hasta hay una mujer observando.

Suena el timbre y te acercas a la primera que es pequeña. La chupas y la lames mientras observas como todos los que miran se están masturbando, incluido Euge.

Se oyen gemidos por detrás de la pared del hombre que está siendo mamado por ti y también de los que se masturban viendo la escena.

Cambias y vas a otro hombre y te quedas parada y te la introduces despacio. Es una verga enorme la que tienes por delante y gimes cuando te penetra a pesar de estar muy empapada por todo lo que llevas ya.

Gimes y ves que Euge está excitadísimo viéndote disfrutar. El hombre que está justo a su lado se corre y empapa la vitrina de espermas que acaricias del otro lado del cristal.

Te mueves cada vez más rápido y vuelves a cambiar para introducirte la verga de otro ahora por el culo. Este pene es más pequeño y por eso te animaste. Estás justo enfrente de Euge y puedes mirarlo mientras cabalgas a este. Te la introduces despacio y te produce un leve dolor y placer simultaneo al ser penetrada por detrás.

Euge sigue masturbándose y te mira con morbo y deseo y tú al él mientras gimes. Vas cada vez más rápido y Euge también. Se acerca el momento y te corres, al mismo tiempo que ves a tu pareja como empapa el cristal de su vitrina con su leche caliente y te agitas y te dan espasmos muy fuertes al correrte.

De pronto ves como entra por detrás de Euge la persona que va a sustituirle en la vitrina y se trata de una mujer, quien se agacha delante de él y le limpia el capullo de esperma.

Enseguida entran dos hombres desnudos que se dirigen hacia las vergas que sobresalen de los agujeros y que tú todavía no has utilizado y comienzn a chuparlas, lamerlas y oyes muchos gemidos a través de las paredes y sabes que esos hombres no saben que están siendo mamados por hombres y están cachondos, perdidos.

Ves como uno de los hombres que mama aparta la boca mientras masturba a uno que comienza a correrse con una cantidad de leche increíble y piensas que podrías haber estado en su lugar.

Otro hombre se corre en la boca de uno de los que lo chupaba. Te das cuenta porque le sale por los lados de la boca el esperma.

Todo esto lo ves mientras te corres porque está siendo de esos orgasmos largos y morbosos.

Al cabo de un rato con diferentes personas suena nuevamente el gong y el hombre de siempre las conduce a las diez mujeres a una sala completamente a oscuras y las hace tumbar y van pasando personas que sin ver absolutamente nada os empiezan a lamer, etc. etc.

Tú estás tumbada y notas como de repente una persona bruscamente te abre las piernas y te la introduce de golpe y fuerte, muy fuerte hasta adentro. Es enorme y gorda, gritas de dolor y placer al mismo tiempo. Te empuja fuerte, intuyes pero no ves nada y te la mete hasta adentro y notas como sus testículos chocan con tu culo en cada embestida brutal. Te está cabalgando fuertemente y te da morbo, zas, zas, zas, suena y oyes como te dice palabras obscenas como: venga, empuja, goza, grita, deséame, puta, guarra. A ti te da morbo también y de pronto notas tres pollas acercándose a tu boca mientras son agitadas en plena masturbación.

Te tocan muchísimas manos por todas partes, parecen mil, te vas a correr y sueltas el grito más grande hasta ahora mientras al mismo tiempo el hombre que te está cabalgando también se corre en tu vagina. Notas su esperma ardiente que ha salido con el mismo vigor con el que ha empujado. Has notado como ha chocado con las paredes.

Otro hombre se corre cerca de tus labios y ves como, supones que una mujer, te chupa el esperma de éste.

Al final se encienden las luces y te dirigen a una sala sola con una cama y te dejan esperando.

De pronto se abre la puerta y entra Euge, hacéis el amor con un deseo incontrolable mientras más de 30 personas os observa y os da mucho mucho.

 

JDM (soldrag@mixmail.com)

Autor: soldrag


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno