Llevo nadando desde los 14 años, y es un deporte muy sacrificado. A veces estás hasta las bolas de tanto entrenar, de tantas horas haciendo largos en una piscina, pero... tiene una recompensa especial, que se escapa a los que no son como yo: estás rodeado de chicos super guapos a todas horas, les ves marcar paquete con los bañadores de competición y te duchas rodeado de ellos. Yo ya había tenido algún roce (sólo alguna paja) con varios chicos del club, y es que por lo que he comprobado, hay mucho mariconeo en la natación y el waterpolo: que yo sepa en mi club hay más de 8 chicos gays o bi, comprobados por que yo he estado con ellos o con alguno que ha estado con ellos. En las duchas lo pasaba siempre fatal, ver a una peña de tios de 14 a 20 años desnudos, muchos de ellos con la polla morcillona, me ponía a mil. Siempre tenía que acabar pronto para ir sin cambiarme al wc a masturbarme. Un día que me tocaba quedarme a recoger las toallas con Luis (un amiguete del equipo) entré el último a ducharme. Todos estaban acabando, y se iban marchando a vestirse, menos Luis, que estaba allí enjabonandose.

">
Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2006-11-13 17:55:00

Llevo nadando desde los 14 años, y es un deporte muy sacrificado. A veces estás hasta las bolas de tanto entrenar, de tantas horas haciendo largos en una piscina, pero... tiene una recompensa especial, que se escapa a los que no son como yo: estás rodeado de chicos super guapos a todas horas, les ves marcar paquete con los bañadores de competición y te duchas rodeado de ellos. Yo ya había tenido algún roce (sólo alguna paja) con varios chicos del club, y es que por lo que he comprobado, hay mucho mariconeo en la natación y el waterpolo: que yo sepa en mi club hay más de 8 chicos gays o bi, comprobados por que yo he estado con ellos o con alguno que ha estado con ellos. En las duchas lo pasaba siempre fatal, ver a una peña de tios de 14 a 20 años desnudos, muchos de ellos con la polla morcillona, me ponía a mil. Siempre tenía que acabar pronto para ir sin cambiarme al wc a masturbarme. Un día que me tocaba quedarme a recoger las toallas con Luis (un amiguete del equipo) entré el último a ducharme. Todos estaban acabando, y se iban marchando a vestirse, menos Luis, que estaba allí enjabonandose.


Las duchas son corridas (con perdón!) y ves perfectamente a todos sin ningún tapujo. Empezamos a hablar del entreno mientras yo me enjabonaba, y él hacía lo mismo. Luis es algo más bajo que yo, sobre 1,82 y está más fuerte que yo. Siempre me ha caído muy bien por que es un tío muy majo, y la verdad es que tiene un cuerpo muy apetecible. Su nabo, que yo ya había visto morcillón algunas veces es especialmente sexy; es velludo, pero se recorta y depila por eso del nadar. Yo me fijaba que él me lanzaba miradas de reojo a mi polla, y se fué moviendo de grifo de ducha poco a poco hasta ponerse bajo el que estaba a mi lado. Yo estaba temblando como un loco y disimulaba con el jabón. Seguíamos hablando de cosas del equipo y tal, pero los dos estábamos enjabonandonos la polla en clara masturbación jabonosa, pero nadie se atrevía a hacer el primer movimiento. Mientras hablábamos, nos íbamos acercando hasta que casi se rozaron nuestras caderas. El se atrevió a rozar mi culo mientras me decía que vaya polla tenía. Le contesté sonriendo que no estaba nada mal, pero que la suya estaba mejor y era más grande. Fue romper el hielo y empezar a acariciarnos los culos y las pollas, tiesas a reventar ya. Mi capullo estaba morado y todas las venas se marcaban descaradas, mientras que el suyo estaba tan erecto que estaba casi pegado a su estómago.

Le dije "vámonos al wc, necesito besarte y comerte", y nos secamos un poco, nos pusimos las toallas por encima y fuimos corriendo al water sin dejar de pellizcarnos el culo y sobetearnos por el camino. Nos encerramos en uno y allí nos besamos, mordiéndonos sin cortarnos los labios y lenguas, juntando nuestros cuerpos, clavándonos las pollas. Nos masturbamos, nos las mamamos, él se corrió en mi boca tras una mamada muy corta, y aceptó mi beso lleno de su semen mientras me decía al oído que quería follarme.

No me pude resistir. Con su propio semen como lubricante, me folló como ningún otro de los tíos de clase o del equipo lo habían hecho nunca. Con cariño pero con fuerza, me hizo ver fuegos artificiales mientras se contorsionaba en mi culo. Mantenía una dureza increíble para haberse corrido hacía cinco minutos. Mientras me follaba, me masturbaba y me besaba la nuca, el cuello y las orejas, en un polvo como jamás había podido disfrutar hasta entonces. Nos corrimos casi a la vez, el dentro de mí, y nos quedaos abrazados tres o cuatro minutos sin decir nada. Nos estábamos quedando fríos, o sea que salimos otra vez corriendo hasta las duchas, nos dimos una super caliente y nos marchamos muy contentos para casa.

Por el camino fuimos hablando del tema, y cruzando experiencias, contamos hasta ocho chicos entre 15 y 19 años con los que habíamos estado juntos, pajeándonos y comiéndonos la polla en la piscina. Pero los dos coincidimos: el polvazo de esa tarde había sido especial. Desde entonces, nos pajeamos casi en cada día de entreno, y en el fin de semana, follamos en la casa que se queda sin padres. No soy nada afeminado, pero mientras estemos juntos, puedo pasarme sin penetrar... ¡Que me folle!

Autor: Anonimo


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno