Maneje por 3 horas desde la Cd. de México hasta ver los primeros rayos del sol reflejarse en la cálida playa del puerto de Acapulco. Por la tarde decidí salir a caminar a la playa y broncearme un poco.

">
Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2006-06-21 05:13:01

Maneje por 3 horas desde la Cd. de México hasta ver los primeros rayos del sol reflejarse en la cálida playa del puerto de Acapulco. Por la tarde decidí salir a caminar a la playa y broncearme un poco.


Tenia yo tan solo 10 minutos caminando por la playa y decidí zambullirme un poco. Estaba nadando un poco para refrescarme y lo vi. Entrando al mar caminando por la arena hasta sumergirse a escasos 3 metros de mi en las saladas aguas. Capto mi atención de inmediato. Alto 1.85mts aprox. Moreno de nos mas de 18 años cabello corto con un corte estilo militar, un perfil atractivo, con unas piernas lampiñas un trasero marcado y bien formado y un paquete que se le marcaba a la perfección, con una mata de vello en el abdomen que al verlos desee de inmediato perderme en ellos, apetecible y grande entre las piernas se insinuaba algo rico a través del pantalón corto azul marino de tela no muy gruesa que tenia puesto y mojado uffff. Comencé a espiarlo nadaba y nadaba de un lado a otro, con una espalda ancha y unos brazos marcados. Había robado completamente mi atención.

-nadas muy bien, eres del puerto?

-que tal, no pero vengo seguido

-que bien, ya es algo tarde vienes solo?

-no vengo con un amigo que de hecho esta por allá. Señalo un punto en la playa. Desmoronándose mis intenciones mire hasta donde reposaba otro cuerpo adolescente en la arena tomando el sol. El amigo la verdad no me llamo para nada la atención.

Cristian, me dijo que se llamaba, era un chaval que se veía que era reventado, que le gusta beber, gozar de la vida, vivir y follar. Había ya analizado el comportamiento de mi victima: forma de hablar, de caminar, vocabulario, movimientos, a que se dedica. Etc. y por eso llegue a dicha conclusión.

Después de 20 minutos de platicar, ya sabia que si podía manejar la situación podría pasar algo. Decidimos caminar por la playa unos minutos mas los 3. Cristian se dedicaba a la construcción -por eso tal cuerpo pensé, trabajaba con su tío y su amigo, me comento que tenia 17 años -guauuuuuu pensé 17 años!, con novia que solo veía 2 veces por mes ya que se había mudado recientemente, y me dijo finalmente que le encantaba el tequila -eso es todo! maquino mi cerebro una estrategia al escuchar esas palabras.

-vamos por una botella de tequila, yo invito!, comente

-me agrada!, dijo Cristian

-vengo enseguida, dijo el amigo, voy a ver si logro algo con aquella morena que esta por allá.

Esas palabras fueron música para mis oídos. – me quedare solo con este chaval pensé!, mientras se alejaba el otro.

-están hospedados por aquí?

-no, mi tío vive aquí y solo andamos de visita, nos quedamos a dormir con el. Auque generalmente no nota si llegamos a dormir o no.

Eran las 8 de la noche y el sol ya se había ocultado.

Platicamos por 1 hora entera, bebimos, intercambiamos experiencias que habíamos tenido con chicas y hablamos de sexo y la verdad la conversación estaba tornándose caliente, de vez en cuando se tocaba el paquete discretamente. El chaval era heterosexual, ya lo había yo identificado, pero manejable, pensé.

-regreso!

Se puso de pie exhibiendo un trozo algo excitado en dirección a unas rocas que estaban en la arena cerca de un lugar obscuro.

-voy a hacer espacio para tomarme otro tequila, dijo alejándose e internándose en la oscuridad.

-espérame que también necesito descargar

Al llegar a una roca se detuvo, se bajo el short y me dejo ver entonces un pedazo de carne que se dibujaba atractivo en la oscuridad. No pude verlo bien, ya que solo veía de reojo y me había parado como a un metro de distancia.

-sabes se me antoja una mamada, dije para provocarlo.

-no estaría mal

-te lo han mamado en la noche en la playa?, le dije esperando atentamente su reacción.

-no la verdad no

-te gustaría?
-no me caería nada mal. Te gusta la verga?: Pregunto con cierta incredulidad y autoritarismo. Esa exclamación llena de incertidumbre, mezclada con lujuria y machismo clásica de un hetero que esta por entrar en un mundo distinto.

Di un paso acercándome a el y en menos de un segundo ya estaba yo recorriendo con mi mano ese pedazo de carne peluda que salía junto con un par de pelotas grandes por encima del resorte de su short, que terminaba de escurrir las ultimas gotas de agua seguramente con sabor a tequila pensé entre mi riendo por dentro.

-hayyyy cabron te gusta la carne eh?

-me gustan las chicas, pero me divierto de vez en cuando de manera distinta.

Tengo 25 años, Mido 1.75mts moreno claro, ojos cafés aceitunados, delgado, y algo trabajado en el gym, con unas piernas duras y marcadas, pero lo que creo que le atrajo a mi victima fue mi trasero. Lo supe cuando con una mano me dio una nalgada y me dijo, después de sobarle la carne por 1 minuto:

-porque no lo pones duro?, esas palabras que salieron de su boca con cierto machismo y un poco temblorosas por la botella de tequila que nos acabábamos de beber.

Me incline con cierto temor a que alguien nos viera, me arrodille en la arena y comencé a masturbarlo, deslice mis dedos por ese tronco caliente que a cada segundo cobraba vida y se ponía mas y mas duro, aspire ese aroma que despedía, entonces me lo metí a la boca. Por la oscuridad no podía admirar enteramente a mi chaval, pero alcanzaba a ver la cara que tenia y era de un placer inimaginable. El sabor de ese pedazo era a sudor semen y agua salada. Lo succione por 5 minutos y pase mi lengua por ese par de huevos del caliente chaval, que ya estaba jadeando de placer, me perdí en ese abdomen duro y metí mi lengua en ese velludo ombligo que coronaba un cuerpo de semental caliente y sudoroso que tenia a mi disposición.

-haber, haber que tenemos por aquí? Un par de putos!

Dijo una voz que me sobresalto, al tiempo que una luz iluminaba mi cara y mi boca succionando el glande de mi victima. De inmediato saque la boca de la cabeza del trozo de carne del chaval, despegue mi mano de sus piernas y mi nariz se alejo de esa mata de vello pubico que coronaba el tronco duro del pene del chaval, con la luz de la lámpara pude admirar por unos segundos a mi chaval -y la verdad estaba como para derretirse, un pene de unos 18 centímetros en completa erección, ancho, cabezón, rojo y lleno de venas que acompañaba unas bolas peludas redondas y llenas de leche -pensé al tiempo que me levantaba y me limpiaba la boca con la mano. Mi amigo simplemente se subió el pantalón corto y trato de ocultar tremenda erección que lógicamente se marcaba por encima del short inclinándose de su lado izquierdo. Nos pusimos de pie y quedamos uno al lado del otro.

-mariconsitas! esto no esta permitido en las playas, porque no se van a un hotel? –eso es lo que pensaba pero no me dieron tiempo pense!

-bueno, este, lo que pasa!. Tartamudeo mi amigo sin poder decir nada por los nervios de haber sido sorprendidos por un par de policías que hacían rondines todas las noches a lo largo de todas las playas del puerto, para evitar que parejitas calientes hicieran lo que justamente nosotros en este momento.

Nunca antes me habían sorprendido haciendo esto, pero no me puse nervioso, si no que me mantuve tranquilo y sereno. Que es lo mejor en estos casos, ya que entre mas nervioso, mas se ensañan las autoridades

-perdón oficial!

-nada de perdón putito mamador, me van a tener que acompañar

Cinco minutos después caminábamos en dirección a mi hotel que estaba a unos metros de las palapas donde nos habían sorprendido sobre la playa. Realmente pensaba comprar otra botella de tequila, pero solo me alcanzo para 10 cervezas mas después del desembolso que tuve que hacer para cerrale la boca a los policías y que nos dejaran ir.

-ya me voy wey, la verdad me dio mucha pena que nos agarraran haciendo esto.

-Mira que nada paso Cristian vamos al cuarto de mi hotel y simplemente vemos televisión y nos bebemos estas cervezas. Dije saliendo de la tienda después de prender un cigarro.

El chaval había quedado caliente lo supe de inmediato cuando me dijo que le pasara una toalla, ya en el cuarto, al terminar de bañarse.

-mira que te ha quedado duro el trozo le dije señalando el tremendo trozo de carne que apuntaba hacia el techo, orgulloso ancho, moreno y peludo que mas podía pedir para esa noche?

Lo tome en mis manos al extenderle la toalla y como mi amigo seguía algo mareado. Simplemente me dejo hacer, olvidándose de su orgullo hetero, solo se entrego al delicioso masaje que le estaba dando en el tronco y en las peludas pelotas.

-tienes una verga deliciosa

-si que te gusta verdad? Porque no terminas lo que empezaste!

Mi amigo se olvido del terrible incidente de la playa y se sentó en la tapa del excusado, escurriendo de agua desde su cabello, a lo largo de ese abdomen definido que tenia, hasta esos vellos pubicos que rodeaban ese delicioso mástil que de nuevo estaba en mi boca.

-que delicioso estas wey!

-callate y mamalo putito quieres verga? Pues ahí la tienes, me dijo al tiempo que hacia un movimiento de cadeara levantándose una y otra vez del excusado para clavarme su duro lanza en la boca. Con un ritmo que me estaba matando a penas podía tragar semejante palo , duro venoso, sin circuncidar con un glande rojo que destilaba un deliciosa liquido seminal que ya se comenzaba a mezclar con mi saliva. Estaba yo arrodillado frente a este semental con las piernas abiertas lampiñas duras y con sus brazos que sujetaban mi cabeza en cada estocada no podía separarme de el, me estaba follando la boca como nunca antes nadie lo había hecho, es un animal –llegué a pensar. Me va a reventar los labios, me aferré a sus piernas y quede inmóvil a su merced y tragando en cada estocada que el daba todo ese pedazo duro, en cada estocada sus bolas se movían al mismo compás y chocaban con mi barbilla, mi amigo estaba con los ojos cerrados simplemente cojiendome la boca. Sus nalgas se contraían en cada movimiento, comencé a meter un dedo por su raja hasta alcanzar su rico agujero, meti la punta de mi dedo al ritmo de las estocadas que daba en mi boca y entonces.

-vaya, vaya, aprovechas el tiempo eh¡.

Por un momento me olvide que no había llegado solo al puerto. Rodolfo, un chaval de 19 años que en otro relato ya les conté como lo conocí, y yo decidimos viajar al puerto. El quería visitar a su familia y yo simplemente quería despejarme del trabajo en la oficina. Sorprendido por segunda ocasión en la noche me puse en pie y lo vi parado en la entrada de la puerta del baño con esa pose de machito salvaje me miro a los ojos y percibí cierto desprecio en su mirada al tiempo que supe por su voz que había algo de celos. Nos habíamos separado en la tarde, el saldría a ver a su madre en el puerto, puesto que era del puerto, solo que vivía en la Cd. de México, y yo simplemente pasaría la tarde y la noche esperándolo hasta la mañana siguiente para ir a desayunar. No pensé que llegara antes!. La verdad no quería que me cachara en esto. En realidad solo somos amigos y no había pasado nada entre nosotros desde aquella noche, nuestra amistas después de 4 meses era ya como de dos muy buenos amigos, auque yo me moría de ganas por estar con el de nuevo, yo sabia que el no moría por hacer lo mismo.

-Rodolfo perdón, no te esperaba hasta mañana

-pues si wey pero venimos juntos y la verdad me sacas de onda.

Tenia sentimientos encontrados, si me sentía mal, pero a la vez estaba que reventaba de caliente.

-perdón pero, Cristian es un amigo que conocí en la playa hoy.

-me voy! regreso mañana.

Se aparto de la entrada del baño y se dirijo a la puerta de salida.

-espera

-porque no te quedas.

-No wey la verdad no quiero

Extendí mi mano y toque su paquete por encima del pans delgado que llevaba puesto. Por la escena del baño supuse, lo tenia algo excitado, el no se movió se quedo inmóvil y me dejo, lo frote con delicadeza sobre la tela y comenzó a cobrar volumen, Cristian miraba sentado aun en la tapa del excusado y se masturbaba suavemente, mientras yo bajaba el pantalón de Rodolfo, ya sentado en la cama. Al levantar sus caderas y permitirme despojarlo de su pantalón por completo supe que ya lo tenia ganado. Su pene aun un poco flácido ya crecía y crecía, sobe sus bolas y me hundí con la lengua en su escroto suave, delicioso y casi lampiño que de su interior colgaban ese par de cojones que me habían llenado el trasero de semen 4 meses antes, deslice mi lengua levantando sus bolas por ese espacio que esta entre el ano y el escroto, que es uno de los puntos mas viriles de un hombre, algunos vellos se atravesaban en el camino de mi lengua, me metía un cojon en la boca con suavidad y luego el otro mientras masturbaba suavemente ese falo de 17 centímetros erecto suave, duro, y de color lampiño, con un prepucio que me dejaba libremente chupar y succionar su glande que era mas delgado que el tronco pero no menos delicioso, las pocas venas que se dejaban ver en este mástil le daba un aspecto mas delicado que el trozo de Cristian pero igualmente delicioso. Su mástil ya erecto completamente apuntaba al techo y sus bolas se movían al ritmo de mis mamadas. Metí todo su pedazo de carne en la boca y mame por unos minutos.

Nuevamente después de 4 meses Rodolfo estaba a mi disposición y la diversión ahora era mayor, ya que tenia a otro macho semental adolescente caliente de 17 años masturbándose ahora también muy cerca de mi boca. De pie a unos centímetro de mi ahora se encontraba Cristian mirándome a los ojos y rogándome con su mirada que no me olvidara de el. Seguí por unos segundos mas chupando de arriba abajo el mástil de Rodolfo, mientras este estaba con los ojos cerradas sentado en la cama y yo arrodillado frente a el Cristian dio otro paso y me apunto con su enorme verga a la cara, me tomo de los cabellos y me jalo la cara ahora para succionar su mástil, entonces lo empuje para que cayera en la cama sentado y ahora si, tenia a dos calientes chavales sentados frente a mi con las piernas abiertas uno al lado de otro y con su trozos erectos al aire apuntando al techo y esperando por mi boca. Rodolfo abrió los ojos por unos segundos, miro a Cristian al lado suyo, miro su verga y me dijo.

-anda cabron mira los dos carajos que te vas a comer ahorita, anda mamalos.

Me acerque al mástil de Cristian y lo chupe luego al de Rodolfo y asi alternando, mientras mamaba uno masajeaba las bolas del otro y entonces Rodolfo tomo la iniciativa, me tomo de un brazo y me puso de pie al tiempo que el también se levantaba y me empujo a la cama para caer yo acostado, me arranco el ajustado bóxer que tenia y rápidamente se acomodo mis piernas en sus hombros y colocándose un condón acomodo su carajo en la entrada de mi ojete, y lo incrusto de una sola estocada en mi culo estrecho.

-hayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy cabron, despacio

-nada de despacio ahora si putito por caliente te voy a reventar el culo, me dijo mientras acercaba su boca a mi oído. Pude sentir su respiración, excitado completamente Rodolfo empujo mas y pude sentir sus bolas rozando mi trasero, adentro y afuera una y otra vez. Acostado en la cama, boca arriba, con las piernas en los hombros de Rodolfo con sus fuertes brazos apoyados en la cama junto a mi cabeza y con su enorme mástil entrando y saliendo por mi ano estaba apunto de reventar.

-ah, ah, ah, ah, ah. Eran mis jadeos al sentir nuevamente la fuerza de este semental. En uno de esos jadeos me entro el duro pene de Cristian en la boca.

Ahora estaba Cristian arrodillado arriba de mi cabeza apuntando con una mano su enorme carajo en dirección de mis labios y con la otra haciendo presión en la ancha y sudorosa espalda de Rofolfo en cada estocada. Rodolfo encima de mi cogiendo mi trasero y Cristian arrodillado encima de mi cabeza cogiendo mi boca. Estaban a la altura sus bocas y entonces paso. Desde mi posición acostado en la cama con estos dos hombres arriba de mi pude ver como mis dos machos en ese momento se daban un beso entrelazando sus lenguas olvidando que ambos tenían novias y que eran unos machines se besaron por unos segundos.

Cristian siguió empujando en mi boca por unos 5 minutos y Rodolfo que parecía incansable me seguía fallando. Cristian entonces bajo de la cama y se encamino a la parte de atrás donde se podía apreciar perfectamente como me entraba el pene de Rodolfo por mi dilatado trasero. La vista era genial un enorme falo entrando por un apretado culo, con unos enorme cojones colgando que se movían al ritmo de cada estocada entrando y saliendo y dilatando mas mi trasero. Cristian se agacho y entonces sentí la mas deliciosa experiencia de mi vida comenzo a deslizar su lengua curiosa por los cojones de Rodolfo y siguió el movimiento del vaivén y entonces deslizaba su mojada lengua ahora por mi ano al tiempo que Rodolfo no paraba del mete y saca. Entraba y salía el enorme falo de Rodolfo y la curiosa lengua de Cristian me dilataba mas el trasero ufffffff.

La sensación de sentir un falo y una lengua al mismo tiempo en el trasero es genial.(inténtenlo) por un momento sentí como el Falo y la lengua entraban y salían por mi ano al mismo tiempo. Cristian se puso de pie y entonces enterró su falo duro en el ano de Rodolfo que ya había estado dilatando con un dedo al mismo tiempo que exploraba con su lengua. Rodolfo cuyo ano había hasta entonces probado solo mi verga en ese momento casi se parte en dos por el ancho falo de Cristian y casi me parte a mi al enterrar mas su falo en mi al tiempo que le entro a el. Ser follado por un macho que esta también siendo follado no tiene comparación. Así era el cuadro: yo acostado boca arriba en la cama con las piernas en los hombros de Rodolfo y Cristian empujando arriba de Rodolfo follandole el culo al mismo tiempo. Ufffffffffff Cristian en su calentura sacaba el carajo del culo de Rodolfo e intentaba meterlo al mismo tiempo que Rodolfo en mi trasero, deslizaba su glande por los cojones del enorme falo de Rodolfo y luego lo deslizaba por mi ano que en ese momento estaba siendo penetrado. No lo logro meter al mismo tiempo.

-ahhhhhhhhhhhhhhhh me corro, me corro, uffffffffffffffffffffff, ahhhhhhhhhhhh, hayyyyyyyyyyyyyyyyyy

Se corrió Rodolfo vaciándose dentro de mi y besándome al mismo tiempo apretando los dientes como si hubiese sido la mejor corrida de su vida. Penetro por uno segundos mas y ya no aguanto, se quedo inmóvil sobre mi pegando su cuerpo junto al mío recostándose sobre mi y con mis piernas todavía en sus hombros, saco su falo escurriendo de semen se retiro el condón y lo repego junto a mi falo duro aun. Cristian no desaprovecho el momento al ver que Rodolfo se había corrido y había dejado libre mi ano, se aprovecho y metió su falo en mi desocupado ano, con Rodolfo recostado encima de mi el se puso en pie y comenzó un vaivén que no duro mas de 2 minutos saco su pene de mi, se masturbo por 3 segundos y arrojo mas de 6 chorros de semen caliente los cuales repartió entre mi ano aun dilatado y el ano de Rodolfo. Mientras el semen de Cristian escurría por lo cojones de Rodolfo y caían a mi ano yo me corrí sin siquiera tocarme el falo.

Los tres terminamos tendidos en la cama y nos quedamos dormidos. Rodolfo y yo volvimos al día siguiente a la Cd. de México y ya no hemos vuelto a tener contacto con Cristian. Pero seguido pienso en aquellos momentos que pasamos en ese hotel con vista al mar del paradisíaco puerto aquella noche.

Autor: OLAF


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno