Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2007-07-23 04:05:59
Hola, me llamo Pablo, tengo 22 años y hace casi 2 que estoy de novio con Carla, ella es morocha, no muy alta con pechos medianos y muy linda cola. La verdad es que nos llevamos bárbaro nos entendemos bien y el sexo es muy bueno, pero esta historia tiene como una de sus protagonistas a María, mi cuñada menor. Maria tiene 18 años, es castaña clara, con senos pequeños y una cola increíble que pese a su corta edad provoca que más de uno se de vuelta a mirarla.

Hola, me llamo Pablo, tengo 22 años y hace casi 2 que estoy de novio con Carla, ella es morocha, no muy alta con pechos medianos y muy linda cola. La verdad es que nos llevamos bárbaro nos entendemos bien y el sexo es muy bueno, pero esta historia tiene como una de sus protagonistas a María, mi cuñada menor. Maria tiene 18 años, es castaña clara, con senos pequeños y una cola increíble que pese a su corta edad provoca que más de uno se de vuelta a mirarla.

Hace casi 6 meses empezamos con Maria una especie de coqueteo, mitad en broma mitad en serio, nos abrazamos mucho, jugamos "de mano", y otras tonterías. El hecho es que desde que comenzamos estos juegos Maria me calienta más y más cada día, como que siempre vamos un poco más lejos, pero nunca nos atrevemos a más, por miedo a que todo se vaya de control.

Un día luego de jugar un partido de fútbol, decidí pasar por lo de mi novia, llevaba ropa limpia para bañarme y luego quizá salir a dar una vuelta o comer algo. Cuando llegue, Carla me recordó que al día siguiente tenía un parcial en la facultad y que había arreglado para ir a estudiar y quedarse a dormir en lo de su mejor amiga, por lo cual mi plan cambió y se convirtió en bañarme e irme a mi casa. María que estaba escuchando la conversación comentó que vendrían unas amigas a ver una película que habían alquilado, si yo no quería quedarme. A mi me resultó bastante raro ya que apenas conocía a sus amigas, pero accedí.

Antes de entrar a la ducha Carla me dio un beso y se fue, me bañe tranquilo y al salir, note que sus padres se habían salido.

Desde el living María me gritó que fuera al sillón que ya había puesto la peli, la miré sorprendido y pregunté por sus amigas, a lo que respondió que llamaron para decir que venían más tarde.

Me senté en una de las puntas del sillón y me dispuse a ver la película, estaba fresco, pese a la estufa, y Maria se me acurrucó para ver la tele más cómoda. En ese momento me di cuenta de que mi cuñada sabía que su hermana saldría, al igual que sus padres, y que, probablemente, no vendrían ningunas amigas, la pendeja volaba.

A poco de empezar la película comencé a jugar con el pelo de Maria y a acariciar su cara. Maria se acurrucaba más al tiempo que me acariciaba la pierna muy cerca de mi pene, a esa altura semi erecto. En determinado momento decidí arriesgar un poco y comencé a acariciar su boca, Maria sin ningún reparo abrió la boca y dejo que mis dedos recorrieran el interior de sus labios húmedos. Yo ya estaba jugado y re caliente, me corrí, agarré la cara de mi cuñada con las dos manos y la bese en la boca, esperando una cachetada o un "te fuiste al carajo", au contraire, Maria respondió a mi beso con mucha pasión y calentura.

Cuando del beso terminó nos quedamos mirando, cada uno esperando la reacción del otro, yo no me hice rogar, la acosté en el sillón y comencé a besarla nuevamente. Lentamente fui metiendo mis manos bajo su remera hasta llegar a sus pequeños pechos, para mi agrado no llevaba sutien, seguí besándola y acariciando sus pechos un buen rato, por dios, sus pezones estaban durísimos, acariciarlos era un placer.

Decidí ir por más y levantándola un poco le saqué la remera, Maria siguió besándome como si nada, estaba dispuesta a todo. Obviamente con sus senos al aire no demore ni un minuto en ir hacia ellos y chupar, casi desesperadamente, sus erguidos pezones.

Maria respiraba entrecortado, estaba muy excitada, yo continué chupando, y empecé a mover mi mano hacia si entrepierna, mi cuñada no decía nada, estaba en otro mundo. Llegué a sus caderas y sin detenerme metí mi mano por debajo de su pantalón deportivo del colegio, fui derecho a su pepita, estaba calentita y húmeda, empecé a pasar un dedo por su rajita cuando Maria soltó un suspiro y dijo "soy virgen", yo ya lo sabia por lo cual contesté, "no importa, además eso va a cambiar en un ratito", Maria soltó una risita nerviosa y hecho su cabeza hacia atrás dándome el visto bueno para continuar.

Continué acariciando su vulva la cual se ponía cada vez más mojada, hasta que decidí probar, de una vez por toda, el delicioso manjar que suponía el chochito virgen de mi cuñadita de 18 años. Abandoné los pechos y baje besando su pancita hasta llegar a su cadera, mientras bajaba, con mis índices enganche el elástico del pantalón y lo baje junto con mi cuerpo, me incorporé y termine de dejar a la colegiala en bombachita, la bombacha era sumamente infantil, a Maria le dio un poco de vergüenza, a mi, me calentó como el infierno.

Para no hacerlo tan violento, volví a subir hasta su boca y le di un nuevo apasionado beso, cuando nos separamos, le di un pequeño beso en los labios, y me dirigí a su pepita, le di un beso en su perfecta pancita y le saqué la bombacha, Maria estaba totalmente desnuda en el sillón y yo no me había sacado ni la remera, la tenia totalmente bajo mi control.

Me arrodillé en un almohadón y sin más, coloque sus piernas en mis hombros y fui derecho al plato principal. Al tener su vagina frente a mi boca lo primero que hice fue pasar la lengua desde principio a fin de su rajita, desde casi la unión con su increíble culito hasta su delicado montecito. Maria soltó un largo suspiro y se relajó, estaba entregada, yo estaba dispuesto a hacerla gozar al máximo, separe sus labios vaginales con mis dedos índice y mayor de mi mano derecha y metí mi lengua en su virginal agujerito, comencé a moverla en forma circular sin introducirla demasiado, luego comencé a lamer como si fuera un perro sediento, sediento de hembra, sediento de la virginidad de una nena de 18 añitos.

Continué hurgando con mi lengua dentro de la pepita de mi cuñada hasta que decidí agregarle participantes al show, mientras la masturbaba con mi lengua comencé a introducirle un dedito mientras con otro frotaba su clítoris buscando el mayor placer de la nena.

Mi dedo entraba y salía a placer, mientras que mi mente volaba escuchando los gemidos de Maria, "mm mm mm mm", retiré mi lengua un instante y la masturbe con toda mi mano, la frotaba con la palma y masajeaba con los dedos, la pepa de Maria estaba empapada, la pendeja reventaba, era mi hora.

Me pare, me desnude rápidamente, me volvía a arrodillar, puse las piernitas de mi cuñada en mi cintura y acerque mi durísima pija a la húmeda pepa de Maria.

Maria se dejaba hacer, solo quería gozar, separé nuevamente sus labiecitos y comencé a frotar mi glande contra su vulva, era divino, nunca vi una pepa tan mojada, continué frotando la cabeza de mi pija en su conchita virgen, hasta que decidí que eso tenía que cambiar, apoye mi glande en su hoyito e hice un poquito de fuerza, Maria dejó escapar un pequeño gemido como de dolor, pero eso fue todo, no le dolía para nada, estaba muy excitada, su pepa era un mar. Mi verga entró toda sin mayor dificultad, se la dejé adentro un ratito, la mire, estaba con la cabeza tirada para atrás, los ojos cerrados y jadeando, estaba en la gloria, estaba perdiendo su virginidad y le gustaba.

Le saque media pija y volví a metérsela hasta el fondo, otro gemido, me encantaba verla así, gozando. Seguí metiendo y sacando mi pene de esa hermosa cuevita mojada y caliente, la pendeja había nacido para coger. Sin sacársela la traje hacia mi, me levante u y me senté en el sillón para que ella hiciera un poco de esfuerzo, quedamos sentados y la pendeja empezó a subir y bajar, entendía perfectamente el juego, evidentemente estaba echa para garchar. Siguió subiendo y bajando, metiéndose y sacándose la pija de la concha hasta que se aproximaba su orgasmo, subió el ritmo, Maria ya estaba cabalgando en mi verga, estaba como loca, yo quería que ella acabara con mi pene adentro, pero a mi no me faltaba mucho y no podía acabarle adentro, la senté de golpe metiéndole la pija hasta el fondo y le dije que se moviera en círculos, frotando su pepita contra mi, así lo hizo y comenzó a tener el primer orgasmo de su vida a los 18 años, su respiración se volvió cada vez mas entrecortada, los movimientos mas rápidos, hasta que se dejo caer en mi pene y apretó las piernas contra mi cuerpo soltando un quejumbroso gemido.

Yo no daba más la levante, la tire en el sillón y le puse la pija al lado de la boca, la mire y le dije "quiero que me la chupes", no hubo que pedirlo dos veces, Maria se metió la pija en la boca y me miro, no sabia muy bien que hacer, yo le dije que se quedara quieta y comencé a cogerla por la boca, no se la metía muy adentro para no asustarla, primero con ritmo lento para acelerar cerca del orgasmo. Cuando iba a acabar le agarré la cara para que no se separara y aceleré el ritmo. Un segundo antes de acabar le grite que se la tomara toda, la leche salía como nunca, los chorros de semen se sucedían uno tras otro, parecía no tener fin, la pendeja se tragaba todo como una reina, no quería metérsela hasta el fondo pero lo necesitaba, saque mi verga y me pajee el final del polvo, el último chorro callo en la cara de Maria, la miré y estaba sorprendida con semen en la cara y carita de qué pasó. Junte el semen con mis dedos y se lo puse en la boca, lo chupo como si fuera mermelada.

Metimos troncos en el fuego, y nos quedamos viendo la película desnudos en el sillón, cundo termino me vestí y me fui a casa.

Autor: Pepito


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno