Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


0000-00-00 00:00:00
De cómo un adolescente despierta a la sexualidad de la mano de su mejor amigo ... Y cómo el padre de éste despierta la puta que su mamá lleva dentro.
Nunca olvidaré mi primera paja, aquel gustito indescriptible que me invadió desde los huevecitos hasta la boca del estómago, haciéndome perder el control de la situación y estremeciéndome de pies a cabeza. Aquella experiencia iniciática se la debo a mi amigo y compañero de pupitre Charly y ocurrió cuando apenas tenía once años, en plena clase de Lengua. Charly era un par de años mayor que yo y huérfano de madre. Su padre, sin oficio no beneficio, se ocupaba poco de él, así que había aprendido a valerse por sí mismo. Aquel curso me había correspondido como compañero de pupitre e hicimos buenas migas pues era un buen fabulador y un pícaro simpático, y siempre me estaba contando cosas excitantes sobre el sexo y cómo su padre de vez en cuando se llevaba amigas a casa, y cómo los veía chingar escondido. Yo era un ingenuo que aún no había despertado al sexo pero aquellas cosas me excitaban sobremanera. Así fue como durante la clase de Lengua, mientras la monja explicaba análisis gramatical en el encerado, empezó a contarme que su padre había visto a mi mamá en la puerta del colegio y le había gustado mucho. "Si mi padre quiere, conquista a tu mamá y se la folla hasta reventarla", me dijo al oído. Yo estaba enojado al oir aquellas cosas pero no dije nada. Así que él continuó: "Seguro que tu papá no tiene una verga como el mío. Se la vi mientras se duchaba y medía por lo menos treinta centímetros. Si se la mete a tu madre en la concha seguro que la vuelve loca de placer, e incluso abandona a tu padre para irse con el mío". Pronto notó cómo me empalmaba, así que dirigió su mano a mi entrepierna, me bajó la cremallera del pantalón y me sacó la pija. Tiró del pellejo para abajo, ensalivó los dedos y empezó a pajearme suavecito, muy atento a que nadie se enterase de lo que ocurría en la última mesa de la clase. No dudó en sacarse el mismo su chota. En verdad era mucho más grande y gorda que la mía y destacaba un glande hinchado y reluciente. Así que se afanó en hacer una doble manuela: a mí y a él. Al poco se corrió lanzando una fuerte ráfaga de leche al suelo; yo estaba como traspuesto, sin poder controlar la situación. Entonces empezó a imprimir mayor ritmo a mi polla y al rato noté cómo algo salía de mi uretra, creí que era orina pero no; lo que expulsaba por mi poronga, al tiempo que sentía un nuevo placer desconocido hasta entonces, era también lefada. Antes de que tocara la campana para salir de clase, me recompuse y con los zapatos extendí en el suelo todo aquel líquido. La amistad con Charly se hizo cada vez más íntima y nos pajeábamos juntos casi a diario. Pero él seguía centrándose en las fantasías con mi madre, que a mí tanto me excitaban: mamá folla con el profesor de gimnasia, mamá folla con el cartero, mamá folla con el fontanero ... Charly cada día se inventaba una historia en la que la protagonista era mi mamá como viciosa y ninfómana, y lo malo es que a mí me gustaba. No tardé en descubrir el placer de escuchar a mis padres chingar de noche, poniendo la oreja en la puerta de su habitación, mientras me pajeaba y llegaba al orgasmo al tiempo que ellos. Algún día que Charly venía a mi casa a hacer los deberes escolares, nos metíamos en el cuarto de baño, hurgábamos en la cesta de la ropa sucia y cogíamos las bragas de mamá para olerlas y masturbarnos sobre ellas. Pero aquel desenfreno y continua calentura aún llegó más lejos... Una tarde que Charly estaba en mi casa se presentó su padre para recogerlo. Lo atendió mi madre, que lo conocía de vista, y por un momento quedaron viéndose fijamente de forma extraña. Ambos tenían aproximadamente la misma edad y hay que reconocer que el padre de Charly tenía un buen físico y cierto encanto, a pesar de ser un poco abandonado en su presencia. No sé de lo qué hablaron, pero aquella noche durante la cena mi madre le comunicó a papá que era necesario pintar la cocina, y que había encontrado un pintor muy económico. Como de costumbre, mi padre asintió. Cuando llegué a casa para comer el piso olía intensamente a pintura. Abrí la puerta con mi llave y me dirigí directamente a la cocina, pero alli no había nadie. Entonces fue al pasar por delante del dormitorio de mis padres cuando oí murmullos y jadeos dentro. Pronto reconocí la voz de mi madre que gritaba pidiendo "más, más, más ..." Me extrañó que ya hubiese llegado a casa mi padre y más que estuviesen follando al mediodía, pero no le di mayor importancia. A la espera de la hora de comer, me fui a mi habitación a escuchar música. Al cabo de un rato salí y me dirigí de nuevo a la cocina. Allí, subido a una escalera, estaba pintando el padre de Charly. Al poco apareció mi madre, algo nerviosa y arreglándose el cabello. - ¡Ah, ya has llegado, hijito! - me dijo - Hoy comeremos solos porque tu padre no puede venir. Y luego, dirigiéndose al padre de Charly: - Y usted ya puede dejar la tarea por hoy, que ya se le hace tarde. Durante el almuerzo no fui capaz de dirigirle ni una mirada a mi madre, que sonreía nerviosa y estaba muy amable conmigo. Cuando terminé de comer me encerré en el cuarto de baño para tratar de aclarar las ideas después de meterme la cabeza bajo el grifo. En esas estaba cuando divisé que de la cesta de la ropa sucia sobresalía una sábana de cama de matrimonio, algo que me extrañó porque mamá solía hacer la colada por la mañana. Abrí el cestón y extraje la sábana. Prontó comprobé que estaba toda pringada de un líquido pegajoso y abundante. Arrimé la nariz a la mancha y noté el olor inconfundible del semen. Estaba claro: ¡la muy puta había follado con el padre de Charly! Aquella noche, cuando mi padre regresó del trabajo comprobó satisfecho que la cocina ya estaba pintada: - Ha quedado muy bien, querida. - Sí, mi amor, y a un módico precio. Tan contenta he quedado con el operario que creo que va a continuar pintando el resto de la casa. ¿Qué te parece?
Autor: Milucho


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno