Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2009-12-22 01:38:40
Muchos dicen que la adolescencia es la etapa más bella de la vida, porque empezamos a descubrir cosas…. Descubrimos amor, odio… depresiones, vicios… alegrías, nuevas experiencias, nos descubrimos con un aspecto nuevo, descubrimos que ciertas partes de nuestro cuerpo han cambiado mucho y empezamos a ver como seremos en un futuro no muy lejano… descubrimos sensaciones nuevas y habilidades que nunca imaginamos tener… descubrimos el sexo. Muchos lo descubren tarde… y otros a muy temprana edad, precoces como dirían expertos.

Ella…Era la mejor amiga de uno de mis hermanos y ganaba dinero cuidándome cuando me quedaba sola en casa, no hablábamos mucho, solo lo necesario. Desde siempre me sentí atraída hacia las mujeres, aunque nunca le hice caso a eso, le quitaba importancia y pensaba que era algo que luego iba a desaparecer, y a veces me sorprendía a mi misma mirando a esta mujer, Isabel… ese era su nombre, era hermosa… alta, morena, poseía una figura que consideraba divina, con su larga cabellera oscura… con unos ojos pardos increíbles, labios carnosos y apetecibles. Su piel era como la seda, aunque nunca la había palpado… podía adivinarlo con solo mirarla… su olor se quedaba en mi habitación cada vez que entraba a ver que hacia, o para preguntarme que quería de comer.

El día en que paso…llovía machismo , llegue del colegio y como de costumbre me duche… siempre miraba mi cuerpo en el espejo del baño, estaba muy contenta e ilusionada con todo lo que había cambiado, el ejercicio y tanto deporte habían dado frutos después de todo, estaba mas alta, mas esbelta… mucho mas esbelta. Cuando me cansaba de (lo admito) admirarme a mi misma, salía a merendar. Ese día había quedado agotada y decidí ponerme mi pijama y acostarme a dormir un rato, así que fui a la sala a decirle a Isabel que no iba a comer, me hizo un gesto con la mano mientras hablaba con su novio, supongo, ya que estaba de lo mas melosa. Cosa que me molestó un poco. Me fui a la cama… no dejaba de pensar en ella, cada día la pensaba mas y mas.

Cuando casi me quedo dormida, sentí como se abrió la puerta y como entro a mi habitación. ¿Era ella? Si!!! Me hice la dormida… ella se metió en mi cama, incluso bajo las sábanas… no lo podía creer, era Isabel, ahí…en mi cama!

Empezó a acariciarme las piernas, los muslos… me abrazo por la espalda y sentí su delicioso aroma, yo tenia los ojos cerrados y no sabia que hacer, me quede en blanco.

Delicadamente levanto una pierna y la coloco sobra la mía, y como por instinto empezó a mover sus caderas, y con ese vaivén me rozaba las nalgas cada vez más rápido, abrí un poco los ojos y pude ver sus brazos rodeando mis hombros y mis caderas…

  • ¿Qué haces? – le pregunte con la voz entrecortada.
  • ¿Te gusta?... dime… - me preguntó al oído…

No pude articular una palabra mas… Isabel estaba volviéndome loca tan solo con eso.

Se separó de mi unos instantes para bajar hasta mis rodillas el pantalón de la pijama y mi panty y para también bajar su pantalón y su negra y diminuta ropa interior. Después continuó con el movimiento de vaivén, pero ahora su piel tenia contacto con la mía. Entre mis nalgas se perdía su clítoris duro e inflamado, dejándome cada vez más mojada por sus fluidos, y yo… cada vez me mojaba más al sentir su vagina totalmente húmeda rozando mis nalgas.

En seguida me volteo y la veo, preciosa… sudada y excitada se veía aun mejor, fue cuando pude visualizar su sexo rosado, suave, y con vello depilado en triangulo, su clítoris era mas grande que el mío, lo notaba hinchado y enrojecido…brillante por los fluidos que de ella surgían. Le ayude a quitarme la camisa, empezó a chuparme los pechos como si su vida dependiera de ello y yo no le quitaba la mirada de encima… se sentía tan…. Bien, jamás había sentido algo así, y jamás pensé que una mujer seria capaz de proporcionarme tanto placer. Con mis manos inexpertas y temblorosas levante su blusa y palpe uno de sus pechos por encima de su sujetador y note que estaban duros como piedra. Ella se quito esa blusa, y su sujetador, y me dejo ver esos grandes y firmes pechos. Entre sus manos tomo mi cara y me beso. Su lengua jugueteaba con la mía y recorría mi boca como ella quería.

No pude resistir llevarme a la boca uno de sus pechos, la textura de su piel me enloqueció, por ratos me dedicaba a lamer sus pezones y a morderlos solo un poco, para luego succionar uno mientras que con mi mano pellizcaba el otro hasta lograr ponerlos aún mas duros como piedra y que se pusieran rojos de tanto succionarlos… sus gemidos me indicaban que lo estaba haciendo bien. Ella succionaba mis pechos unos minutos y luego era mi turno de chupar los de ella.

Sus manos sabían como acariciarme… con sus dedos fue bajando poco a poco hasta llegar a mi clítoris, que estaba duro y brillante de tanta humedad y con su dedo índice empezó a acariciarlo muy despacio…

-Ahhh… - se me escapo de repente.

- ¿Ahora me dirás si te gusta? – Me preguntó sintiéndose la dueña de la situación.

- Siiii… por favor, no pares Ahhh!

- Eres solo mía de ahora en adelante.

Entonces se puso encima de mi, separo con sus dedos mis labios vaginales, y luego los de ella… y juntó nuestros sexos para mover sus caderas muy despacio; nuestros clítoris estaban juntos y cada vez aumentaba el ritmo y se movía mas rápido sobre mi, frotándonos cada vez con mas fuerza, sus embestidas se tornaron casi violentas, dejándome por segundos casi sin aliento, me costaba respirar, sentía tanto placer…

  • Ohhhh! Isabel… ya!... puede llegar mamá…- dije con la respiración acelerada.- si nos descubre…..
  • Shhhh…. Mi niña ella no va a llegar… Ahhh me voy a correr!

Fue cuando sentí correr mis fluidos y los de ella tras un grito que de seguro se escucho en toda la casa, que bueno que estábamos solas…

-Te gusto Estrella?

- Isabel, nunca pensé que tu… ehmm… bueno, lo que quiero decir es que…

- jajajaja si, si, ya veo que esto va mas allá de las cositas que has hecho con tu novioooo jeje.

- Ehmm… no, yo no tengo novio…

- Ah! Si claro… - pude adivinar el tono sarcástico en que lo dijo.

- nunca nadie me había besado si quiera, y llegaste tu…

- jaja… en serio?

- Siiii… oye no se lo digas a nadie, ok?

- Ay niña… como se te ocurre? Me matarían aquí. No seas tonta jajajaja…

Me sonroje en seguida… ella se veía hermosa así.

  • Entonces…
  • ¿Qué? – pregunté.
  • Oye… eras virgen no? – me pregunto con cara de satisfacción.
  • ah?... si….
  • Sabes que significa?
  • ¿Qué cosa?
  • De ahora en adelante eres solo mía.
  • Jajajaja
  • ¿de que te ríes? Jajajaja… ven acá.

Me tomo de los tobillos y me haló hacia el borde de la cama, donde ella estaba…

-¿Qué haces?- pregunte riendo….

- mmm… pues que quiero ver algo…si?- me dijo al mismo tiempo que ponía una cara de ‘’por favor" muy, pero muy tierna.

- ok…- respondí, no podía negarme.

Me separó las piernas con cara de niño que abre un regalo en navidad… se arrodillo en el piso en frente de mi, y se dedico a besar mis muslos y a lamer todos los fluidos que habían caído sobre ellos… podía sentir su respiración en mi sexo, que volvía a mojarse cada vez más. Acerco su boca a mis labios vaginales para besarlos sutilmente, haciendo que mi cuerpo se erizara por completo mientras que mi respiración se aceleraba más y más. Con su lengua recorría mi sexo, con dos dedos separo mis labios y capturo mi clítoris con su endemoniada lengua, que daba círculos alrededor de él moviéndolo de un lado a otro despacio y rápido a la vez.

Llevo dos de sus dedos a mi boca y me hizo lamerlos hasta mojarlos por completo…

  • ¿Qué harás? – pregunte algo asustada.
  • Shhh…

Dibujo un camino desde mi boca, atravesando mi pecho, descendiendo por mi ombligo, llegando a mi vientre, deteniéndose en la entrada de mi vagina…

Puso sus dedos en la entrada de mi vagina y empezó a hacer presión….

  • Mmm…. Ahhh!! Dueleee
  • Tranquila mi niña, solo relájate…

Sentí la extraña sensación que me proporcionaban sus dedos adentrándose en mí, con muchísimo dolor, por primera vez sentí como se rompía algo dentro de mi. Por más que me quejaba ella ya estaba a mitad de camino y por nada del mundo se iba a detener. De golpe introdujo sus dedos produciéndome la sensación mas extraña de todas, la mezcla de dolor y placer.

Los dejo ahí, inmóviles unos segundos, mientras que descansaba y algo de mi sangre corría

  • Ahora eres mía…
  • Duele, muchísimo…- dije con la voz entrecortada.
  • Solo relájate…

Sacaba sus dedos y me penetraba una y otra vez, me hacia arquear mi espalda, suspirar, mis gemidos eran incontenibles, con mis puños enredados en las sábanas. No paso mucho tiempo para que las paredes de mi vagina se contrajeran produciéndome un placer indescriptible. Recuerdo haber cerrado mis ojos y… ahí me quede.

Al despertar estaba envuelta en las sábanas y repitiéndome a mi misma que no había sido un sueño, que todo aquello había ocurrido, y fue con la mujer que yo tanto deseaba. Me metí al baño para darme una ducha a toda velocidad, al salir, cambie las sabanas y organice todo, me di cuenta de que no había nadie en la casa…

Pero al día siguiente mi niñera regreso…

Autor: Supernova

All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno