Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2009-12-12 04:36:14
Después de recibir una llamada de mi amigo Mike para saludarnos e insistir en que nos quiere ver. Estábamos acostados en la cama a punto de dormirnos cuando Mari me comentó:

Papi… he estado pensando, que ocurriría si un día se juntaran Luis y Mike aquí en casa.

Pues lo único que podría pasar es que te diéramos una súper cogida entre los tres. En ese momento su mano me estrujaba la verga.

Mmmhh... Fíjate que lo he estado deseando y me estoy excitando mucho. Como ves si los invitamos a cenar el próximo sábado y hacemos una "fiesta" por que me gustaría hacerlo con Mike y Luis, hace mucho tiempo que no lo hago con tres para mi solita. Papi ya se me está mojando mi puchita, y mi pepita está muy dura. ¿Me coges?...

¡Como has cambiado mi amor!… de aquella señora celosa y seria, a la desmadrosa y caliente Mari. Mientras se despojaba de su camisoncito se arrancaba sus pataletitas y me bajaba los shorts.

¡Ay Papi!!..... Si ya la tienes como me gusta, hummm... déjame darle un besito.

Un besito…. ¡Uff!! Me estaba dando una deliciosa mamada, se tragaba toda mi verga hasta pajear el glande con sus anginas, cuando la sacaba de su boca la pajeaba lentamente y me comentaba:

Me voy a poner jalea lubricante en mi culito por que quiero que me cojas por mis dos hoyitos, ¡estoy muy caliente Papi!

Tomó el tubo de gel en una mano mientras con la otra se ensartaba mi verga en su coñito, me cabalgaba todo galope subía y bajaba con desesperación mientras jadeaba, luego de un rato me embarraba sus chichis contra mi pecho y nos besábamos con lujuria, le vino un orgasmo muy fuerte y cuando se estaba recuperando puso el gel en dos de sus dedos, y se lo embarraba en su culito.

Un momento después sacaba mi pinga de su coño para céntrala en su culito, poco a poco se dejaba caer con una cara entre de dolor y calentura, pero a medida que mi glande le iba entrando la cara se le convertía en lujuria total, dejó caer sus nalgas completamente en mi verga que se fue hasta adentro, jadeaba y reía, lentamente subía y se dejaba caer con un grito de ¡haagghh que rico me la metiste!! Le empecé a dar unos piquetes rápidos y mi esposa se empezó a arquear hacia atrás hasta que se detenía con sus manos en mis piernas, entonces le empecé a acariciar su clítoris que estaba como piedra, y le alternaba las caricias con unas metidas de dedo en el coñito.

Uff…. Yo cerraba los ojos e imaginaba en mi mente como se la cogían mis amigos al mismo tiempo. Y creo que Mari pensaba lo mismo; pues tenía sus ojos cerrados y se oprimía los pezones con su mano mientras gritaba con otro escandaloso orgasmo, sus jugos salían de su panocha y me mojaban mis manos, mientras yo sentía un gran calambre desde la espina dorsal hasta la punta de mi verga, me empecé a venir con abundantes chorros de leche.

En cuanto nos recuperamos un poco le pregunte: ¿A cuantos te cogiste?.....

¡Huyy Papi!!... Cuando menos a tres, ¡que rico me hiciste! me dejaste volando, entonces que piensas…. ¿los invitamos para el Sábado?

Bueno pues me parece muy bien, pero… ¿podrás con todos?

Yo creo que sí… A Mike lo tengo dominado pues siempre lo acabo de inmediato, con Luis me tardo un poco más; pero si no… me hechas una manita para acabarlos rápido ja, ja, ja.

Al día siguiente le llame a Miguel para preguntarle si podría venir el sábado a tomarse una copa, para que saludara a Luis y platiquemos de las épocas de la preparatoria.

¡Sí con mucho gusto!.... Oye pero el asunto es en serio por que Luis no sabe nada de lo que ha pasado entre Mari y yo. ¿Verdad?....

Pues sí lo sabe todo le respondí: Es que entre nosotros y Luis no hay secretos. Si las cosas se dan bien, y hay química entre tú y Luis… pues hasta hacemos una "fiesta" con Mari. Si te sientes incómodo pues no pasa nada ahí la dejamos para otra ocasión, la cosa es pasarla a gusto.

Mira… Luis es muy abierto y accesible, en unas palabras él es a toda madre, al igual que tú. Entonces… ¿cuento contigo?

¡Claro que sí!… pero ojala se me haga estar con ustedes si es que no hay química con Luis, pues la idea es quedarme a dormir en tu casa y sería un tormento no estar con Mari.

Bueno tú ven a visitarnos el sábado, y no te vas a arrepentir, Mari tiene muchas ganas de verte y no creo que te vallas a ir en blanco.

¡Gracias por la invitación! Llego como a las ocho de la noche, les llevo dos botellas de Champaña que conseguí.

OK. No falles te esperamos… Bay.

Luego le llamé a Luis: Hola cabrón ¿como estás?

Bien gracias; ¡que milagro que me llamas!, siempre soy yo el que los anda buscando.

Pues sí… nos buscas por que el interés tiene pies, y a lo mejor hasta nalgas ¿verdad? Je, je, je.

Bueno, bueno… dime en que te puedo servir.

Es para ver si puedes venir a la casa el sábado en la noche, va a venir Mike a tomar una copa y vamos a platicar de las épocas de la Preparatoria. Creo que en esa época te cogiste a Hilda la que luego fue su esposa. Para que se lo aclares…. Que chiquito es el mundo.

No seas cabrón, nunca me la cogí, sí le metí unos buenos fajes pero no pasó a más, ¿y que más va hacer el buey este a tu casa?

Pues como viene de Puebla pues se va a quedar a dormir en casa. Sí las cosas se dan bien y tienes química con él, pues a lo mejor hacemos una fiestecita con Mari. ¿Qué te parece?

Pues no me parece bien, por que la fiesta la podemos hacer entre los tres; para que lo queremos a ese cabrón con Mari.

¡Huy!!… ya te dieron los celos pinche Luis, si la cosa es que la pasáramos muy bien con mi esposa y echar un poco de desmadre, pero no hay problema, si no puedes ir ahí la dejamos para otro día.

No te molestes conmigo; pero no me gusta que otro cabrón se acueste con Mari.

Mira la verdad es que mi esposa tiene muchas ganas de hacerlo con ustedes dos, y yo le prometí que hablaría con ustedes, pero si tú no quieres o no puedes, no hay ningún problema. Mike es muy simpático y buena onda, por que no lo tratas y luego decides.

Está bien…. el sábado estoy con ustedes, ¿que les llevo?

Nada… solo tu presencia y tu buen ánimo; la vamos a pasar muy bien ya veras, a lo mejor acabas dándole una mamadita de corneta a Mike. Je, je, je… Bay.

Esa misma noche ya estaba don calenturas en la casa con una botella de ron, nos fuimos a la cocina a platicar pues mis hijos andaban por ahí.

Oye no quiero que se enojen conmigo, perdóname por que me puse medio pendejo cuando me llamaste, pero la verdad es que solo los quiero para mí, y me da cosa que otro les robe el cariño que me tienen, son celos de amigo es que los quiero mucho. Mientras le daba un beso en la mejilla a mi esposa y con su mano le daba una acariciada de nalgas.

Nos tomamos varias cubas y todo era miel con mi mujer, alabándola de lo bien que se veía y lo sexy que estaba. A lo que Mari le respondía:

Lo que hace el ron ¿verdad?... Ni siquiera estoy maquillada, traigo un pantalón roto, una playera vieja, y he estado todo el día en friega con la casa, lo que pasa es que me ves con ojos de deseo.

¡Pues sí los amo mucho!, pero hoy te ves más buena que de costumbre, no traes brassier ¿verdad?.... Tus pechos se te ven muy ricos, y esos pantalones te hacen ver más nalgona

¡Huuyy!!.... ya vas a empezar con tus calenturas. No, no traigo sostén pero no me estés jodiendo, hoy no hay nada de nada, así que mejor enfríate granizo. Si quieres algo… mejor ven el sábado y bien preparadito.

Pero falta mucho para el sábado apenas es miércoles, no me puedes dar un adelantito, nada más enséñame tus chichitas, anda ¿sí?… solo un poquito. Mira como tienes los pezoncitos se te ven paraditos, enséñamelos un poquito ¿sí?.... Mira ya se me paró la pinga.

¡No… ni madres!! Ya no me estés jodiendo con eso, mejor pónganse a platicar de otra cosa, o de futbol.

Bueno entonces; enséñame tus balones les quiero ver los pivotes, tu marido es el árbitro y yo ni las manos meto, solo quiero verlos tantito, mira como está el banderín de corner.

¡Sí sigues así!! Le voy a pedir al árbitro que te meta el pito en tu boca. Ya no jodas Ja, ja.

Y mira que el pito ya lo traigo bien duro de estarlos oyendo necear a los dos, por que no le das gusto a Luis y le enseñas tus tetas, y por ahí también me das gusto a mí, por que ya me los antojó el cabrón este.

Por que si se los enseño luego va a querer más, y tus hijos todavía están despiertos, y ¿creen ustedes que yo soy de hule?.... luego me voy a quedar caliente.

Sí enséñalos, solo un poquito no seas malita ¿sí?... Y yo te enseño mi pollita ¿sí?... Claro como no soy Mike…. entonces a mi no me enseñas nada…

¡Haa… como chingan los dos!! Bueno ahí les va.

Mi esposa se levantaba la parte de enfrente de su playera y nos mostraba sus hermosos pechos con los pezones bien parados, Luis los volteaba a ver con la boca abierta, y cuando acercaba su cara, la playera bajaba rápidamente.

Se acabó el show señores, ustedes sigan platicando yo regreso en un momento.

¡Que buena está tu vieja!... Entonces; ¿que les traigo para el sábado? Por que Mari no se va a poner a preparar una cena, poniendo mesa y luego el trastero sucio. Que tal si les traigo unos canapés surtidos

Pues a mí me parece muy bien, por que Mike quedó de traer dos botellas de Champaña, y yo pongo unas buenas botanas, unas botellas de ron, y lo más importante… a mi esposa.

Sabes qué… pues yo pongo otras dos botellas de Champaña y los canapés, ¿que te parece?

Un rato después apareció Mari con una bata azul muy rara que tiene, pues no tiene abertura al frente como todas y le llega hasta los tobillos, esta se pone y se quita como si fuera una sotana de cura pero sin botones, mientras mi amigo le platicaba la idea de traer unos canapés yo servía unas cubitas pues ya estábamos entonados los tres, a Mari le pareció excelente la idea de los canapés.

Luis protestaba: ¡Que gacha eres Mari!!... Mira que cosa tan fea te fuiste a poner, con eso ni chance de que nos enseñes los pechos, lo hiciste a propósito que mala eres, nos dejaste babeando por los dos lados.

¡Apoco sigues con eso!, que lata dan los dos parece que nunca me las hubieran visto. Mi esposa sonreía y brindaba; pues sí me puse esta bata es para que se les quite la tentación, y ya no me estén jodiendo. Ja, ja, ja. Por que si les quiero enseñar las tetas le tendría que hacer así, fíjate bien.

Levantó su bata desde abajo hasta su cuello enseñándonos todo; sus piernas, panochita, ombligo y chichis pues estaba totalmente desnuda, los ojos de Luis estaban como platos, un momento después la dejo caer. ¡Waaooow ver para creer!! Mi esposa está caliente.

Tus hijos ya están dormidos; Así que si algo se les antoja que sea rapidito y por debajo de la bata por que no me la voy a quitar, por que si alguien se despertara solo me levanto, y la bata queda puesta en su lugar.

Inmediatamente Luis se ponía de pié y abrazaba a mi esposa, le plantaba un besote en su boca mientras sus manos le estrujaban con ansias las nalgas, yo me fui hacia la entrada de la cocina y echaba una mirada por la ventanilla de la puerta, todo se veía tranquilo. Cuando volteé a mirarlos mi amigo ya tenía sus pantalones abiertos y mi esposa hincada dándole una buena mamada, Mari la sacaba de su boca y disfrutaba viendo como le corría lentamente el pellejo de la verga y se la volvía a mamar con todo.

De nuevo echaba un vistazo por la ventana y todo tranquilo, Luis estaba sentado en una silla, mi esposa lo estaba cabalgando furiosamente, movía sus nalgas como baile de Lambada con la verga de Luis clavada en su coño, con la bata sostenida a la cintura luego se dejaba caer metiéndose toda la verga de mi amigo y le aplicaba su "perrito", jadeaban en voz baja, cada vez que alguno subía el volumen el otro lo besaba en la boca, Mari sollozaba en silencio tenía un orgasmo tremendo.

Luis gemía y le daba unos piquetes profundos en su coñito, y luego se la dejaba enterrada hasta el fondo. Mi amigo le pedía: ¡Te quiero coger de a perrito!! Entonces mi mujer se ponía de pie con las piernas abiertas, y acomodaba su cabeza en la silla. Mi amigo la tomaba de sus caderas y se la volvía a meter hasta el fondo de un empujón le daba a toda velocidad.

La verga se me reventaba de ver el show porno que me estaban dando, pero no me podía despegar de la puerta pues no fuese a ser que alguno de mis hijos se despertara. Mari me veía con una cara de lujuria, Luis se convulsionaba le dejaba encajada la polla y casi la levantaba del empujón final, mientras se corría le estrujaba las nalgas de mi esposa. Unos minutos después Mari tomaba el semen de Luis que escurría de su panochita, y lo untaba en sus tetas, nos comentaba:

¡Uff estuvo muy rico el rapidín!! Son muy emocionantes estos palitos rápidos. ¡Ven Papi!! Mi papayita está como te gusta.

Le pedí a mi amigo que vigilara mientras le quemaba un rápidin a mi señora pues estaba muy caliente de verlos coger.

¿Papi nos seguimos de a perrito? por que estoy muy llena de leche, y si me siento sobre ti te voy a batir mucho.

Sí mi amor, así tus nalgas se te ven muy ricas. ¡Mira cuanta leche te aventó el cabrón este! Mojaba la punta de mi glande en el semen de mi amigo y se lo metía muy lentamente disfrutando mucho de cada centímetro penetrado. ¡Uff que rico!! El coño ardiendo repleto de lechita de Luis me hacía un morboso cosquilleo en mi verga, mi esposa tenía unas punzadas calientes en su coñito, le sacaba y metía mi pija lentamente por que estaba disfrutando el orgasmo que tenía mi mujer, sentía como resbalaba la leche de mi amigo en mi pinga, la sentía como si fueran burbujas de champaña. Luis nos volteaba a ver con cara de lujuria y nos pedía me puedo acercar para verlos coger de cerca parecen actores porno.

Sí ven a ver que sabroso se la estoy metiendo, y toca que punzadas tan ricas tiene Mari en su coñito, tomé la mano de mi amigo y se la rozaba en el coño de mi esposa, las nalgas de mi mujer se movían acomodando las caricias que le hacía Luis. Mi amigo no pudo más y se hincó por dentro de las piernas de mi mujer, y le mamaba el clítoris sin importarle que al mismo tiempo sus labios rozaran mi verga, un momento después su lengua también intentaba penetrar el coñito de mi esposa, que nos respondía con un orgasmo muy fuerte aplicando su "perrito" se la metía y la sacaba para que la lengua de mi amigo la rozara completa, yo estaba loco de placer y por poco me corro en la boca de Luis, pero se la volví a hundir en la panocha y me empecé a venir en una forma tremenda, mi amigo le besaba en una forma apasionada su panocha, yo seguía con la polla dentro aventando leche. Un momento después me separé.

Luis seguía extasiado mamando con todo el coño de mi mujer, su boca estaba repleta de nuestras leches, mi mujer jadeaba muy excitada de la mamadota que le estaba pegando mi amigo, que se tragaba todos los jugos que salían de la panocha. En eso violentamente sentó a mi mujer en la silla, se bajó el cierre del pantalón apenas acabó de sacarse su verga se la puso en la boca de mi esposa, cuando se la estaba empezando a mamar Luis jadeaba corriéndose abundantemente. Mari se tragaba toda la leche, estaba ardiendo al igual que mi amigo, luego se besaban trenzando sus lenguas. Un momento después, nos limpiamos y recompusimos nuestras ropas. Mi mujer se despedía de nosotros con un besote:

Me voy a dormir por que tengo que madrugar mañana. ¡Gracias a los dos estuvo muy rico!

Sí mi amor en un rato estoy contigo, ve a dormir. Luis y yo nos vamos a tomar otra cubita.

Luis estaba con una sonrisa de oreja a oreja y se despedía de mi señora. Gracias a tí Mari; sabía que no me podías dejar "sin cena" nos vemos el sábado. Le plantaba un besote en la boca mientras le acariciaba una nalga. Y le decía: ¡Que rica estás!!

Cuando Mari se retiró, Luis me comentó; que buena mujer tienes pero ahora sí me calentaste de más, mira que les puse una mamadota cuando estaban cogiendo. Je, je, je. La verdad saben muy rico las cochinaditas. Fíjate que me gustó muchísimo mamarles al mismo tiempo, me calentaron mucho.

Ya ni me digas, por que la sentí deliciosa en mi verga que forma de meter tu lengua me dejaste echando humo.…. Mari cada vez está más caliente, y mis amigos cada día más pornos y la verdad me tienen muy sorprendido.

Oye, aquí en confianza; dime como está Mike. ¿Está muy vergudo y es muy cogelón? O que onda para saber…. solo por curiosidad.

No por eso no te preocupes es de medida regular tu estás mucho más vergudo, él la tiene más chica que yo. Sí es muy cogelón pues fácilmente se avienta cuatro palos, pero no dura mucho, es que Mari lo desarma de inmediato.

Lo que sí tiene él es que no se queda con las ganas de nada… si quiere ver como estás cogiendo pues se acerca a centímetros para ver bien, si se le antoja te mete mano y te acaricia la verga, o te pone unos lengüetazos cuando estas cogiendo, por eso le pusimos el mote de "mister porno" pues lo que se le ocurre te lo hace, y tal vez te ponga una mamada de verga. Pero creo que ya lo estas superando. Ja, ja, ja. Bueno lo de hoy no estuvo nada mal que buena mamada de coño lechoso le diste a mi señora. ¿A que te supo?

¡A gloria!! Deliciosa… me calenté como nunca, estaba tan prendido que estuve a punto de venirme en los pantalones, no sabes que sabor el de su coñito mezclado con nuestras leches y el morbo que me estaba dando me enloqueció de placer. A lo mejor Mike no está tan equivocado al hacer todas esas cochinaditas.

Terminamos la cuba y Luis se despidió de mí con un fuerte abrazo, entonces nos vemos el sábado.

C O N T I N U A R A

Esperamos sus comentarios.

Autor: Frank


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno