Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2007-06-19 19:35:44
Llevaba tiempo pensando hacer esto. Deseaba ver a mi esposa cogiendo con otro y aunque habíamos comentado algunas veces estas situaciones como parte del juego erótico en nuestras relaciones la verdad es que nunca hubiera imaginado que pudiera ser realidad porque ella no quería oír hablar de semejante hipótesis. Es promotora turística del gobierno del estado de Guanajuato por lo que se ve obligada a estar fuera de casa días y noches completos, sola o a veces con alguna compañera o varios compañeros cuando salen a campañas . Aprovechando uno de los servicios donde tenía que pasar una noche en un hotel y viajaban dos autobuses con varios compañeros, me fui con ellos en coche aparte. Una vez concluido el servicio cada quien se acomodaron en ese lujoso hotel de la cuidad de México con vista preciosa de la ciudad casi todos se fueron a su habitación o algunos salieron a conocer México de noche.

Llevaba tiempo pensando hacer esto. Deseaba ver a mi esposa cogiendo con otro y aunque habíamos comentado algunas veces estas situaciones como parte del juego erótico en nuestras relaciones la verdad es que nunca hubiera imaginado que pudiera ser realidad porque ella no quería oír hablar de semejante hipótesis. Es promotora turística del gobierno del estado de Guanajuato por lo que se ve obligada a estar fuera de casa días y noches completos, sola o a veces con alguna compañera o varios compañeros cuando salen a campañas . Aprovechando uno de los servicios donde tenía que pasar una noche en un hotel y viajaban dos autobuses con varios compañeros, me fui con ellos en coche aparte. Una vez concluido el servicio cada quien se acomodaron en ese lujoso hotel de la cuidad de México con vista preciosa de la ciudad casi todos se fueron a su habitación o algunos salieron a conocer México de noche.

Nosotros nos arreglamos y salimos después a tomar unas copas a la cafetería del hotel. Era casi anochecido. Mi esposa tiene un cuerpo muy bonito con hermosas y bien proporcionadas tetas, con grandes y sensibles pezones de aureolas rosadas marcadas y muy significativas. Sus piernas muy bien proporcionadas, sus muslos blandos, suaves, pero a la vez firmes y carnosos y su sexo que ella se lo rasura pero no completamente es tierno y jugoso. Se vuelve loca y es muy expresiva y fogosa haciendo el amor, cuando está caliente.

Esta noche llevaba puesto un vestido largo suave que se ajustaba al cuerpo con un pronunciado escote que dejaba ver parte de sus pechos hermosos y tersos. Llegamos a la cafetería; allí estaba un compañero que se nota la admira mucho a mi esposa y la verdad a mi me pone algo celoso pero muy caliente "tanta admiración ". Lo recuerdo bien en la noche de fiesta para celebrar la navidad pasada no le quitaba la vista toda la fiesta hasta la saco a bailar , bueno lo saludamos y nos sentamos juntos. Charlamos durante largo rato amablemente y de forma desenfadada, tiempo durante el cual pude observar las insistentes miradas de su compañero al cuerpo de mi mujer, a su escote y a sus pechos mientras charlaba, así como a su lindo trasero aprovechando una o dos veces que se levantó. Parecía tener sobre todo una obsesión especial por su trasero.

Así continuamos largo rato con algunas bromas y nada más. Hasta que llego a nuestra mesa el capitán para invitarnos al bar. Que se pone de muy buen ambiente y esa noche tenia la promoción del paquete contratado por grupo de dos copas por el precio de una y nos comento que se podía bailar en una muy bien acondicionada pista, lo cual le llamo la atención a mi mujer le gusta mucho bailar desde joven. Decidimos ir. Allí continuamos charlando y pasándolo bien. Las bajas butacas y sofás de la misma hacían que nuestro cuerpo se hundiera un poco quedando más arriba las rodillas que el resto de la cadera. Mi esposa se sentó quedándole la falda por encima de ellas enseñando así sus bonitas piernas y algo de los muslos si el ambiente era muy cachondo pues estaba llegando muchas parejitas y la luz tenue el aire acondicionado, la música tan agradable y las tres o cuatro copas que teníamos adentro nos hacían sentir muy bien! La mesita que tomamos estaba en un corte del salón así que no nos veíamos con el resto del local Su compañero no le perdía ojo. La miraba arriba y abajo. Ella que hacía rato se había dado cuenta y sabiéndose admirada se mostraba coqueta y alagada. Al cabo de un rato empezaron aponer música lenta y él le pidió salir a bailar. Me miró sonriendo y aceptó sin más. Se abrazaron: ella lo cogió por el cuello con una mano y la otra busco la mano de su compañero y sin acercarse demasiado pero el le llevo la otra mano a su cuello y la tomo de su cintura, y pareció intentar apretarla contra él un poco que aunque se resistió logró lo suficiente para que los pechos rozaran un poco contra su cuerpo.

Charlaban mientras bailaban; no sé que se decían, pero sí que ella mostraba una expresión entre sorprendida y ruborizada y. Un poco antes de terminar la pieza y sin saber exactamente la causa dejaron de bailar y se sentaron a mi lado. Ella se colocó igual, con el vestido un poco mas bajo para enseñar menos pensé". Seguimos hablando un rato, hasta que su compañero se vio mas Valiente o mas borracho no se y se atrevió a decirme: "No quiero que te enfades pero quiero decirte algo sobre todo a ti, a ella ya lo he hecho: tienes por esposa a una mujer preciosa y sensual. Tu mujer me gusta un montón. Siempre me ha puesto a tope cuando la he admirado". Y siguió: "La verdad es que la deseo. Me gustaría poder "estar con ella" ¿Te importaría?" Yo aproveché y le dije que si a ella le apetecía no tenía ningún inconveniente, pero que me gustaría estar siempre a su lado.

Indignada y sorprendida quizá no tanto por la pregunta como por la respuesta hizo ademán de irse recriminándonos: "¿Pero qué se han creído? ¿Por quién me tomas?" Le agarré el brazo y le dije: "no se hará nada que tú no quieras ¿sale?" "¡Están locos!" respondió pero permaneció sentada. "Y tú -dirigiéndose a él- debes respetarme como mujer y como compañera antes que nada".

Pero él continuó: "Mi respeto existirá y ha existido hasta ahora, porque nunca he respondió a mis deseos cada vez que te he visto una y otra vez en el trabajo. Está aquí tu marido y tú debes tener también deseos como yo; no se trata de falta de respeto, se trata de que te liberes un poco". Ante su silencio continuó: "Bailando te he expresado esto: ¡estás muy buena!, tienes un cuerpo precioso". Ella lo cortó: "¡cállate! Pero él continuó: "¿Es mentira quizá? Tú lo sabes y deseas que te admiren".

Antes de que pudiera responder intervine: "¡Pero es solo un deseo y una fantasía entre adultos!" Cállense los dos no sabes como me decepcionas tu y que poca "m… nunca espere esta reacción para defender a tu pareja "hijo de p…"

Permanecimos un rato en silencio bebiendo y escuchando la música. Ella miraba su vaso pasando el dedo índice por su borde saboreando algunos sorbos y nosotros nos mirábamos en silencio y ambos a ella que en ningún momento hizo ademán de retirarse.

Como la música seguía lenta le pedí salir conmigo a bailar. Creo que para escapar de aquella embarazada situación no lo dudo un momento. Nos abrazamos y apretujamos. Empecé a besarla en la mejilla, en el cuello y a darle pequeños mordiscos en el mismo, cosa que yo sabía a ella la ponía a tope. Me dijo: "¿Cómo puedes consentir que me diga eso? ¿No te importo?" a lo que respondí que me importaba mucho pero que verla gozar con otro me hacía sentir un placer intenso y que yo sabía que a ella también la ponía. "Pero yo -me contestó- no quiero hacer el amor con otro hombre". "Déjate llevar; quédate tranquila; sólo es una forma más de sentir placer. No hay ninguna traición. Te deseamos los dos y queremos que nos hagas gozar y que lo hagas tú también. Nada se hará que tu no desees." No respondió. Seguimos bailando. Le acariciaba la espalda por encima del vestido pudiendo notar su sujetador y apretaba sus pechos contra el mío, de tal forma que estos parecían querer salírseles del vestido, mientras le decía: "¿Cómo no te van a desear? Míralo allí sentado, mira como te mira". Y ella miraba a su compañero que apretaba los labios mientras la miraba lleno de gozo. Yo aprovechaba y la estrujaba todo lo que podía contra mí.

Mi verga estaba tiesa y dura y ella debía notarla. Le acariciaba el lindo trasero levantándole algo el vestido aprovechando la poca luz y casi no tenia parejas el lugar estaba casi vació o ya estaban en alguna habitación de hotel pues el ambiente era muy cachondo y la noche era joven estaba en esos pensamientos cuando de pronto dijo que me estuviera quieto que estábamos llamando la atención.

 

 

Le dije: "No, aquí cada uno va a lo suyo. Lo estoy poniendo a tope para ti". "¡Anda déjame!" e intentaba separarse. Pero seguí: "¿Te gustaría que te la metiéramos los dos? ¿Te imaginas una verga dentro de tu carnosa y mojada vagina y saboreando la mía en tu boca?", le susurraba mientras le mordía el hombro desnudo donde habían empezado a salir marcas. "¡Ay, déjame, déjame, estas tonto! ¡No me digas eso! Sus pechos parecían inflamados y sus pezones estaban duros y se notaban tras el sujetador y el fino vestido. "¿Vas a dejar que te toque cuando menos, eh?" le dije, a lo que no me contestó.

Se lo volví a repetir y no había respuesta salvo un leve movimiento de negación con la cabeza, pero se dejaba tocar y masajear mientras su piel se ponía de gallina y los escalofríos recorrían su cuerpo. "¡Vamos a sentarnos!" le dije según terminaba la canción con lo que cogida por la cintura y apretada contra mí nos fuimos al sofá. Al sentarse se levantó de nuevo un poco el vestido por encima de la rodilla y cruzó las piernas. Los ojos de él se clavaron allí en el pedazo de muslo que le permitía ver mi mujer. Ella no se atrevía mirarlo.

Quizá iba a tocar una nueva verga ¿cómo la tendría? ¿Qué la obligaría a hacer? Mientras los pensamientos la embargaban la abracé por los hombros y acercándole la cara la besé en la boca apasionadamente. Respondió favorablemente entre sorprendida y deseosa. Miré a él: nos observaba con envidia y deseo, pero no se atrevía a hacer nada. Entonces le cogí la mano y la

Puse encima del muslo de mi esposa. Él empezó a acariciarla suavemente nervioso y tímido…

Ella reaccionó con rapidez sin dejar de besarme quitándola con brusquedad y bajándose un poco el vestido todo lo que pudo hasta la rodilla. Reaccioné susurrándole: "¡Déjalo anda, deja que goce de ti!" volviendo a coger la mano de él y poniéndola de nuevo sobre su muslo. Ella de nuevo le cogió la mano y volvió a quitarla pero él la volvió a colocar y ya ella no pudo retirarla de nuevo. Nos echamos atrás, hacia el respaldo del sofá las paredes estaban adornadas con cortinas gruesas de color rojo y nos hundimos un poco en los pliegues. Él sobaba la pierna introduciéndosela bajo el vestido sobando el interior de su muslo subiendo poco a poco y cada vez más cerca de la pelvis, aunque ella trataba de evitarlo con su mano sujetándola con decisión. Miraba la mano de su compañero que inevitablemente la masajeaba y dejaba su pierna al descubierto.

Cogí entonces la suya que aprisionaba la de él y la puse sobre mi pantalón encima de mi verga que estaba tiesa y dura. Allí la mantuvo por unos momentos notando las palpitaciones pero estaba más pendiente de lo que le hacían. Su compañero seguía con su rica tarea. Entonces se arrimó más a ella y empezó a besarla en el hombro, en el cuello, en la mejilla hasta que se atrevió intentar buscar su boca pero ella se quito de inmediato y entonces bajo a la zona del pecho que tenía al descubierto de su generoso escote. Sin dejar de sobar su entre pierna le propino unos ardientes y delicados besos. Ella no cedía abiertamente pero se dibujaba en su cara un dejo de placer además de que sus mejillas calientes y ya rojas la delataban su grado de excitación. Un quejido de dolor se escapó de su boca y medí cuenta que su compañero de trabajo había llegado a su sexo, él estaba temblando de deseo, muy caliente y entregado en ese momento de lujuria

Ella había descruzado sus piernas, quizás e inconscientemente para que él no pudiera introducir mejor la mano.

Entonces él cogiéndosela la atrajo hacia sí y volviéndole la cara sin quitar una mano de su entrepierna la besó apasionadamente en la boca. Ella se dejo hacer respondiendo al beso un largo rato. Algo después, inopinadamente, sintiéndose quizá como entregada inevitablemente cogió la cara de él con sus manos y echándosela atrás le dijo: "Déjame, por favor" mientras se bajaba el vestido e intentaba retirar de nuevo la mano de sus lindos muslos y de su sexo que estaba adivino yo, totalmente húmedo.

 

La respuesta de él fue fulminante y directa: "¡Quiero penetrarte!", le dijo. "Tienes una bella esposa", me dijo a mí. "Está caliente y preciosa".

Casi en un susurro ella se atrevió a decirle. "¿Te tendré que dejar yo, no crees?"Mirándolo fijamente. "¿No me vas a dejar? ¿Estás segura?" Y acto seguido le acercó la cara y la beso en la boca de nuevo apasionadamente introduciéndole la lengua. Intentó evadirlo pero no pudo. Le tocaba el vientre, intento subir la mano a tocar su pecho y lo separo

¡¡Cabrón!!, contestó ella cuando dejó su boca al descubierto. Metiendo sonora cachetada pide la cuenta y nos vamos me dijo "…nos quedamos esperando la cuenta sin mirarnos finalmente pague y salimos mi esposa y yo .el compañero se quedo en la mesa con la cabeza baja ella no se despidió y yo le di las buenas noches contestando con la mano solamente, nos fuimos hacia el ascensor que estaba al lado.

Estando en espera del ascensor note que no teníamos compañía estaba muy solo el lobby del hotel pues eran casi las tres de la mañana …pensaba que pese a todo fue una experiencia muy excitante y aunque ahora estaba enojada rogaba que llegando al cuarto me dejara hacerle el amor pues estaba muy muy excitado ¡……

 

Se tardaba en llegar el ascensor y mi esposa me dijo espérame voy al baño, esta junto a recepción y con las mejillas encendidas de los acontecimientos recientes la vi dirigiéndose al baño y me fije que bonita figura tiene para su edad tiene muy buenas curvas y camina muy bien con tacones altos, no culpo a su compañero de que se fijara en ella pensé" .pues no tenia ni un minuto de haberse metido la baño cuando sale su compañero del bar. con la cara recién lavada y sin secar y se le ilumino la vista cuando me vio " en donde esta?" en donde la dejaste amigo? Le señale el baño como respuesta y me dijo dame por favor cinco minutos, solo cinco minutos si no la convenzo me retiro va? Solo cinco minutos por favor, a lo que le conteste señalando la puerta del baño de mujeres, se arranco corriendo por ese piso de mármol podía ver que tenia erecto su miembro a través de su pantalón y se estaba agitando mas en cuanto estaba mas cerca de la puerta y a mi francamente se me salía el corazón era una mezcla entre celos, lujuria y excitación que no me cabía en el pecho.

No podía perderme eso y me acerque lo mas rápido que pude escuche " que pretendes , llamo a seguridad si no sales , mira que no estoy jugando seguidos unos grito ;de quita ¡, déjame , que te piensas he? Te digo que me sueltes animal! Pensé este es el momento de pararle el alto fue buen intento pero fallo pero de repente no escuche mas y abrí la puerta lo que vi me dejo de una pieza no podía moverme entrando vi un pasillo y unos espejos enfrente de mi podía ver forcejeando a mi mujer la tenia como a un cristo contra la pared los brazos extendidos el vestido hasta la cintura sus pantaletas mal puesta el ocupando su boca con un interminable beso y restregándole su verga como si estuviera cogiendo yo veía el ritmo de sus nalgas y lo apretado que estaba su cuerpo al de ella.

La escena me puso a mil ¡ no podía articular palabra . ella luchaba todavía y cuando libero su boca grito basta ¡ ya se acabo , pero el audazmente la subió a una plancha de lavabos que estaban a su lado izquierdo y haciendo un lado su pantaletas negras de encajes clavo su lengua y su cara en medio de esos torneados muslos. Ella lo jalaba de los cabellos pero no podía decir

 

Palabra alguna solo ruidos como haaay yaaa mmm yyyya! Poco a poco el efecto la legua de su compañero empezó a surtir efecto lo seguía tomando de la cabeza pero ya no lo separaba casi podía asegurar que lo apretaba hacia su sexo.

 

Pronto confirme que así era cuando los ruidos que ella emitía cambiaron poco a poco a lamentos de gozo infinito , yo no aguante mas y me saque la verga la tenia como piedra de dura y era un descanso masturbarme ante esa escena tan rica escuchaba los mmmmm!!! Haaa!! Huymmm! Siiiiiii !!! me acerque cuando se separo un poco y vi los labios de su sexo hinchados y llenos de jugo y su clítoris saltado , lo empuje cin todas mis fuerza para separarlo de ella y si mas le meti toda mi verga hasta el fondo se escucho un haaaa ¡ que rica la pusiste , dale dale , no pares mi amor ¡ su compañero se subió a la barra de lavabos y se inclino para quedar a la altura su verga para que se la metiera a la boca mi mujer.

Ella la tomo entre sus manos y la llevo con gusto entre besitos y lamidas hasta metérsela por completo a su boca succionando con mucha maestría, la tenia grande como 17 o 18 cm y algo gruesa morena ,,, me pidió cambio de posición enseñándome que tenia un condón listó quitándome cualquier pretexto

Le ha metido una cogida rica y de buen tiempo,,,

No pude más. Era tal el placer que sentía y el que le veía sentir a ella que no pude evitar venirme profusamente no dentro de su boca pues se que no le gusta. El dichoso compañero saco su verga y se dedico a lamerle su ano a mi mujer cosa que le arranco suspiros de placer. Bastaba ya con dilatarlo un poco y continuar. Le coloco la punta de su verga Él continuó empujando sin remedio y sin hacer caso a los lamentos de dolor de mi esposa. El tronco cada vez entraba más y el agujero se hacía más grande. El dolor era intenso.

 

Cuando la tuvo toda dentro se paró dejándola allí y empezó a estrujarle fuertemente sus tetas que le colgaban. Ella empezó a decir: "¡No te muevas, por favor, no te muevas!" Pero cuando tuvo sus tetas enrojecidas por los apretones y los pezones duros, doloridos y tersos empezó a sacarla un poco: primero lentamente, la entraba, después la sacaba…y así cada vez más rápido e impetuosamente. Cogí la cara de mi esposa y le acaricié la cabeza, mientras ella con grandes gritos de dolor me suplicaba: "¡dile que me deje, dile que me deje!". No hice nada. Él ya la bombeaba fuertemente: se la sacaba casi entera y la metía con ímpetu hasta que sus huevos chocaban en el trasero de mi mujer. A cada embestida un grito que se fue transformando en una mezcla de dolor y placer. No pudo aguantar con la pelvis elevada por el dolor y las fuertes embestidas y cayó sobre el piso.

A él no le importó: la elevó como pudo cogiéndola por la pelvis y continuó embistiéndola mientras las piernas de ella permanecían totalmente abiertas. Lo que veía me tenia loco La cabeza de ella a un lado, abría y cerraba fuertemente los ojos a cada embestida y sus manos agarradas de mi, con gritos cada vez más apagados…así continuó hasta que este empezó a venirse dentro de ella,. A juzgar por los espasmos de él la corrida debía ser intensa. Después se dejó caer sobre ella extasiado y así permaneció un largo rato mientras le mordía y le besaba el cuello, los hombros y parte de su espalda hasta dejarle marcas notorias. La verga, poco a poco volvió a su flacidez y se la sacó detrás de ella.

Se incorporó y se echó a un lado de. Ella se quedó tal cual, con los ojos cerrados y la cabeza a un lado. Sus pechos apretados contra el piso apenas se le veían pero aún tenía algunos espasmos esa fue un buena cogida nos acordamos y nos ponemos cachondisimos dice mi mujer que algún día lo repetiremos eso fue en enero y no me dice nada luego le cuento si hacemos otro trío bye

Autor: vic


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno