Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2011-11-16 02:26:22
Uno de mis paquetes virtuales quiere aprender a dar una buena mamada, así que decidí regalarle un manual desde mi experiencia.

Me gusta el sexo, lo disfruto en todas sus formas, aunque en mi vida con mi pareja anterior, el sexo era una rutina tan conocida que se volvió aburrida, por eso me gustaría probarlo todo, salvo el sado masoquismo y algunas otras prácticas que podrían ir en contra de mi integridad física. En mis exploraciones descubrí las relaciones virtuales y uno de mis pretendientes me expresó sus inquietudes acerca del sexo oral, una de las partes más fascinantes del sexo, que quiere poner en práctica, pero teme equivocarse, como conseguir a un hombre que quiera hacer sexo oral o cunnilingus se está convirtiendo en una rareza, incluso, algunos de los que lo practican, no lo hacen muy bien que se diga, me atreví a hacer esta especie de manual, para enseñarte hacer una mamada digna de un buen paquete.

El cunnilingus o sexo oral es un arte, por lo tanto, cuando una mujer encuentra a un gran artista en sexo oral, encuentra un tesoro que no debe dejar escapar fácilmente, así que este manual me servirá a mí, pero sobre todo a ti porque si te conviertes en un artista de la mamada, podrás conseguir muchas totonas. Empecemos por lo primero, esa palabra tan rara, cunnilingus, proviene del latín y en ella se unen las palabras cunnu, coño, vulva, raja, totona, chocho, cuca, y lingus, lengua. En el cunnilingus se chupa, frota, lame, besa o mordisquea, de formas diferentes y con  intensidad variable,  los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris, usando la boca, la lengua o los dientes.

El sexo oral o mamada, es uno de los mayores placeres que puede experimentar una mujer, incluso, cuando se consigue uno de esos artistas de la mamada se puede llegar a tener orgasmos múltiples, yo personalmente he tenido esa suerte, de allí la importancia de una buena y gozosa mamada. Hay hombres, jóvenes en su mayoría, que se niegan a practicar sexo oral, aduciendo que les da asco el olor de la mujer, que lástima, le están negando un gran placer a su pareja y a sí mismos, pero pensando en esos hombres es que, por lo general incluyo, dentro del preámbulo sexual de mis relaciones, el baño previo a la relación, es una buena práctica porque nos brinda confianza tanto a mí como a él, te recomiendo que lo induzcas sutilmente para no herir susceptibilidades.

Volviendo a la mamada, indudablemente, cuando estás en la cama, no puedes ir de una vez a la vagina, totona, cuca, chocha, de la mujer, para la mamada también valen los preámbulos, los besos, las caricias, una buena chupada de las tetas, masajear levemente la parte interior de los muslos, eso me excita a mí y a la mayoría de las mujeres, así vas abriendo las puertas de esa rica totona o cuca,  después de un buen preámbulo, cuando alcances el grado de excitación adecuado,  podrás bajar hasta la zona en cuestión.

Cuando te encuentres abajo contempla ese excelso logro de la creación, la totona, cuca, coño, vulva, raja, chocho, concha, es una gran obra de arquitectura, una belleza desde todo punto de vista, si te gusta, házmelo saber, eso incrementará mi gozo doblemente, si te gusta mucho, házmelo saber, eso incrementará mi gozo al triple, si no te gusta, guárdatelo, eso congelaría inmediatamente la relación, sencillamente no repites la experiencia y asunto arreglado. Pero si te gusta, obsérvala, conócela, porque ella también te dará mucho placer a ti.

Un buen mamador no nace, se hace, con paciencia, dedicación y práctica, muchísima práctica, para eso estoy completamente a la orden, cualquier mujer, yo incluida, agradecerá al máximo una buena mamada, por eso aplícate a aprender, si no te gusta, porque puede suceder, no lo repitas, podría ser una tortura para ti y para mí, eso sí, te recomiendo que busques una pareja a la que no le guste el sexo oral, muérete, también hay mujeres así.

Todas las mujeres somos diferentes y cada totona, cuca, coño, chocho, concha, es única e irrepetible, aunque no he visto muchas totonas en persona, sé que las encontrarás de diferentes tallas, colores, formas y diseños. Algunas tienen unos labios gruesos y seductores que salen curiosos a esperarte, unas totonas tienen unas maticas enredadas de pelo, otras están cubiertas con una pelusa casi transparente, incluso hay unas muy peludas, con una melena larga y alisada. La mía está metida para adentro y es completamente lampiña, gracias a la depilación, aprecia esas cualidades únicas y házmelo saber, eso me hace sentir especial.  Las palabras pueden bajar más pantaletas que las caricias o los besos, si usas bien las palabras puedes conseguir cualquier cosa placentera, así que si disfrutas de acariciar, manosear y mamar mi totona,  dímelo, pero cuando tengas la boca desocupada.

Es importantísimo que sepas cómo se ve una vagina, que puedas identificar con precisión y certeza, el monte de Venus, los labios mayores, los labios menores, la uretra, el clítoris, la vagina en sí. Las vacilaciones te restan actitud y la actitud es muy importante, para llegar a ese anhelado “objeto del deseo”·

  Cuando estés preparado, veas y percibas que yo estoy preparada toma aire suficiente y desciende a las profundidades escondidas del placer, es un placer profundo, por eso debes tomar aire para explorar las cavernas del disfrute, recorrer los recovecos del gozo y sacarme gemidos, muchos gemidos. Por eso debes tomar aire, con calma y en silencio sin hacer muchos aspavientos, ni resoplidos, recuerda que puedo tardar hasta veinte minutos en llegar a la cumbre y gritarte que eres mi macho y que quiero que me hagas tuya, ja,ja,ja,ja,ja.  

¡Ah! Se me olvidaba, es importante definir en qué posición deberías ponerte para hacer una buena mamada, bueno hay varias posiciones, me puedo arrodillar sobre ti, acercando mi totona a tu boca, puedo ponerme frente a tu cara o mirando los pies, todo funcionará dependiendo del ángulo en que se encuentren tu boca y mi totona, incluso puedes descansar tu cabeza en una almohada, así llegarás más fácilmente a mi cuca, así mismo yo debo estar descansadita sobre un almohadón, cobija o algo que me haga la posición más llevadera, ya que para facilitarte el trabajo es mejor que no esté sobre ti.

También podría recostarme sobre la cama con mis pies en el piso, así te pones de rodillas entre mis piernas abiertas, por supuesto te ponemos unas almohadas bajo las rodillas para que estés muy cómodo, yo pondría una almohada debajo de mi para poner mi totona a tu alcance,  la idea es que estés siempre muy cómodo para que no dejes de mamar si te duele algo por una mala posición. Otra posición que me gusta es que estemos acostados uno junto al otro, así ninguno de los dos soporta un peso extra y podría jugar con tu webo mientras me das placer. Claro, podemos hacerlo tradicionalmente, yo acostada o sentada para ver y disfrutar más con lo que haces, tu entre mis piernas,  para que no te canses mucho también podemos poner una almohada bajo tu pecho, el objetivo es que estés muy cómodo para que disfrutes al darme gozo.

Ahora sí,  acércate a mi totona o cuca despacio, me encanta que me inciten, la parte interna del muslo es mi punto más delicado, chúpalo, bésalo, haz dibujos con la punta de tu lengua, acércate peligrosamente a mi cuca o totona, anticípame el placer que me harás sentir.  Vuelve a los pliegues entre las piernas y la cuca, recuerda tomar aire, acaricia tu cara con mi monte de Venus, pasa tus labios sobre mi raja sin presionar, así la excitas y se abre solita.

En estas profundidades no puedes salir a tomar aire, ni tienes bombona de oxígeno  o snorkel,  cuando haces una mamada sólo te queda hundirte cada vez más, porque si sales, me puedo enfriar, lo que significa que tendrías que retomar el proceso o dejarlo así, lo que te restaría actitud y me quitaría placer. Una sugerencia, para entrenar los pulmones, inicia el descenso lamiendo las ingles, luego la emprendes con el monte de Venus,  después continua con los labios inferiores, cuando sientas mi respiración agitada y escuches algunos gemidos te desplazas hacia el clítoris, que estará grande y rojo, esperando esa deliciosa lengua.

Los clítoris o pepas pueden ser de todas las tallas igual que los hombres tienen webos o vergas de diferentes tamaños, indudablemente ese tamaño no tiene nada que ver con mi capacidad para llegar a un orgasmo, cada vez que toques mi totona o cuca y la de cualquier mujer, asegúrate de humedecer tu dedo, puedes hacer que yo te lo chupe, chuparlo tú o puedes mojarlo con mis jugos internos, pero asegúrate de mojarlo antes de tocar el clítoris, porque si tu dedo está seco, producirá una fricción desagradable y dolorosa en mi clítoris. Estoy segura de que no quieres tocarme el clítoris o la pepa como un salvajito, así que tienes que ir preparando el terreno, antes de que me excite totalmente, porque el clítoris es demasiado delicado para ser manejado a la ligera o con brusquedad.

Ya cuando estás allí, quiero que te acerques más y me retuerzo del placer, entonces puedes poner tus labios en la superficie de la raja, bésala suavemente, subiendo en intensidad, usa tu lengua para separar los labios de la totona o cuca, cuando por fin se abra la ostra, mueve tu lengua arriba y abajo recorriendo las capas de carne de mi totona o cuca,  suavemente, separa más mis piernas con tus manos, con calma, pero con firmeza, con seguridad, con actitud de conocedor pues. El secreto es cogerme con la lengua, de esa forma mi pepa o mi clítoris va a crecer con la excitación, se me pone durísimo y sobresale procazmente de su cubierta,  en ese instante, chúpalo, pero no muy duro,  si aun no puedes verlo, puede estar esperándote debajo.

Sube tu lengua hasta la parte superior de mi raja y siente mi clítoris, si apenas puedes experimentar la presencia de mi pepa, puedes levantarla chupando la piel que la cubre, chupa fuerte y presiona dentro de su piel. Suavemente, separa los labios de mi cuca o totona y mete tu lengua contra el clítoris, cubierto o no, hazlo rápidamente, con precisión, eso provocará que mis piernas se estremezcan. Cuando sientas que el orgasmo está a punto de llegar,  pon tus labios en forma de O y toma el clítoris con tu boca, empieza a chupar suavemente, como si fuera un pequeño caramelito y observa mi reacción, si puedo soportarlo, empieza a chupar más fuerte y si me vuelves literalmente loca,  chupa más fuerte todavía

En la medida de lo posible, acopla los movimientos de tu lengua a los míos,  si tenso mi cadera y la subo es porque ya se acerca mi orgasmo, muévete conmigo, sin luchar, espera un poquito, haz que tu lengua continúe en mi pepa o clítoris, no te despegues, ni mucho menos preguntes ¿ya? Si te detienes puedes cometer un orgasmicidio, así que no pares, espera mis gritos, mis caricias en la espalda mis jaloncitos de cabello y mi profundo y gozoso placer.  

Si quieres enriquecer tu experiencia como  come-totona o come-cuca,  te doy algunos tips que puedes usar para incrementar el placer, me puedes coger con los dedos mientras disfruto con tus talentos de chupa pepa, durante la mamada, lo disfrutaré mucho. Tengo una zona secreta de placer, un área sumamente sensible, todas las zonas que rodean mi clítoris o pepa son erógenas, pero el techo de mi totona, también es muy sensitivo, esa es el área que frotas con tu webo cuando tiramos, según los expertos allí se ubica el famoso punto G, durante la mamada, para hacer las veces del webo, puedes usar los dedos, para cogerme con ellos también.

Mete dos dedos, uno es muy poco, tres es mucho, deben estar húmedos para no lastimarme, deslízalos al interior de mi totona o cuca, comienza a moverlos y ve aumentando la velocidad, cógeme rítmicamente con ellos, acompaña el ritmo de mis movimientos, acelera cuando yo acelere, si no sabes yo te indico, puedes tener la seguridad de que estoy gozando al máximo, mis pezones estarán duros como uvas, estaré colorada y temblorosa y te pediré Más, MÁS ¡MAAÁSS!!!!

Ya conseguiste mi primer orgasmo, corrida, acabada o polvo, para continuar el placer puedes presionar la lengua contra la parte baja de mi pepa o clítoris, Persevera con la duración. Cuando empiece a decaer del primer orgasmo, presiona tu lengua contra el lado inferior del clítoris dejando que tus labios cubran la parte superior. Mueve tu lengua hacia adentro y hacia afuera de mi totona. Si tus dedos están dentro, muévelos también un poco, aunque suavemente, pues todo es extremadamente sensible, especialmente en ese momento. Si colocas todos los elementos en su justo lugar, conseguirás que tenga orgasmos múltiples. Puedo estar excitada una hora entera antes de tener un orgasmo, muchas mujeres tenemos ese rango de tiempo.

Con esa información en la mano te convertirás en el mago de las mamadas, en un súper mamador porque ¿qué mujer se niega a tener sexo con un hombre que la haga correrse muchas veces? Hicieron un estudio y encontraron a una mujer que tuvo 56 orgasmos, te digo que si me haces tener, no sé, no soy muy ambiciosa, diez o quince orgasmos (con tres estará bien, je,je,je,je) en una cogida incluyendo la mamada, me harás tuya para siempre, a mí y a cuanta mujer le prodigues placer.

Ojo, después de que llegue, después de que me saques los grititos más gozosos que hayas oído, no me dejes sola, háblame, acaríciame, acaricia mis tetas con suavidad, continúa hasta que me haya calmado.  Algunos hombre pueden dormirse inmediatamente después de un polvo, yo requiero un poquito de atención, un abracito, unos besitos que no necesariamente tienen que llegar al sexo, así como yo, somos casi todas las mujeres, hazme un cariñito te lo agradeceré dándote la mejor mamada de tu vida o quizás……….. lo dejo a tu imaginación.

Conozco a un hombre que lo tiene sumamente chiquito, simplemente chiquitico, pero puede comerse mi totona mejor que nadie que conozca y él nunca tiene problemas para conseguir una cita ni conmigo ni con nadie, las mujeres lo buscan. El sexo oral puede ser la más excitante experiencia sexual que puedas tener, tómate tu tiempo, practica a menudo, presta atención a todos los signos evidentes de gozo que te pueda lanzar yo o cualquiera de tus amantes y sobre todo, diviértete como me he divertido yo escribiendo este manual y experimentando una buena mamada, ahora te dejo me voy a pajear ¿tú no?

Autor: pepapalma


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno