Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2005-11-01 17:39:16
A continuación voy a contar la verdadera y unica historia del chavo del 8º

El chavo es en relidad el hijo secreto que don Ramón y Doña Florinda tuvieron en sus multiples encuentros sexuales en su juventud, y que debido a la situación en la que vivían tuvieron que cuidar como si fuese alguien totalmente ajeno a ellos. Nadie mas sabe esto, y mucho menos el chavo, claro esta.

Acaba de llegar el verano al barrio, doña Florinda ya empieza labar los bikinis que se pondrá para ir a la playa, don Ramón está sobando la borrachera del día anterior en la casa de la bruja del 76, la cual estaba preparando un brebaje con la esperanza de lograr un conjuro del amor para poder enamorar a don Ramón. En el patio estaba jugando la chilindrina a los médicos con kiko y el chavo, los cuales no paraban de sobarle las tetas y el coño a la chilindrina, con lo que en vez de cabrearse, ella los animaba en su afan de llegar al record de 5 orgasmos en menos de 40 minutos. Pero los muy inútiles como son todavía unos guajes no sabían que estaban practicando sexo con la chilindrina, en eso apareció doña Florinda que venía de tender sus bikinis y su ropa interior sexy para que el resto del vecindario se muriese de envidia de su cuerpo, el cual hay que reconocer que estaba muy bien, porque una vez que se quitaba los rulos, se maquillaba un poco, y se ponía un minitraje de esos de noche, se iba a la discoteca del barrio a mover el esqueleto y calentar a todos los aldeanos con los movimientos de su culo. Al ver doña Florinda la situación, la chilindrina tirada en el suelo con todo el vestido levantado y los dos chicos tocándole el cuerpo, penso que se habia desmayado y se puso a darle un boca a boca al instante, pero cual fue su sorpresa al notar como la Chilindrina le sobaba con la lengua, ni corta ni perezosa doña Florinda le devolvio el beso y empezo a masturbarla metiéndole habilmente dos dedos en su pequeño coñito. Mientras tanto el chavo le subió la falda a doña Florinda y comprobo como no llevaba bragas (de echo nunca las llevaba, asi podia pajearse cuando le daba la gana sin mojarse la ropa interior), entonces se puso a chuparle el coño a doña Florinda ya que tenía hambre y los jugos de su vagina sabian muy bien y eran una fuente de vitaminas y proteinas, o eso le habia dicho doña Florinda. Muchas veces le chupaba el coño pero esta vez ella estaba dandole una ración exagerada de jugos y no tardó en llegar al orgasmo, con lo cual el Chavo tuvo que esforzarse para chupar todo y no desaprovechar nada. La chilindrina también se había corrido pero tenía ganas de juerga con lo que le pidió a Kiko que se quitase su pantalon corto, y tras tocarle la polla un rato y notar como crecía entre sus dedos se puso a cuatro patas y le indico a a Kiko que tenía que metersela por el agujero del culo. Él no quería, pero doña Florinda le dijo que ya era hora de que se hiciese un hombre y le mando que obedeciese a la Chilindrina antes de marcharse. Obedeciendo a su madre Kiko se la metió, pero como no sabia como hacerlo, se la metió de un solo golpe, con lo que la Chilindrina chilló tanto que casi provoca un terremoto, pero Kiko no se paró y siguió con su tarea, ahora adelante y atras como cuando había visto a su madre con don Ramón. El Chavo al ver como lo hacía Kiko, se puso detrás de él y también se la metió, Kiko al sentirlo puso esa cara de gilipollas que solo el sabe poner y se pusieron a meterse de hostias, pasando de la Chilindrina como de la mierda.

En eso aparece don Ramón (todavía con signos de estar empastillado y con resaca de cojones) alertado por el chillido que había metido antes su hija, cuando vió la situación le dió un puñetazo a Kiko en todo su horrible careto, pero tuvo la mala suerte que doña Florinda vio como le metía la hostia, y como de costumbre fue corriendo maldiciendo a don Ramón y le arreó una patada en todos los cojones y le mandó un derechazo al estómago que le dejo tirado en el suelo. Doña Florinda le dijo a Kiko que se fuese y que no se arrimase a esa chusma, entonces Kiko se acercó a don Ramón el cual palidecia en el suelo y le propinó dos patadas en la cara a la vez que le berraba ¡chusma!, ¡chusma!.

Don Ramón se levantó mogollon de cabreado (los efectos de los golpes apenas los notaba debido a las pastillas de extasis que se había chumado por la noche en el puticlub) y como de costumbre le arreó un puñetazo al Chavo en toda la napia porque la culpa había sido solo suya, eso creía don Ramón. Después miró a su hija y le ordenó que se fuese para casa, lo cual ella hizo inmediatamente, no sin antes intentar defenderse, aunque sabía que no valdría para nada. En esto que aparece la bruja del 76 medio en bolas llamando cariñosamente a don Ramón, pero éste la mando a la mierda y dijo que iba a pillarle algo de coca a su camello, un tal señor Barriga, al cual ya le debía varios pagos. El señor Barriga no se la quería dar pero don Ramón le convenció diciendo que no era para él, sino para su pequeña hija enferma, el señor Barriga se conmovio y le paso un papelillo medio adulterado con sal.

Don Ramón fue a pincharse a su casa donde estaba la Chilindrina, que como castigo por lo de antes tuvo que chuparle la polla a su padre hasta que a éste le dio la gana, después la puso a cuatro patas y le metió el palo de la escoba por el culo. Chilindrina no gritaba porque sabía que si no iba a ser peor, y se contento cuando por lo menos su padre se la metió por el coño y la llevo a un orgasmo. Después don Ramón le dijo que se iba a ver a doña Florinda, que ya tenía ganas de tirarse a un coño como dios manda. Entro en casa de doña Florinda sin avisar, allí estaba ella fregando los cacharros, don Ramón se le acercó sigilosamente por la espalda y de repente le levantó el delantal y se la metió por el culo, ella dió un respingo y se puso a mover el culo sin siquiera mirar quien se la estaba metiendo. Don Ramón se corrió en menos de un minuto (siempre lo hacía asi para impedir que ella llegase al orgasmo), obligó a doña Florinda a agacharse y a chuparle la polla que hacia unos instantes estaba en el interior de su culo.





Autor: Anónimo


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno