Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2011-03-14 00:36:58
Después de tranquilizarme de la sorpresa al darme cuenta de que mi vecino estaba observándome, y unos segundos después de pensarlo, decidí darle un pequeño espectáculo.

Con los gemidos de Wendy y de mi padrastro en la otra habitación empecé a quitarme la ropa empezando con mi diadema blanca que tenia sobre la cabeza, después el suéter azul oscuro y dándole la espalda a la ventana, empecé a quitarme la blusa blanca, empezando a desabrocharme los botones de arriba hacia abajo, al terminar deje caer mi blusa al suelo para que mi vecino pudiera ver en todo su esplendor mi hermosa espalda desnuda, ya que no tenia sujetador por qué no me gusta usarlo. Me senté en la orilla de la cama para quitarme los zapatos escolares de color negro y las media calcetas blancas, me volví a parar y poniendo las dos manos en la parte de atrás de mi falda escolar  (para los que no lo sepan es una falda de color azul tableada,  oscuro con unas rayitas muy delgadas formando cuadros algo grandes) desabroche el botón y la deje caer a mis pies, y de esa forma quede solamente en mis bragas de color blanco.

Caminando contoneándome de lo mas puta, me dirija hacia mi cuarto de baño, todo esto me puso muy caliente y decidí que un buen baño de agua fría me ayudaría en calmar mi hambre de una buena verga.

Mientras que el agua fría resbalaba desde mi cabeza hasta mis pies y me quitaba mis bragas para estar totalmente desnuda, empecé a recordar cómo es que empecé a mostrarme a mi vecino.

El día que me di cuenta de que mi vecino me observaba fue una tarde de domingo no hace mucho tiempo, en esa ocasión estaba en la parte de atrás de la casa nadando en nuestra alberca, y cuando dirija a la casa de mi vecino me di cuenta que él desde una terraza me estaba observando, en ese momento pensé que eso era pasajero pero después, el correr de los días, me di cuenta que era ya algo que él hacía cada que tenia oportunidad; me di cuenta que hasta ese momento había tenido mucha suerte cuando estoy en mi cuarto porque siempre las persianas las mantengo cerradas ya que nunca sé cuándo es que mi padrastro se le antoja cogerme a su gusto y pues a veces le gusta meterme su verga en mi cama y es por eso que siempre las mantengo cerradas, pero desde que me di cuenta que mi vecino me espía, a veces abro las persianas para dejarlo ver cuando me cambio el uniforme de la escuela, o cuando es domingo y como es el día de descanso de la servidumbre y por lo regular después de cierta hora en la mañana mi padrastro sale de casa yo me doy un buen baño y después me paseo por toda mi recamara sola mente envuelta en una toalla, pero en cualquier otro día cuando se me da la gana de darme un chapuzón en la alberca, me pongo un traje de baño de acuerdo a mi edad y me meto a nadar, y cuando se que nadie de la servidumbre me esta mirando pero que mi vecino si está pendiente de todo lo que hago, a veces me masturbo, pero esto casi no lo hago ya que el solo hecho de masturbarme, no calma mi hambre de una verga, si no al contrario, solo la aumenta; una vez muy aventurada, me recosté debajo de un árbol y me masturbe en ese lugar. Los sábados muy temprano, salgo al jardín don des esta la alberca y hago un poco de ejercicio, (algo que me encanta hacer) y cuando me doy cuenta que mi vecino esta viéndome, hago unos calentamientos poniéndome en posición de perrita y estirando las piernas, eso si hago una ligera curva con mi cintura para que resalte mas mi trasero.  Esto sucede cada vez que mi vecino está en casa ya que por su trabajo igual al de su esposa, salen mucho de viaje y a mi vecino solo lo está en su casa cada mes o unos días después del mes.

Al cavo de nos minutos, no sé cuantos me di cuenta de que ni el agua fría me quitaban esa calentura así es que decidí salir a un centro comercial a dar una vuelta; cerré la llave de la regadera y tome una toalla para secar todo mi cabello, después tome otra para secar todo mi cuerpo y las dos las avente a un seto que tenía cerca.

Al abrir la puerta, inmediatamente escuche un gemido de placer de parte de mi padrastro e inmediatamente después un grito entre dolor y placer, pero un poco mas de dolor de parte de Wendy, me quede quita un par de segundo en el lumbral de la puerta escuchando eso; escuche otros gemidos mas y quejas de Wendy por que se la sacara, ¿de qué lugar? No lose pero al parecer era demasiado para ella; así es que salí del baño totalmente desnuda me detuve súper sorprendida a medio cuarto porque se me avía olvidado que mi vecino me estaba mirando así es que me quede quita, de perfil hacia la ventana.

Muy disimuladamente, mire hacia la ventana de mi vecino pero no lo encontré y un sentimiento de alivio y algo de desilusión me invadieron;  me dirija a una cómoda con un gran espejo que para verme de frente al tengo que darle la espalda a la ventana. Al estar frente a la cómoda, me recargue en ella con la mano izquierda para que con la mano derecha abrir un cajo y sacar más bragas limpias de color blanco. Pero al verme a los ojos en el espejo me quede quieta.

Recordé que algunas veces muchos hombre que me miraban en la calle llegue a escuchar que decía que tenía una carita de ángel, de inocencia pura, de niña fresa, pero sobretodo de una niña bien portada, y los que han tenido la fortuna de cogerme alguna vez me dijeron esas mismas cosas, pero después de disfrutar de mi cuerpo y hacerme gritar por sus vergas me decían que tenía una cara de puta, de una verdadera calienta camas, de una zorra sin juicio, y que siempre antes de empezar a comerme sus vergas que ponía una cara jajajaja… de hambrienta de verga y que mi actitud lo respaldaba.

Y no estaban equivocados porque gracias a lo que me paso con Rachel en la escuela, el descubrir que mi padrastro se coge a Wendy, escuchar sus gemidos de ella, el que mi vecino me estuviera espiando me puesto muy caliente y que sobre todo mi vagina pedía a gritos una jugosa verga para comer.

Sin darme cuenta mi mano derecha en lugar de dirigirse al cajón para sacar unas bragas limpias, se fue directamente a mi vagina, cuando mi dedo hiso contacto con mis labios vaginales, un escalofrió recorrió todo mi cuerpo; al meter solo la punta de mi dedo en mi vagina me dio tanto placer que mis piernas medio se doblaron, mi espalda se arqueo haciendo que mi hermoso culito se parara mas y mis senos echándolos más hacia delante, mi espalda la eche para atrás cerrando ligeramente los ojos, ligeramente mirando al techo, mi rostro se contrajo en un gestó de felicidad y mucho placer, abriendo la boca a medias para poder soltar un gemido reprimido para que nadie del otro cuarto me escuchara. En esa posición me quede unos segundos, y sin mover la cabeza me mire en el espejo y comprobé que es verdad lo que decían de mi, que normalmente tengo una carita de una súper niña buena, mimada, fresa angelical, pero que mi otro lado era de una cara de una verdadera puta.

El espejo aparte de lo evidente, me rebelo que en el fondo mi vecino me estaba mirando, ¿desde cuándo? No lo sé, pero creo que no se perdió nada; me quede quieta otros segundos más, y como si nada pasara, tome el vestido que avía escogido el día anterior y que la servidumbre avían planchado y arreglado para que yo lo usara.

Es un vestido de una sola pieza en un todo rosa, que al ponérmelo en la parte de los hombros están descubiertos, y por lógica solo me cubre los senos, es súper, pero súper ajustado am i cuerpo y de esta manera se notan fácilmente mi contorneado y bien formado cuerpo, lo que es la parte de la falda es lisa al principio y en la parte de en medio y hasta el final tiene unos pliegues al azar lo que le hace parecer un poco a mi falda escolar tableada, la falda me llega ligeramente un poquito arriba de media pierna; me cepille el cabello dejando una gran porción suelta en mi espalda y dos pequeñas porciones a cada lado de mis hombros para que no se vieran tan desnudos, me mire al espejo de lado, mi respingo, redondo y duro trasero, hacia que la falda se alzara coquetamente; de calzado me puse unas zapatillas con tacón de 8 centímetros del mismo color del vestido, en todo rosa.

De la cómoda tome un pequeñísimo bolso de mano del mismo color rosa, en él, puse mi celular y dos tarjetas de crédito, un ultimo vistazo a espejo para ver a mi vecino; salí del cuarto.

Al estar al otro lado de la puerta, los gemidos de Wendy era mucho más fuertes; muy lentamente me acerque a la puerta de la recamara de mi padrastro, empuje muy despacio, y al tener una vista de la cama donde estaban ellos, pude ver a Wendy recostada en la cama con las piernas abiertas y en medio de ellas, mi padrastro, chupando y mamando su vagina, por el movimiento de su mano cerca de su barbilla, me imagino que con alguno de sus dedos se lo estaba metiendo en su vagina o en su culo.

A mí, l acalentura ya comenzaba a desesperarme, me dio una envidia que ella estuviera disfrutando y yo aquí sin nadie cerca para cogerme.

Después de ver unos segundos más, cerré la puerta muy despacio para que no se dieran cuenta  que los estaba mirando, baje las escaleras y me dirigí a la cocina, busque uno baso limpio para tomar agua, me tarde un poco en encontrarlo ya que no estoy acostumbrada a estar en la cocina, común mente siempre hay alguien que me da esas cosas; ya al fin de a ver tomado agua, me encamine a la puerta de la casa, camine en medio del jardín del frente, y abrí la puerta principal.

Al estar al otro lado de la puerta, dirigirme a la derecha para caminar a la esquina y tomar un taxi que me llevaría al centro comercial, me di cuenta que mi vecino estaba parado en frente de su puerta, obviamente esperando a que yo pasara junto a él.

Así es que camine hacia él, lentamente; poniendo mis manos en la parte de atrás de mi cuerpo a la altura de mi cintura me recargue en un poste que está cerca de su puerta, haciendo que desde mi culo hasta mi cabeza hicieran contacto con él.

¾    Hola don Jorge, ¿Cómo está hoy?

¾    Muy bien, pero para decir la verdad algo estresado.

¾    Y ¿eso por qué?

¾    Tengo un poco más de un mes sin ver a mi esposa y no é podido divertirme.

¾    ¿divertirse? ¿Qué clase de diversión es que no puede hacerlo con otra persona?

Al hacer esta pregunta, charqui ligeramente mi pierna izquierda para que el tacón hiciera contacto con el poste; este movimiento hiso que mi minifalda se alzara mas.

¾    Como se que ya lo sabrás, un hombre tiene que divertirse con una mujer.

¾    Entiendo. Yo iba a ir al centro comercial a divertirme un rato, como el día de hoy Salir temprano de la escuela, quiero a provechar lo que queda del día, pero si usted quiere me puedo quedar un rato a hacerle compañía.

Cuando le dije eso, muy coquetamente, me mordí una uña.

¾    Claro que sí, vamos a dentro.

El abrió la puerta, y me dejo entrar primero, yo camine dos paso y escuche cerrarse la puerta a mis espaldas, seguí caminando hacia la entrada de su sala, todo ese trapo contoneaba mis caderas de un lado a otro de lo mas puta posible, moviendo el culo, para seducir al animal que tenia de tras, ya que yo savia muy bien que mi vecino no despegaba sus ojos de mi culo.

Al entrar a la sala de su casa, me senté en un amplio sofá, cruce mi pierna izquierda encima de la otra, y don Jorge, se sentó a mi derecha muy cerca de mí.

¾    ¿quieres tomar algo? ¿tequila, ron cerveza? Lo que tú quieras.

¾    Lo siento don Jorge, creo que todavía estoy muy chica para tomar alcohol.

¾    Pero si ya eres toda una mujer, hermosa, sensual.

¾    Hay gracias. Pero dígame usted, porque no busca a una amiguita con la que pueda divertirse.

¾    Tú te refieres a una amante.

¾    Si así se les llama, si.

¾    No lo hago porque tengo gustos muy exigentes.

¾    ¿y cómo debería de ser?

¾    Jajajaja… eso es fácil, en este momento me gustaría tener una amante que sea muy, pero muy joven, tierna, hermosa, que irradie inocencia, pero que al mismo tiempo sea toda una puta.

¾    Jajajaja…

Al decir eso, él se empezó a acercar cada vez más y más. Cruzo una mano por detrás de mi cuello.

¾    Me gustaría encontrar a una putilla linda, que le guste la verga, para que pueda saciarme con ella, usarla como la puta perra que es.

Y  comenzó a besarme, primero fue tierno, me mordió con sus labios mi labio inferior, pero rápidamente se convirtió ese beso tierno en un beso animal porque mi vecino comenzó a meterme su lengua dentro de mi boca a lo cual mi lengua la recibió para enredarse entre ellas.

¾    Quiero una putilla calienta vergas como tú.

Me lo decía entre beso y beso.

Con su mano derecha me tomo de la cintura y yo respondí abrasándolo del cuello con las dos manos y jalándolo para que el beso fuera más profundo. Su mano que estaba en mi cintura, comenzó a bajar hasta sobarme fuertemente mi pierna  izquierda que la tenia cruzada encima de la otra todo esto por debajo de mi minifalda.

Instintivamente, desdoble mi pierna y las separe ligeramente, a lo cual el entendió y empezó a saberme mi pierna derecha por la parte interna subiendo hasta que su dedo medio rozo con mis bragas.

Yo di un respingo al sentirlo.

¾    Mira nomas, pero estas muy húmeda Maite, si que eres una zorra jajajaja…

Yo apreté mis piernas por la rica sensación, pero don Jorge, empujo mas su mano y con unos movimientos de sus dedos, a pesar de que mis piernas apretaban su mano, logro meter un poquito menos de medio dedo dentro de mi húmeda y pequeña vagina.

Por la calentura que tenia durante todo el día solo eso fue suficiente para que todo mi cuerpo se tensara, mis piernas apretaran mas, soltara un gemido de felicidad y satisfacción, mi espalda se arqueara provocando que mis senos se sobresaltaran mas, todo esto en un orgasmo profundo.

Don Jorge aprovecho cuando mis senos se sobresalieron para besarlos y mordérmelos por encima de la ropa y entre mordisco y mordisco me decía.

¾    Que rico orgasmo putita, tu vagina esta apretando mi dedo, jajajaja… ¿no quieres ser mi amante? ¿para que pueda cogerte cuando mi mujer no este y saciarme con este rico cuerpo que tienes mamita? Sé muy bien que te gusta la verga, te veo contonearte como toda una puta.

¾    Sssssssssssss………..ssssssssssssss……………iiiiiiiiiiiiiiiii…………………ssssssssiiiiiiiiiiiiii

¾    ¿si qué?

¾    Si quiero

¾    ¿si quieres qué?

¾    Si quiero ser tu amante, para que me cojas cuando estés solo.

¾    Y te cogeré como yo quiera.

¾    Si papi. Como tú quieras usarme pero pppeeerooo…. yaaaa ya……….ccccccccc……..oooojjjj………. cojemeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Don Jorge se levanto y me tomo de un brazo haciendo que bruscamente yo también me levantara.

¾    Vamos a mi cama putilla, ahí estaremos mas cómodos.

Durante el camino él se quito los zapatos y la camisa. El abrió la puerta de su recamara, me hizo entrar a ella yo primero dándome una fuerte nalgada en mi culo. Ya estando dentro le di la espalda a la cama, el me desabrocho el vestido y lo dejo caer a mis pies, después yo misma me quiete las bragas y él se desnudo totalmente.

¾    Te vez muy rica Maite.

¾    Gracias don Jorge.

El empujándome de los senos izo que me acostara en la cama, yo me arrastre un poco para que todo mi cuerpo estuviera totalmente adentro de la cama.

Don Jorge tomo mis piernas y me las abrió y su boca directamente fue a mi vagina, al sentir su lengua hurgar en mi intimidad empecé a gemir.

¾    Haaaaaaaa……..mmmmmmmmmmmm…mmmmMMMMMmm……..aaaaaaaaa

Mi espalda se retorcía producía por el placer que es alengua me daba.

¾    Mmmmmmmmmmgggggggg haaaaaa mgggggggggaaaaaa

Mientras su lengua jugaba con mi clítoris, medio su dedo medio de su mano izquierda dentro de mi vagina, y con la otra mano me separaba una pierna, después sacaba su dedo y me lo metía en la boca, y yo ni tarda ni perezosa lo chupaba con delicia.

Volvió a meter su dedo dentro de mi vagina, y lo sacaba y lo metía.

Después se levanto y tomo su verga con una mano, se acomodo en medio de mis piernas dirigiendo su aparato a mi vagina y comenzó a empujar y a empujar.

¾    Estas muy estrecha zorrita, pero ya no eres virgen tan jovencita y ya te cogieron. ¿Quiénes disfrutan de esta apretadita vagina?

No pude responder a su respuesta porque me dolía un poco.

Después que su palo entro la cabeza, puso sus manos a cada lado de mi cabeza, y empezó a empujar lentamente, pero sin retroceder, hasta que la tuve toda adentro.

¾    haaaaaaaAAAAAAAAAaaaaaaaaaaaaa MMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMMM………….

Mi cuerpo se retorcía en la cama, en vez en cuando miraba hacia abajo y podía ver como esa vega entraba y salía de mi vagina.

Mi cabeza la movía de un lado a otro por el placer que me daba en vuelo en un poco de dolor.

Sin sacarme la verga, me ordeno que me volteara como lo que era. Como una perra. Y así lo hice. El puso sus manos a media espalda mía y comenzó su bombeo. Me di una nalgada muy fuerte.

¾    HHHHHHAAAAAAYYYYYYYYYY

Yo me alzaba en mis codos y luego me recostaba hasta que mi cabeza quedara bien en la cama. Don Jorge me dio otras dos nalgadas.

¾    HAAAAAAAAAYYYYYYYY!!!!!!!!!!!HAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUU!!!!!!!!!!1

Sus envestidas eran muy rápidas cogiéndome a su placer y antojo. De momento se detenía y me embestía dos o tres veces muy lentamente, pero la siguiente embestida, era con todo, me empujaba que pensaba que saldría volando al otro lado de la cama, estas embestidas me producían dolor.

¾    HAAAAAUUUUUUUUUUUUU ME DUELEEE!!!!!!!!!!!!!

El me daba una nalgada muy fuerte que me hacía daño.

¾    HAAAAAAAAAAAAAYYYYYYYYYY!!!!!!!!!!!!

¾    CÁLLATE PUTA!!!!!!!!!!! Te voy a coger a mi antojo.

¾    HAAAAAAAAAAAAAUUUUUUUUUUUU!!!!!!!!!!!!MMMMMMMMMMMMMMMMmmmmmmmmmmmmmmm

Dos o tres envestidas muy suaves y la siguiente me lo metía con todo; después de hacerlo unas cuatro o cinco veces, me tomo con ambas manos de mis caderas y sus embestidas fueron un frenesí.

Mi cuerpo no soporto mas y un fuerte orgasmo se apodero de mi, todo mi cuerpo se tenso, di un fuerte gemido que bien pudo confundirse con un grito, pero fue un gemido inocentemente femenino; mi vagina se convulsiono en espasmos apretando y aflojando la verga que tenia adentro. Después de unos minutos de bombeo animal, se salió repentinamente de mí, me ordeno que no me moviera y le dio vuela a la cama; el quedando parado, me tomo de el cabello y me lo peinado de forma que me lo agarraba con una mano en formando una cola de caballo. Yo seguía en mi posición de perra.

¾    Chúpamela zorra.

Con mi mano izquierda le agarre su miembro ya que con la derecha seguía en la cama para tener equilibro en mi posición de perra. Abrí la boca y directamente me la metí en ella para sacarla después; con mi mano la pajeava afuera a dentro y de es misma forma lo hacía con la boca apretando mis labios a ese hermoso palo de hombre.

Mi vecino controlaba el movimiento de mi cabeza con la mano que me tenía agarrada del cabello ya que la otra la tenía en la cintura.

Estuve tanto tiempo en esa posición chupándosela que tuve que poner las dos manos en la cama, y así solamente con la boca le daba placer a mi vecino. El controlaba mi cabeza jalándome del cabello o empujando mi cabeza con la misma mano, mientras que con la otra que la tenia puesta en la cintura en vez en cuando me daba una ligera cachetada.

Mientras que me controlaba con su mano, también movía su cadera acompañando el vaivén de mi boca en su verga. Hasta que dando un fuerte gruñido empezó a eyacular dentro de mi boca.

¾    Trágatela putilla, trágate toda.

Yo sin poder responder empecé a tragar y tragar; fueron como 4 o 5 tacos de leche de hombre los que llegaron hasta mi garganta, después de soltar toda la leche que pudo seguí empujando su cadera para que su verga entrara y saliera de mi boca hasta que quedo totalmente limpia.

¾    Ya te puedes ir a centro comercial a dar la vuelta que me dijiste hace rato, o a donde tú quieras, te veré dentro de un mes para cogerte otra vez.

Esto me dijo mientras que caminaba en dirección a su baño, miro mis bragas tiradas en el suelo y las tomo y después se metió con ellas al baño; yo me quede recostada un par de minutos en la cama, tratando de recuperar fuerzas. Escuche como abría la regadera y yo, me levante algo aturdida, me puse mi vestido, y zapatillas, me mire en el espejo que tenía en su cuarto, y me acomode mi cabello, baje las escaleras tome mi bolso que deje en el sofá, y Salir de su casa, al estar en frente de la puerta de su casa, la abrí ligeramente pera echar un vistazo a que nadie me viera salir de su casa ya que a pesar de que me gusta ser un apunta jajajaja… también me gusta guardar las apariencias.

Me quede unos segundos observando y vi salir el coche de mi padrastro de mi casa, en la parte de atrás observe a Wendy, su cabeza recargada en el respaldo del asiento trasero, como durmiendo.

Yo, salí de la casa de don Jorge, y me fui directamente a mi casa, me dirigí a mi cuarto, recorrí las persianas y me acosté a descansar.

Autor: lolitaputita1


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno