Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2005-01-11 06:20:38
De una amigable polémica entre autores de narrativa erótica respecto de la violación, me animó a utilizar algo de mi experiencia en el ejercicio del derecho
algo que indagué y estudié en mis épocas de facultad como así el estudio de casos reales para escribir el siguiente relato, que es absolutamente imaginario pero con fuertes dosis de verdad, no es un relato erótico todo lo contrario quizás demasiado fuerte pero creo que refleja la realidad de lo que es la violación, que en realidad no es sexo sino pura violencia patológica es una cuestión de poder y venganza por frustraciones por parte de los agresores, así que lector te prevengo no es excitación lo que encontraras sino asco y pena, la violación no es sexo humano es simplemente degradación, violencia, dolor y humillación es una cuestión de bestias.

I

Salieron del Pool los tres era el sábado a la madrugada, habían tomado mucho mezclado cerveza con bebidas blancas, algún que otro porro se sentían muy zafados. Eran conocidos desde la secundaria que casi habían abandonado en forma conjunta tiempo atrás, tenían ahora unos 27 años sus vidas eran un completo fracaso todos los sueños habían sido frustrados uno a uno, su vida familiar era similar con alguna variación, padre o madre violento o ausente, alcoholismo disimulado en los trabajos un desempeño mediocre o malo un jefe o jefa prepotente, en sus relaciones con el sexo opuesto también insatisfactorias. Con una terrible envidia con las clases sociales económicamente arriba de ellos, odiaban lo que era inalcanzable para ellos, al joven estudiante, al bien vestido, a la muchacha bonita y vistosa que para ellos era altanera y despreciativa, al que tenia un buen automóvil y un estilo de vida que ellos jamás irían a tener.

Su máxima diversión era salir los sábados para emborracharse, en un tiempo habían ido a bailar pero las mujeres que habían podido obtener eran las similares a ellos, las lindas, las atractivas eran inalcanzables y siempre para sus peores adversarios; los jóvenes con estudio, con dinero en el bolsillo, con auto, con futuro, habían desistido ese mundo no era para ellos les estaba vedado.

No habían tenido voluntad ni aliciente para mejorar la frustración y rabia, su evasión era el alcohol y la droga que podían conseguir, habían salido de putas pero también era insatisfactorio, era como masturbarse pagando no lograban excitarse, hasta que descubrieron otro ingrediente la violencia... Fue en una ocasión cuando lograron que una puta aceptara ir con los tres, a una casa en las afueras que tenían a su disposición prestada por un familiar de alguno de ellos, después de la discusión con la mujer que pretendía el pago anticipado, fue cuando uno de ellos le pegó un puñetazo en plena cara, lo que siguió fue un delirio de violencia de golpes y puntapiés, por último la violaron, descubrieron que eso si realmente los excitaba, la erección era fabulosa el placer indescriptible, la sangre los lamentos los gritos, la violencia los llevaba a la cumbre del goce, había sido una noche que jamás olvidarían, porque habían podido descargar toda su ira y rabia en esa prostituta, que terminó internada luego de ser abandonada por ellos a un costado de la ruta, sin mayores inconvenientes por parte de la policía y de la ley, porque lo que le sucede a una puta, no tiene mayor importancia para la sociedad civilizada.

Pero ellos habían sentido por primera vez en su vida lo que era el poder, lo que era ejercer esa potestad que da la violencia y la fuerza, en realidad no le habían pegado a la pobre puta habían golpeado a su jefe a su padre a su madre a sus enemigos, a la sociedad que los había marginado, se sintieron fuertes y potentes amos de la vida y muerte de otra persona, eso los envició quisieron mas de ello… Pero ahora, no con una simple prostituta, sino con su anhelo inalcanzable, alguna mujer que no era para ellos, con esa joven que jamás se habría fijado en ellos, que estaba reservada para los hombres que ellos odiaban, que jamás serian, que fuera la imagen de la vida que era de los otros, sus enemigos.

Lo habían hablado y planificado, mientras lo hacían, se excitaron, y sellaron su pacto, imaginando su placer en medio del horror y la violencia, luego ya a solas se masturbaron. Al llegar el día fijado, se reunieron en el pool, luego de juntar coraje con el alcohol y la droga salieron a la búsqueda de su victima.

II

Mara, sencillamente era deliciosa, con sus 18 años recién cumplidos, su cuerpo bien formado por el deporte, con sus hormonas en plena ebullición, de estatura media, delgada, cabello rubio resplandeciente, ojos verdes claros, era la luz de la vida de sus padres, única hija, mimada y consentida, motivo por el cual aún era aniñada para su edad, aún en su cama estaba el osito Poo, el peluche que compartía su sueño con Carola la caniche toy malcriada de la familia.

Colegio pago, que llevaba gran parte del presupuesto de la familia, cuyo último año cursaba, ropa de primera, un montón de sueños y fantasías, el primer “aminovio”, los primeros besos en rincones oscuros, su mamá, su papá, eran el mundo de Mara, un lugar dulce y apacible, sin problemas, pavadas que son magnificadas por la juventud y la inexperiencia.

A Mara nunca le había faltado nada, ya sea de parte de sus padres o de sus abuelos, cariño y atención, los mejores juguetes cuando nena, ya crecida, la ropa de moda, el equipo de audio, su computador, su TV, su DVD, habían sido de fácil obtención, el único inconveniente grave había sido con su padre, que se había opuesto al piersing en el ombligo, lo que le había hecho discutir con él, hasta que por fin lo convenció luego de ignorarlo durante un mes.

Mara aún no había conocido el sexo, era aún demasiado joven para ello, totalmente dependiente de sus padres, no obstante lo cual, estaba en sus primeros escarceos con él, se imaginaba vagamente haciéndolo con el amor de su vida (que aún no tenia cara), en un lugar idílico, en una playa tropical, o en una habitación lujosa, en un ambiente romántico, todo dulce y sereno, como había sido su vida hasta entonces, y que seguiría siéndolo…El ambiente en su casa, era sereno y apacible, sus padres bien avenidos entre ellos, vivían un perpetuo romance, ella veía amor en su familia, en sus amigos, en su perrita, en su vida.

III

Habían conseguido un automóvil, robándolo luego de salir del Pool, había sido fácil, uno ya lo había hecho varias veces por diversión, para luego dejarlo abandonado después de dar algunas vueltas, pero ahora tenia un fin, había un objetivo. La vieron cuando eran las 3 de la madrugada el domingo, cuando salía a la puerta del salón de fiestas, donde estaba en el cumpleaños de su mejor amiga, lo había hecho, porque el padre le había avisado por el teléfono celular, que ya estaba en camino para ir a buscarla.

Se había despedido de sus amigos, de los padres de la festejada, recogido su abrigo, y creyendo que el padre ya estaba afuera esperándola, salió a la calle, mirando de un lado a otro para ver el automóvil familiar. Lo que vio, fue un automóvil frenando en seco a su lado, luego como una bolsa le cubría el rostro, fue inmovilizada por unos fuertes brazos, alzada y arrojada al interior del automóvil cuya puerta trasera se había abierto. Trató de gritar, pero una mano apretó fuertemente su boca, le fue imposible hacerlo, se sintió sofocada, por la mano que cubría también su nariz, luego, una terrible oscuridad.

Trató de debatirse, pero sus brazos seguían fuertemente aferrados, pateo, pero sus piernas fueron también firmemente sostenidas por otros brazos, de inmediato sintió un fuerte golpe en sus costillas, le produjo un fuerte dolor, muy agudo, no podía respirar, se sintió desesperada, un miedo frío y atroz invadió todo su ser. Se sintió desvanecer, asfixiada, sintió otros golpes, en su cabeza, en su rostro, cosa rara…, pensó en su mamá y su papá, en el disgusto que iban a tener, sobre todo en el corazón de su padre, recordó a su perrita, al osito Poo, después ya no sintió nada.

Recuperó el conocimiento, cuando la llevaban arrastrándola, luego la arrojaron sobre algo blando (una cama pensó), sintió como le arrancaban la ropa, trato de resistir, pero fue en vano, la golpearon en el estomago, se quedó sin respiración. Tenia puesto un conjunto de top y pantalones, les fue fácil a los hombres arrancarlos, desgarrándolos, rompiéndolos, luego sintió que le rompían la tanga que usaba, después ya totalmente desnuda, como le sacaban la bolsa que cubría la cabeza y el rostro, vio que estaba en una habitación iluminada solo por una bombilla en el techo, totalmente desprovista de muebles, sobre una cama, cuyas sabanas estaban muy sucias. Estaba totalmente aterrada, lloraba, trató de defenderse, una lluvia de golpes en todo su cuerpo llovieron, sintió como un golpe le rompía el tabique de su nariz, trompadas y puntapiés, dolor mucho dolor.

Dejó de debatirse, los hombres dejaron de golpearla, vio como uno de los hombres la tomaba por sus pies, la obligaba a abrir sus piernas, mientras otro inmovilizaba sus brazos, el restante se sacaba sus pantalones y subía sobre ella. Trató de cerrar sus piernas, pero la fuerza del que tenia sus pies, era irresistible, sintió como se apoyaba un miembro rígido como una piedra en su sexo, como el hombre hacia fuerza para penetrarla, sintió dolor, un dolor agudo, lloraba y gritaba, pero esa cosa que tenia entre sus piernas, seguía desgarrándola, el dolor aumentaba, ya no podía resistirlo, lloraba, trato de debatirse, pero lo único que logro, es que la cosa siguiera mas y mas adentro, en su interior. Al mover la cabeza de un lado al otro, mientras gritaba de dolor, vio que la almohada estaba bañada en su sangre, que salía copiosamente de su nariz.

Sintió que esa cosa la ocupaba totalmente, el dolor, el ardor era insoportable, el hombre comenzó a moverse violentamente, bombeándola, entrando y sacando su miembro de ella, cada vez que lo hacia, le causaba profundos dolores. Sintió que eyaculaban es su interior, luego como reemplazaban los roles, con los otros que la estaban sujetando, volvió a ser penetrada, ya no se debatió, trataba de abrir mas las piernas, para evitar sentir el roce cuando era bombeada, para no sentir tanto dolor. En determinado momento, su mente se evadió de ese lugar, volvió a su vida cotidiana, segura y dulce, estaba su papá y su mamá en el momento de sentarse a la mesa para cenar, su perrita trayéndole la pelota para que la arroje, pensó que para el lunes debía completar el trabajo para literatura, y estudiar la lección de historia.

Pasaron los tres por su desgarrada vagina, luego la dieron vuelta, ella ya no se resistía, la penetraron analmente, ya no le dolía nada, no estaba, luego de algunos golpes mas, la cubrieron con lo que restaba de su vestimenta, la arrastraron hasta el automóvil y la condujeron, hasta un lugar oscuro donde la dejaron tirada a la vera de un camino.

Ya al amanecer, recuperó el conocimiento, volviendo a la inconciencia en forma intermitentemente, pudo arrastrándose, tratar de parar alguno de los automóviles que pasaban, sin resultado durante un tiempo, hasta que por fin una patrulla policial, la recogió. La internaron en un hospital cercano, en determinado momento pudo decir el número de teléfono de su casa, ya que seguía debatiéndose entre la inconciencia y la lucidez, por fin cerca de media mañana, vinieron sus padres. El estado de Mara era calamitoso, tenía aparte de su rotura de nariz, varias costillas fisuradas, hemorragia en su vagina y ano, estaba en shock. Le hicieron la prueba del SIDA, que gracias al cielo, resultó negativa.

Luego, los tramites judiciales, preguntas humillantes, idas y venidas a la fiscalía y al juzgado, después de un tiempo todo terminó.

Ya no volvió a ser la misma, no fue la niña confiada y segura, tuvo miedo durante mucho tiempo en salir sola, no toleraba la presencia de ningún hombre, salvo su papá y sus abuelos, su mente continuó evadida durante algún tiempo, hasta que poco a poco pudo seguir con su vida, con tratamiento psiquiátrico, al principio muy medicada, pudo salir un poco del infierno, nunca del todo.

Lector, esta es la verdad de la violación, no es excitante, porque no es sexo humano, es compulsión de bestias, el sexo humano es sano, gratificante, la violencia es degradante, inhumana, si existe alguien a quien pudiera excitar esto, evidentemente esta enfermo, o no es humano.







Autor: Anónimo


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno