Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2005-12-03 16:43:31
Emiliano es hijo único de un matrimonio feliz y unido, hasta hace tan solo unos meses que su padre falleció a causa de una de una enfermedad mortal; de tal manera que solo vivía con su mamá.
La madre de Emiliano es una mujer sumamente atractiva, de nombre Rebeca, tiene treinta y dos años, ella es alta con un cabello rubio y largo, unos hermosos ojos verdes y grandes, con un cuerpo sumamente encantador, unas medidas casi perfectas, de 94-60-90 aproximadamente, un par de buenas tetas bien redondas y firmes, una cintura fina, un muy buen trasero, que más de un hombre quisiera tener en sus manos y unas piernas perfectamente torneadas, debido al ejercicio, cuando caminaba por la calle arrancaba mas de un suspiro a los hombres que la observaban de una forma que molestaba a su hijo Emiliano.

Emiliano y su madre vivían en una casa un poco apartada de las demás, debido a que no soportaban el ruido de las demás personas.

Hace pocos días, con la muerte de su padre ya superada, Emiliano entro a la escuela después de unas largas vacaciones. Durante los primeros meses Emiliano empezó a ir mal en la escuela debido a que no estudiaba lo necesario. Un día Rebeca fue a la escuela de su hijo, para hablar con un profesor que lo había reprobado, era un día muy caluroso, por lo que Rebeca fue vestida con un pequeño pantaloncito de mezclilla, bastante cortito y muy apretado, que dejaba a la vista sus hermosas sus hermosas piernas y marcaba su bonito culo, arriba llegaba una blusa con un escote muy pronunciado que mostraba una buena parte de sus grandes pechos. Emiliano no podía creer al ver como su mamá venia vestida, le molestaba que los hombres la miraran con morbo, todos los estudiante le comenzaron a chiflar y a gritarle cosas que incomodaron a Emiliano, Rebeca se puso a hablar con el profesor al cual, casi se le cae la baba al mirar esas tremendas tetas. Después de terminar de hablar con el profesor Rebeca espero a que terminaran las clases de su hijo, para irse con el a casa, una hora después Emiliano salió un poco molesto debido a como venia vestida su madre, pero no le dijo nada.

Cuando venían de regreso, Emiliano no soportaba el ver como los hombres miraban a su madre, eso lo ponía de mal humor, pero esa molestia se convertiría en terror, cuando pasaron enfrente de una camioneta donde se encontraban tres tipos, eran unos vagos, que al pasar semejante mujer tan buena enfrente de ellos, comenzaron a verla de una forma que preocupo a Emiliano, la miraban con una cara llena de lujuria y morbo. Emiliano se percato que mientras uno le veía las piernas a su madre, el otro no separaba la vista de ese hermoso culo y el tercero de sus buenas tetas que se le movían al caminar, Emiliano se dio cuenta de un bulto tremendo que crecía en medio de las piernas de esos tres tipos. Esas personas eran los malandras de la colonia, no estudiaban y ni mucho menos trabajaban, se dedicaban a asaltar gente y a drogarse. Esos tres tipos eran Eduardo, Juan y Víctor, este último parecía ser el líder, era el más despiadado de todos, que al ver el cuerpazo de Rebeca, no podía esperar a cogerse una mujer así, observaba muy excitado esas torneadas piernas, su muy buen trasero y sus hermosos pechos. Se llevo la mano a su enorme bulto y comenzó a acariciarlo cosa que preocupo a Emiliano.

Al día siguiente, Emiliano después de estudiar, se regreso a su casa caminando, debido a que su mama no podría ir por el, durante el viaje iba pensando en esos tres tipos que miraban muy extraño a su mamá, al doblarla esquina se sorprendió de ver a esos tres tipos, que se dirigían hacia el, el trato de irse por otro lado, pero cuando se dio cuenta esos tres tipos ya lo habían rodeado, aprovechando que no había nadie en esa calla mas que ellos, lo llevaron a un callejón un poco oscuro, Emiliano les pregunto muy asustado:

- ¿Quiénes son ustedes?, ¿Que quieren?.

Víctor saco una navaja se la puso en el cuello y le dijo:

- El que hace las preguntas aquí soy yo, y más vale que me respondas o te mato aquí mismo. Bien ahora, ¿Quién era la mujer tan buena, que venia contigo ayer?.

- Es mi mamá - respondió Emiliano muy asustado.

- Con que tu mami, pues tiene un muy buen culo y ricas tetas, para ser tu madre, ¿Dónde y con quien viven? - pregunto Víctor gritando

Emiliano tartamudeando respondió:

- En una casa apartada del pueblo y vivimos solos mi mama y yo.

- Esto lo hace más fácil, mira niño nunca una mujer me había excitado tanto como tu madre, así que me la voy a tener que coger hoy mismo.

Víctor se bajo los pantalones y saco un pene verdaderamente monstruoso, era muy largo y grueso y le dijo a Emiliano:

- Mira chico, esta cosa le va a romper el culo a tu mami, así que dame las llaves de tu casa para entrar hoy en la noche.

Emiliano se rehusó a darle las llaves, pero Víctor le golpeo el estomago, dejándolo sin aire, acerco el cuchillo más hacia su garganta y le dijo:

- Que no entiendes dame las llaves o te mato aquí mismo. Emiliano saco las llaves de su bolsa y se las dio, Víctor las tomo y le dijo:

- Así me gusta chico, ahora vete a tu casa y mas vale que no digas nada o te mato a ti y a la puta de tu madre.

Víctor lo soltó y Emiliano se fue corriendo hacia su casa llorando, pero sabia que si decía algo ese desgraciado era capaz de matarlo a el y a su madre.

Emiliano llego a su casa muy agitado y nervioso, su mama le pregunto que si le pasaba algo, Emiliano trato de ocultar su miedo y le dijo que no. Durante la comida no comió nada y se dirigió a su habitación a pensar sobre lo que esos sujetos le harían a su mamá y no pudo evitar llorar toda la tarde.

Eran las 9:00 PM, a Emiliano le palpitaba el corazón sabia que iba a pasar algo malo, salió de la habitación y se dirigió hacia la sala, a pasar el rato, con la esperanza de que esos infelices no vinieran, Unos diez minutos después salió su mama del baño, acababa de bañarse y estaba enfundada únicamente con una pequeña toalla. Emiliano al verla, comenzó a imaginarse a esos tres tipos forzándola a tener sexo, imaginaba las manos de esos tres infelices recorriendo su hermoso cuerpo, acariciando sus piernas, apretándole las nalgas, y chapándole las tetas. Emiliano sacudió su cabeza por pensar en cosas tan terribles. Su madre le dijo que subiría a cambiarse de ropa, para dormirse. Ese día en especial era de los más calurosos, por lo que la madre de Emiliano decidió dormir vestida con una ropa interior blanca, muy chiquita compuesta por un pequeño calzoncito de hilo dental, bastante chiquito, que mostraba ese par de cachetas que tenia de culo, arriba llevaba únicamente un sujetador muy pequeño que le cubrían únicamente los pezones, dejando ver la forma de sus hermosos pechos y encima se puso una bata que le cubría hasta la cintura, era totalmente transparente.

Unos veinte minutos después, bajo a la sala para decirle a su hijo que ya se acostara, Emiliano se sorprendió de ver a su madre vestida con esa diminuta ropa, nunca la había visto así, y le dijo que por que se vestía de esa forma, que a el no le gustaba, verla así, su madre le respondió que no soportaba el calor y que además nadie la iba a ver vestida así. Emiliano quedo paralizado con esa respuesta, pero reacciono y le dijo que en un momento subiría. Afuera de la casa se encontraba Víctor y sus dos amigos, listos para cogerse a esa frondosa mujer. Se pusieron los tres un pasa montañas en la cabeza, para cubrir sus rostros, tomaron las llaves y comenzaron a abrir la puerta. Después de un rato Emiliano pensó que esos tipos no vendrían, que lo único que querían era asustarlo, así que se despreocupo y se levanto del sillón para subirse a su cuarto para dormir, apenas había puesto un pie en un escalón, escucho una voz que lo hizo estremecerse de terror, giro la cabeza y vio a esos tres tipos encapuchados, pero fáciles de reconocer para el, Emiliano les pregunto que ¿que querían?, Víctor le respondió que venían a cogerse a su mami, Emiliano llorando les suplico que por favor no lo hicieran, Víctor le propino un tremendo golpe que lo tiro al piso, y le dijo a sus dos amigos que lo ataran a una silla. Rebeca se despertó por el ruido y comenzó a llamar a su hijo, pero el no respondía, los tres maleantes comenzaron a emocionarse cuando escucharon la voz de Rebeca.

A Emiliano le dio terror de tan solo pensar, de qué harían esos malditos al ver a su mamá vestida así. Rebeca al no escuchar la respuesta de su hijo, se levanto de la cama dispuesta a bajar, mientras bajaba las escaleras, se sorprendió de ver a tres tipos encapuchados al lado de su hijo que se encontraba atado a una silla, muy asustado, y les dijo un poco temerosa:

- ¿Quiénes son ustedes? - suelten a mí hijo.

Los tres tipos quedaron completamente plasmados de ver a esa mujer vestida así y tan cerca. Rebeca al percatarse de eso trato de cubrirse los pechos con sus manos y les dijo:

- Suelten a mi hijo, llévense lo que quieran, pero no le hagan nada.

Víctor se acercó a Rebeca y con las dos manos le apretó las tetas, ella le dijo molesta, en el momento que le quitaba las manos:

- ¿Que le pasa?, no me toque.

Víctor muy molesto le propino un tremendo golpe en la cara, con el cual, ella cayo al piso, Víctor trono los dedos y el tipo que se encontraba detrás de Emiliano saco una pistola y la apunto a la cabeza de el niño, Víctor le dijo que si no se portaba generosa con el, su hijo pagaría las consecuencias. Rebeca se levanto y le dijo llorando que con ella hiciera lo que el quisiera, pero que a su hijo lo dejara en paz.

- Nos estamos entendiendo - dijo Víctor

Víctor se acercó de nueva cuenta a Rebeca, y dijo: - veamos que tenemos aquí - y con ambas manos le desgarro la bata y el sujetador, exponiendo sus grandes tetas, Rebeca quedo boquiabierta, pero no se resistió, Víctor tomo las tetas con ambas manos y comenzó a estrujarlas y pellizcarlas sin piedad, llevo su cabeza a esos gigantescos pechos y comenzó a morderlos, Rebeca no sabia que hacer, si se resistía ese loco era capaz de matarlos a ambos, después de morderle las tetas dirigió su boca hacia la de Rebeca y la beso, ella reacciono apretando los labios, Víctor le propino un tremendo bofetón y le dijo que lo besara bien, que le metiera la lengua, o acaso no le importaba la vida de su hijo, bajo a tal amenaza Rebeca acepto y lo beso como el quiso, Víctor deslizo sus manos hacia las caderas de Rebeca y luego hacia su culo, le bajo el calzoncito y comenzó a acariciarle las nalgas, y masajearle las piernas. Cuando Víctor sintió que ya tenia muy tiesa la pija, tomo de los cabellos a la mama de Emiliano y le dijo que le tendría que ensalivar toda la polla, Rebeca resignada se arrodillo y con ambas manos le desabrocho el pantalón y se lo bajo con todo y calzón, su cara se lleno de asombro de ver un pene muy largo y grueso, era tres veces mas grande comparado con el que tenia su marido, Rebeca miro a su hijo con ojos suplicantes y comenzó a meter ese monstruoso pene en su boca, lo chupo como mejor sabia, a Víctor casi se le van los ojos después de sentir tanto placer, la tomo de la nuca y comenzó a embestirle la cara, Rebeca sentía que el pene le llegaba hasta la garganta.

Los dos tipos que se encontraban detrás de Emiliano se masturbaban sin cesar sus enormes estacas de carne, al presenciar ese espectáculo, estos hombres no soportaron mas y le dijeron a Emiliano:

- Veamos que hace tu madre con dos pijas más.

Uno se acerco y se coloco al lado de Víctor y le dijo a Rebeca que ahora se la mamara a el también, Rebeca giro la cabeza, sin resistirse y pesco la polla de aquel tipo, ahora se encontraba moviendo su cabeza de un lado a otro, tratando de satisfacer a esos dos sujetos. El tercer tipo se arrodillo atrás de Rebeca, deslizo sus manos por debajo de sus brazos y palmo sus increíbles tetas que tanto lo excitaban, estrujándolas y pellizcándolas muy dolorosa y sádica mente - pero que tetas tan ricas tienes- le dijo el sujeto, Rebeca se sentía muy sucia y preocupada de que su hijo de tan solo 13 años, presenciara esos actos tan bajos y repugnantes, pensaba que se traumaría de ver a su madre siendo violada por esos tres sujetos. El tipo que estrujaba las tetas bajo una mano hacia la rajada de Rebeca y comenzó a introducir sus dedos, Rebeca solamente soltó un gemido de dolor, pero al sentir los dedos del tipo tocar y jugar con su clítoris, no pudo evitar comenzar a excitarse, ella sabia que estaba hacienda mal y se sentía culpable, ella trato de soportar, pero la sensación de placer fue muy fuerte, y se corrió contra su volunta en la mano del tipo, el cual reacciono y le dijo a sus amigos:

- Hey mirar, esta gatita tiene ganas de ser cogida, ansía sentir una pija dentro de su coñito.

Rebeca se sintió muy apenada y aterrorizada, - pues que comience la fiesta dijo Víctor-, los tres tipos se desnudaron y cargaron a Rebeca, la acostaron en la mesa del comedor, ella forcejeaba, pero dos tipos le sujetaban las manos, en el momento que le masajeaban los pechos con una mano, Víctor se coloco en medio de ella, estaba completamente desnudo, únicamente tenia puesto el pasamontañas, Víctor se escupió el pene y con una mano lo dirigió hacia la rajada de Rebeca y lo introdujo de un solo golpe haciéndola pegar un grito tremendo, Emiliano no paraba de gritar que dejaran en paz a su mami. Víctor comenzó a mover frenéticamente la cadera y le dijo a Rebeca que dijera que lo estaba gozando, ella no contesto nada y solo daba gemidos de dolor, Víctor le dijo que si no lo decía, mataría a su hijo, Rebeca comenzó a gritar lo que ese tipo quería escuchar:

- Si, lo estoy gozando, me gusta sentir tu pija en mi coño, me coges mucho mejor que cuando lo hacia mi marido.

Emiliano quedo plasmado con lo que decía su madre, Víctor tomo las caderas de Rebeca y comenzó a darle duras embestidas y hundió su pija lo mas adentro que pudo en el coñito de esta mujer. Duro así un buen rato, hasta que no soporto más y soltó toda su leche dentro del coño de Rebeca. Víctor saco la pija del coño y dijo:

- Es toda suya muchachos.

Al escuchar esto uno de los tipos se acerco a Rebeca y le dijo:

- Ya te llego tu hora, gatita.

Rebeca estaba muy asustada y con lagrima en los ojos, les suplico que por piedad la dejaran en paz, que se llevaran lo que quisieran pero que a ella y a su hijo no les hicieran nada, el tipo se acercó con la pija muy tiesa y le dijo muy irónicamente:

- No te preocupes lo vas a disfrutar.

- No, por favor no - respondió Rebeca muy asustada.

Este sujeto la obligo a girarse, ella tenia el culo muy levantado y le dijo que se preparara por que le rompería el culo, saco de la bolsa una crema, que se unto en el pene, que se encontraba completamente tieso, Tomo las esquinas de la mesa y le introdujo el pene de un solo golpe, haciéndola gritar, de mucho dolor, puesto que a ella nunca se la habían cogido por ahí, el tipo se comenzó amover muy rápido cada vez, acariciaba su cuerpo como un desesperado, los dos estaban sudando, parecía una bestia sedienta de sexo, una media hora después de duras embestidas el tipo no soporto mas y se corrió en su culo.

Rebeca estaba muy cansada y adolorida, pero aun faltaba el tercer tipo, el cual le dijo:

- Yo también te quiero romper tu bonito culo.

Rebeca no tenia nada de fuerzas el tipo se coloco detrás de Rebeca y le dijo al oído:

- No sabes cuanto tiempo espere para estos momentos.

El tipo tomo con ambas manos las tetas de Rebeca y empujo su enorme estaca de carne palpitante, dentro de su culo, la cual seguía suplicando piedad y les decía que le hacían esto a ella, el tipo le respondió que por que estaba muy buena, el tipo se la cogió por mas de una hora, hasta que se corrió en el culo de Rebeca el cual estaba bañado de semen.

Los tres tipos descansaron, y 15 minutos después cargaron a Rebeca y la llevaron a su cuarto, mientras que Emiliano lo dejaron en la sala atado a la silla, el cual les grito desesperado que adonde llevaban a su mama y que le iban a hacer. Víctor le respondió muy emocionado:

- Toda vía falta lo peor, le vamos a dar una pequeña lección.

Emiliano solo alcanzo a escuchar los gritos que pegaba su madre, el no sabia lo que le estaban haciendo. Los tipos se cogieron a la mamá de Emiliano, por todas sus vías al mismo tiempo y además la sodomizaron, era una orgía donde saciaron sus más bajos instintos y la excitación que les provoco cuando la vieron por primera vez. Emiliano, no supo cuanto tiempo se la estuvieron cogiendo, los minutos se le hacían eternos, hasta que los gritos se apagaron. Los tipos bajaron las escaleras con Rebeca cargándola, ella se encontraba inconsciente, debido a tanto dolor y cansancio. Emiliano les grito:

- ¡Que le hicieron a mi mami!.

Víctor le dijo que la hicieron gozar como nunca. La dejaron caer al piso completamente desmayada. Víctor le dijo a Emiliano que tenia una mama muy puta y que ya se iban, pero si le decía a alguien sobre quien se cogió a su madre, regresarían a matarlos a ambos, pero que antes de irse le dejarían un pequeño regalito a su madre, los tres tipos se pusieron al lado del cuerpo de la madre de Emiliano, que estaba tirado en el piso y se comenzaron a masturbar, hasta que los tres se corrieron al mismo tiempo, bañándola de semen, los tipos rieron, se vistieron y se fueron, con la promesa que pronto regresarían.




Autor: roger


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:

BUSQUEDA
Buscador



All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno