Porno Galerias Gratis Foro Contactos Gratis Videos Porno Fotos Porno Juegos Relatos Eroticos Porno Gratis SexShop Webcam Porno
   






Edad &

Crea tu perfil y conoce gente cerca de ti

ZONA PRIVADA DE MACIZORRAS




 

Webcam Porno

Webcam Porno


2007-12-01 18:01:31
Un castigo ejemplar Soy doctora de urgencias, 29 años soltera con un buen cuerpo y pelirroja natural, hace unos días recibí la llamada de mi tío, quien quería hablar conmigo de un asunto personal. Nos reunimos dos días después en su casa y me contó que su hijo mayor de 17 años ya no atendía ninguna de las reglas de la casa y cada día era más rebelde, llegaba en ocasiones borracho a la casa y hacia escándalos, incluso un día casi le pega a él su propio padre, sus dos hermanos menores de 16 y 14 años estaban siguiendo el mal ejemplo de su hermano mayor por lo que quería ponerle fin de una vez por todas a ese comportamiento.

Un castigo ejemplar

Soy doctora de urgencias, 29 años soltera con un buen cuerpo y pelirroja natural, hace unos días recibí la llamada de mi tío, quien quería hablar conmigo de un asunto personal. Nos reunimos dos días después en su casa y me contó que su hijo mayor de 17 años ya no atendía ninguna de las reglas de la casa y cada día era más rebelde, llegaba en ocasiones borracho a la casa y hacia escándalos, incluso un día casi le pega a él su propio padre, sus dos hermanos menores de 16 y 14 años estaban siguiendo el mal ejemplo de su hermano mayor por lo que quería ponerle fin de una vez por todas a ese comportamiento.

El quería darle un castigo ejemplar, un castigo que nunca lo olvidará y que a la vez sirviera de ejemplo para sus otros hijos. le pregunte que quería hacer y que tenia que ver en el asunto, me dijo que lo que quería hacerle a mi primo era castrarlo y quería que yo lo hiciera ya que era doctora, y para que no hubiera riesgos, me dijo que no podía recurrir a otro médico pues no aceptarían tal procedimiento en un joven sano.

Obviamente a mi me pareció un castigo muy drástico y me negué ha hacerlo, me parecía algo muy cruel, no acepte definitivamente, pero el me dijo que ya lo había hablado con su esposa y la decisión estaba tomada y esto lo iba a hacer como fuera, y que si yo no le ayudaba un amigo que castraba animales lo haría gustoso, inclusive por una pequeña cantidad de dinero.

Yo sabia como eran las castraciones de animales de la granja, y créanme que su amigo no tenia muy buenas condiciones de higiene, y si con los potros era cruel, no imagino que le esperaría a mi pobre primo. Después de dos semanas de tratar de persuadir a mi tío de su loca idea, y de ver que el castigo no tenia marcha atrás, decidí considerar las castración de mi primo y acepte realizarla, prefería que si ya no había otras opción, era mejor que sea castrado por un médico que por un castrador de animales (aunque confieso que debe tener mas experiencia que yo castrando machos). Se fijó la fecha para una semana, obviamente solo sabíamos lo que iba a pasar mi tío, su esposa y yo. Mi primo al cual no veía hacia como cuatro años seguía con su comportamiento y dando mas razones para lo que le iba a pasar.

Pasé toda la semana estudiando el procedimiento de como castrar a un humano leí muchos libros de la biblioteca del hospital algunos decían incluso métodos medievales de cómo hacerlo y aunque al principio no me gusto la idea, termino por gustarme la idea y estaba ansiosa por la llegada de la fecha del pequeño castigo para mi querido primo.

Para que toda saliera perfecto y nadie nos molestara no hubiera testigos se acordo parte de mi tío y mía llevar a cabo el plan en el rancho de mi tía el cual tiene un sótano que era perfecto para llevar a cabo el castigo, este rancho se encontraba aislado de cualquier población y era enorme nadie nos molestaría ahí con engaños y dado que eran vacaciones de verano toda la familia de mi tío se traslado hasta ahí para según le contarón a mis primos pasar unos días tranquilos lejos del bullicio de la ciudad. Un día antes de la fecha señalada me hablo mi tío y me dijo que había cambiado de opinión al principio me decilusiono pero luego aclaro que ya no seria uno sino sus tres hijos los debería de castrar, eso me sorprendío y alegro, no pude evitar preguntar la razón de aquella decisión, me dijo que hace dos días los tres hicieron una travesura y a consecuencia tuvo que sacrificar a una vaca muy querida para el y en castigo ahora todos tendrían el mismo destino que su hermano mayor


Por fin Llego el sábado en que se llevaría a cavo el plan, fui muy temprano al rancho de mi tío, como lo habíamos pactado, mis primos estaban en casa apenas levantándose, habían crecido mucho desde la ultima vez que nos vimos, mi primo mayor, era alto, 1.81 mt con un cuerpo atlético con musculos bien marcados y abdomen firme y trabajado, ojos azules y cabello rubio, con cara de niño aun, un muy buen espécimen humano que no sabia lo que le esperaba. Mis otro dos primos no se quedaban a tras también eran rubios con buen cuerpo pero con menos musculatura que su hermano mayor.

Al principio se sorprendieron por mi llegada pero les dije que esta rumbo a no se donde y que mi tío me había invitado a que pasara a visitarlo camino a mi destino eso hizo que no sospecharan nada, para poder controlarlos, en el desayuno les habían puesto un somnífero que habia llevado pera ese propósito, durante el desayuno me di cuenta de la conducta de los tres chicos y pude entender el por que su padre les iba aplicar semejante castigo, como a los 15 min. De empezar a desayunar los tres casi al mismo tiempo se derrumbaron sobre la mesa totalmente inconcientes de modo que fácil llevarlos al sotano uno por uno, el mas difícil fue el mayor de mis primos por su corpulencia y tamaño. A mi primo mayor le atamos firmemente los tobillos y muñecas a las patas de una gran y firme mesa de madera, a mis otros primos los amarramos a unas cruces de madera que mi dio habóa hecho en secreto a la medida para esa función, y fueron colocados al lado de la mesa para que pudieran ver el espectáculo. Y supieran lo que les esperaba.

Luego de una hora empezaron a despertar, tiempo que aproche para preparar mis instrumentos no tan quirurgícos si mas bien instrumentos de tortura y todo estaba listo, al principio preguntaban que pasaba y porque estaban atados. Mi tío les explico porque estaban ahí y reiteró con una sonrisa sarcástica que hoy aprenderían una gran lección, sobretodo el mayor. Yo ya no podía esperar estaba ansiosa por hacer mi trabajo.

Mi tío tomo un cuchillo que había llevado y empezó a romperle la ropa comenzando por la camiseta de mi primo y luego el pantalón, de mezclilla Sin ropa se le veía aun mejor cuerpo, digno de la envidia de cualquier hombre, finalmente rompió su bóxer y dejo al descubierto un gran pene y sus testículos colgaban pesadamente, pocas veces había visto bolas tan grandes.

Ya desnudo por completo y con una gran sonrisa como si lo estuviera disfrutando mí tío por fin les dio noticia, por su mal comportamiento y lo que consideraban irrespeto a sus padres y un sin fin de acciones serian castrados como a un perro al que se quiere dominar. Inmediatamente en la habitación solo se escuchaban gritos y llanto, mi primo mayor trataba de soltarse y escapar a su cruel destino al tiempo que le pedía a su padre que lo ayudara y lo perdonara, que se portaría bien a partir de entonces pero que por favor no lo castrará, todo fue en vano mi tío se dirigío a las escaleras que llevaban a la parte superior y antes de desaparecer por el pasillo me dijo dejo todo en tus manos confío en tu criterio son todos tuyos esperare arriba leyendo en periódico de hoy y desaparecío al igual que las esperanzas de mis primos para no convertirse en enucos y así empecé mi trabajo

Por Internet había encontrado una pagina de historias de castración y guiado por esta decidí que si mi primo iba a ser un eunuco ya sola con mis primos no iba a perder la oportunidad de disfrutar de aquel macho explendido que tenia a mi merced por lo menos lo dejaría disfrutar se un ultimo placer, primero debía dejar todo listo para cuando llegara el momento cumbre, así que procedí a afeitarle toda su zona genital, le afeite hasta el ultimo vello de sus huevos dejándolo como bebe recién nacido este procedimiento hizo crecer levemente su gran pene, fue entonces que me dirigí a los tres, bien primos esto va en serio, los dos pequeños lloraban y tenían cara de miedo, mientras el mayor estaba totalmente aterrado y me suplicaba que no los castrara, entonces les pregunte ¿son vírgenes? No hubo respuesta, volví a preguntar en un tono mas fuerte y mandón ¿SON VÍRGENES? El mayor dijo que si, bien dije no puedo permitir que mueras sin experimentar un poco de placer que después de hoy no volverás a sentir.

Me quite mi bata clínica, mis pantalones de mezclilla, blusa, sostén y tanguita y luego empecé a masturbar, mi primo su miembro cada vez era mas grande y llego a medir 25cm, era hermosa mi vagina ya estaba húmeda solo de pensar que pronto la tendría dentro, no lo resiste mas y me la trague toda sentía como me llegaba hasta la traquia mi cabeza subía y bajaba a lo largo de esa barra de carne, mi lengua jugaba con su glande haciéndolo gemir de placer por momentos sentía como su miembro daba espasmos señal que estaba pronto a correrse pero lo detenía apretando sus huevos con mi mano derecha con todas mis fuerzas provocándole un intenso dolor que detenía la eyaculación, esa satisfacción solo estaba permitida hasta que estuviera dentro de mi vagina, así continué durante algunos minutos, me separe un poco y me subí a la mesa me coloque en cima de el y fui bajando poco a poco hasta sentir la punta de su miembro ya con gruesas gotas de liquido preseminal de color transparente que rodaban hasta la base de su miembro completamente erecto como una barra de acero.

Tome su miembro con una mano y la conduje a la entrada de mi vagina, baje un poco mas y sentí como su glande atravesaba la entrada de mi sexo ya totalmente húmedo, entonces de un solo tirón me senté sobre aquel descomunal miembro pude sentir como sus enormes huevos rebotaron en mis nalgas por la acción del golpe, mi primo lanzo un grito de dolor y placer y yo emití un gran gemido, era la primera vez que un hombre me llenaba por completo, espere unos instante y empece con el sube baja cada que bajaba sentía los huevos del macho golpear mis nalgas y eso me excitaba aun mas cada embestida era salvaje y brutal mi pobre primo hacia esfuerzos por contener su eyaculación pero fue inútil unos minutos fue demasiado para un hombre inexperto como mi primo y se vino dentro de mi, expulsando una gran cantidad se semen, con gran fuerza sentí como que su semen se estrellaba con mi estomago eso me provoco un gran y prolongado orgasmo haciendome dar un grito de placer que retumbo en las cuatro paredes de aquel sotano, me desplome sobre el pecho de mi primo tratando de recobrar el aliento y la compostura, sus hermanos habían visto la escena y se habían excitado tenían dos grandes erecciones debajo de sus ropas que era mas que evidente, cuando me baje de la mesa apenas podía caminar las piernas me temblaban a causa del intenso orgasmo que sufriera hace apenas unos instantes. Mi primo esta cansado y satisfecho era una lastima que debía cumplir con mi tarea que me habían encomendado.

Luego de limpiarlo con una servilleta los restos de semen y fluidos vaginales que quedaban sobre sus genitales procedí a lavar su ingle con jabón quirúrgico y a colocarme guantes estiriles, cuando iba a colocar la anestesia, me acorde de lo que dijo mi tío fue rotundo que esto era un castigo y debería estar acompañado de dolor, a mi me daba igual, en ese momento yo solo pensaba ver sus bolas en una bandeja.

Había llevado para eso unas tijeras de esas para destazar pollos y eso iba usar
Ya que había decidido que también quitaría su bolsa, así que me dirigi hacia la mesa de instrumental cogí el frasco de yodo, un poco de algodón y moje con abundante yodo el algodón me dirigí a la mesa ya con las tijeras en una mano y con el algodón en la otra primero empecé a colocarle yodo alrededor del escroto en especial en la base una vez hecho esto ya estaba todo listo para cortarle los huevos de un solo tajo con las tijeras, así que le pedí a mi primo que se estubiera calmado y quieto por que si no podría cortarle la arteria perineal y se podría desangran hasta morir, de pronto mi primo empedo a agitarse y tratar de soltarse mientras gritaba "SOCORRO" y trataba de escapar a su cruel destino.

Estaba perdiendo la paciencia así que con mi mano izquierda tome sus huevos y los estire lo mas que pude eso por supuesto causo un intenso dolor y coloque las filosas tijeras en la base de escroto al sentir el frío del metal se calmo y comenzó a llorar y me suplico por ultima vez que no los hiciera ya era tarde me moría de ganas por hacerlo cuidadosamente y de un solo tajo las afiladas cuchilas cortaron esa sensible piel debajo del pene de cualquier hombre alrededor de esta, el sangrado era poco, llegue al final y la retiré, no pensé que fuera tan fácil esto, sus grandes testículos cayeron pesadamente, los gritos de mi agobiado primo se escuchaban por toda la habitación. Pero el daño ya estaba hecho así que procedí a ligar los cordones y cortarlo, les mostré los testículos desprendidos a los espectadores, mis primos menores estaban cayados, solo miraban con lágrimas en los ojos y apretaban fuertemente las piernas. ya no había nada que hacer, los días de virilidad de mi primo quedaban atrás, ahora seria como un manso buey. Las heridas fueron suturadas cuidadosamente, de mi primo solo se oían sollozos suaves,

A mis otros primos solo les rompí el pantalón les di una mamada hasta que se vinieron y de un solo tajo los castre con la ayuda de las tijeras suture las heridas y mi tarea había terminado

Cunado todo hubo terminado llame a mi tío, el vino, tomo los testículos y obligó a mi primo a besarlos como ultimo recuerdo de lo que tuvo. Todos fueron soltados, ya no tenían fuerzas para resistirse.

Luego de dar las recomendaciones a mi tío y a su esposa, volví a la semana a ver como iba, la recuperación de mis pacientes, todo iba muy bien, las heridas estaban sanas por lo que retiré las suturas, mi primo estaba cayado, en su cuarto, sumiso, lo note algo deprimido, pero después de ser castrado no esperábamos verlo feliz.

Mi tío conservó los testículos y los escrotos en alcohol y lo coloco en los cuartos de mis primos para que siempre recordara el respeto a sus padres.
Con el paso del tiempo su sumisión hacia sus padres fue total,


Yo sigo con mi trabajo y siguiendo la evolución de mis primos eunuco, al parecer mi tío esta pensando en la penectomia ya que sin testículos para que un pene, estoy pendiente de su llamada.

Autor: darkside


RECIBELOS EN TU MAIL

Recibe nuevos relatos
en tu email cada dia:


All logos and trademarks in this site are property of their respective owner. - Condiciones de uso y Aviso Legal
The comments are property of their posters, all the rest Copyright 2004-07 by me.
Todos los derechos reservados - MaciZORRAS.CoM Copyright 2004-10. Macizorras Porno